23/12/10

La fidelidad de Dios alcanza hasta las nubes


Dios es Fiel. A lo largo de este año hemos experimentado su fidelidad, su amor, su cuidado cada día y a cada momento. El salmista expresa poéticamente "tu fidelidad alcanza hasta las nubes" (Salmo 36.5).

En el salmo 71 un anónimo anciano expresa su gratitud a Dios y testifica acerca de su fidelidad, y proclama la alabanza a Dios.

El expresa en sus palabras un reconocimiento a la Roca Eterna, el Refugio permanente, nuestro socorro, libertador y salvador.

El declara "tú eres mi esperanza", (verso 5). No era su esperanza las posesiones materiales, el dinero, las relaciones sociales, los compromisos familiares. Tú, SEÑOR, eres mi esperanza.

Este devoto anciano declara que su confianza está puesta en Dios por eso es un varón bendito como así es objeto de maldición quien pone su confianza en el hombre.

El reconoce que la mano de Dios ha estado con él desde que estuvo en el vientre de su madre. El salmista David también lo declara aún cuando la ciencia no había descubierto tantas cosas que ahora sabemos. En el salmo 22 y en el 139 David testifica estas cosas tremendas.

Podemos testificar que Dios ha hecho cosas tremendas cada día, ha hecho las cosas más abundantemente de lo que podemos pedir o entender. Ha sido renovadamente creativo cada día para proveernos, al satisfacer todas nuestras necesidades.

Asimismo El desea que seamos creativos en alabarle, en publicar sus alabanzas, confiando enteramente en El y esperando lo mejor de El para el año próximo, donde también veremos su fidelidad cada día.

Nuestra boca debe publicar su alabanza. Dar a conocer a Cristo a los que aún no lo conocen, testificar, contar cuán grandes maravillas Dios ha hecho en nuestras vidas. Estaremos alegres. Nuestra boca se llenará de risa. Danzaremos, saltaremos como becerros de la manada, bailaremos, revolearemos el poncho, el pañuelo o los sombreros, gritaremos de júbilo sin necesidad que nos digan que levantemos las manos, porque será tanto el gozo que encontraremos en la obra de Dios que no podremos contenernos, (y no debemos hacerlo) sino que desbordará por todos los costados.

Gloria a Dios!!!!!

Dios ha hecho grandes cosas. A veces pensamos que -como este salmista del 71- (y no es la pensión del Chavo)Él nos mete en angustias y males, cuando vamos ahí por nuestros pecados y errores, pero gracias a su amor, misericordia y fidelidad, que sí podemos decir que nos saca de allí y que vuelve a darnos vida (verso 20) y a levantarnos.

Confiamos en Dios y esperamos en El, el completamiento de las familias en su GF (Gran Familia) que ha comprado con su sangre y redimido de toda nación, pueblo o lengua. Esperamos ver cosas que ojo no vió, esperamos oír, cosas que oído no oyó, porque esas cosas grandes, maravillosas y eternas son las que Dios ha preparado.

Qué tremendo! Qué grandeeeeeeeeeeeee! Dios mismo las ha preparado! Te das cuenta? ¡Dios las ha preparado! ¿Para quién? Para nosotros, para sus hijos. Para que caminemos, andemos, vivamos por esas promesas verdaderas, fieles, reales y contundentes del amor de Dios así como ha sido en este año 2010 y será sin lugar a duda alguna, en el año 2011, al que proclamamos "año de la Fidelidad de Dios" con todo lo que ello encierra, que Dios nos irá revelando.

¿No es motivo suficiente para gozarse? ¡Claro que sí! Deja las cosas viejas, gózate, alégrate en lo nuevo de Dios.

El que dijo caven pozos, estanques en el desierto, los llenaré de agua sin lluvia ni viento, ese Dios de milagros y maravillas que le dio la victoria a su pueblo dándole primero agua en el desierto, ese es el Dios que tenemos y a El damos Gloria.

Que tengas una Navidad feliz, en paz, plena en Jesucristo. Que termines este año agradecido al Señor, que esperes el nuevo con una sonrisa en tu rostro y abrazando a tus seres queridos, rodeados todos por la Presencia amorosa de nuestro Gran Dios Jesucristo.

EB

9/12/10

Es tiempo de buscar a Dios, es hora de volverse a El


“Buscad a Dios mientras pueda ser hallado, llamadle en tanto que está cercano…” Isaías 55.

¿Qué es buscar a Dios?
¿Se trata de una actividad religiosa?
¿Será cumplir determinada cantidad de tiempo en oración?
¿Buscar a Dios es leer la Biblia?

Sin lugar a dudas que la búsqueda de Dios incluye la oración y el estudio de la Palabra de Dios. Pero la respuesta a esta pregunta “¿Qué es buscar a Dios?” está a continuación en el mismo capítulo 55 del libro del profeta Isaías:

- Deje el impío su camino
- Deje el hombre inicuo sus pensamientos
- Vuélvase el ser humano a Dios

Buscar a Dios entonces, es arrepentirse, buscar a Dios lleva sí o sí implícita una actitud de ARREPENTIMIENTO. Es necesario determinarse a un cambio de vida. Es fundamental cambiar de dirección. No seguir el mismo camino. Bien dice la Palabra:

“Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte.” (Proverbios 14.12 y 16.25)

La persona dice voy bien, estoy disfrutando de la vida, lo cual en la jerga mundana quiere decir jarana, fiesta, baile, trasnochar, sexo fuera del orden de Dios: fornicación, adulterio, desorden, tomar alcohol, mezclar bebidas, juego, casino, velocidad, etc., y así, la persona, de continuar en esa actitud, en esa conducta, la veremos luego en el cementerio. Jóvenes ven truncadas sus vidas en accidentes automovilísticos en la madrugada, ebrios conducen a toda velocidad por las calles de la ciudad. Mujeres adolescentes embarazadas cuando ni aún conocen cómo funciona su propio cuerpo y no están preparadas, no están maduras para una relación estable y duradera y menos para criar y educar hijos.

Es que “la paga del pecado es muerte…” (Romanos 6.23).

Podríamos hablar de buscar a Dios temprano: “temprano yo te buscaré”; “madrugaré a buscarte”, como dicen el salmista y el profeta, o como asegura el rey Salomón: “Me hallan los que temprano me buscan”. (Sal. 63.1, Pr. 8.17, Is.26.9).

Pero buscar a Dios por más que madruguemos, no sirve si no hay arrepentimiento.
Sea temprano, de madrugada, a la tarde o a la noche: ¡Es hora de buscar a Dios! Y de buscarlo con una actitud de verdadero arrepentimiento.
Pareciera que hay gente que desea venir a la Iglesia, que desea ser bendecida por Dios, pero cuando se le habla de Arrepentimiento, abre grande los ojos y dice: “lo voy a pensar…” (el necio es sabio en su propia opinión).

ARREPENTIMIENTO es una palabra que no existe, no se usa en el vocabulario común y corriente. Los que mataron a miles de personas en la guerra sucia de las décadas del 70 y el 80 dicen “No me arrepiento…” y “lo volvería a hacer”.

Pero la poderosa Palabra de Dios dice: “Arrepiéntanse y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo, para perdón de los pecados; y recibirán el don del Espíritu Santo.” (Hechos 2.38).

Arrepentimiento significa que debe haber pesar en tu corazón por lo que has hecho contra Dios, por lo que has hecho contra otras personas; pesar, dolor, tristeza por el pecado, una tristeza que no es para muerte sino para vida. Todo lo que ofende a Dios es pecado.
Arrepentimiento es cambiar de dirección. Sin Cristo, la persona va en dirección al abismo, su fin es muerte.

Es necesario cambiar de dirección y que tus pies se dirijan en dirección a la vida, a la vida eterna. ¡Jesús es vida! ¡Jesús es el camino! (Juan 14.6).
Volverse a Dios.

El hombre o la mujer que anda por la vida sin Cristo, sin Dios y sin esperanza, conforme a sus propios pensamientos, de acuerdo a su particular manera de pensar, de enfocar la vida, es una persona que ha dado la espalda a Dios, por eso la Palabra de Dios hoy le dice: “Vuélvase a Jehová”.

Cambie de dirección.

¿Qué promete Dios para el arrepentido?
- “Tendrá de él misericordia
- “Será amplio en perdonar”
Isaías 1.16-18

Las montañas se pueden cambiar de lugar pero la misericordia de Dios se mantendrá firme. (Isaías 54.10).

Dios es bueno. (Sal. 25.8;100.5; Lm. 3.25; Neh. 1.7).
Dios es AMOR (1ª. Jn 4.8,16)
Dios es generoso (Is. 55.7b-NVI)
Dios es misericordioso (Dt. 4.31,2ª Cr. 3.9; Jn3.12)
La sangre de Jesucristo nos limpia de todo pecado (1ª Jn.1.7)
La sangre de Cristo nos redime (Ef. 1.7)
Nos lavó Jesucristo con su sangre (Ap.1.5 y 5.9)

EB

28/11/10

Dios quiere bendecirte y prosperarte

Palabra basada en Deuteronomio Capítulo 10 desde el versículo 12 al primer versículo del capítulo 11.

v.12: Deuteronomio 5.33: “Andad en todo el camino que Jehová vuestro Dios os ha mandado, para que viváis y os vaya bien, y tengáis largos días en la tierra que habéis de poseer.”
Dios en verdad desea prosperarte, darte muchos días de vida, y una vida abundante, una vida con propósito, una vida próspera, pero próspera a la manera de Dios, de acuerdo a sus preceptos y estatutos, de acuerdo a lo que El ha preparado para tu vida. Sólo demanda que lo ames.

Deuteronomio 6.5: “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.”

En cierta ocasión preguntaron a Jesús cuál era el mandamiento más importante y Jesús dijo: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende la ley y los profetas.” (Mateo 22.37-40).

Miqueas 6.8: “Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.”

No es un dios cualquiera el que habla, ES DIOS, EL GRAN YO SOY. Dueño de los cielos y los cielos de los cielos, la tierra y todas las cosas que hay en ella. Es Dios quien declara a su pueblo como “especial tesoro”, si su pueblo le presta oído a su voz y guarda su pacto, y dice “porque mía es toda la tierra”. (Exodo 19.5).
v.15: “y por cuanto él amó a tus padres, escogió a su descendencia después de ellos y te sacó de Egipto con su presencia y con su gran poder.” (Deuteronomio 4.37).

v.17. JEHOVA DIOS: Dios de dioses/Señor de señores/Dios grande/Poderoso/Temible/No hace acepción de personas, (no actúa con parcialidad)/No toma cohecho (no acepta sobornos, Dios no puede ser burlado, lo que el hombre siembre eso segará, siembra para la carne cosechará muerte, siembra para el espíritu, cosechará vida, y vida eterna)/Hace justicia al huérfano y a la viuda/Ama al extranjero y le da pan y vestido. (Romanos 8.6; 6.20-23;Gálatas 6.7-8).

v.20: Indica una íntima relación con Dios, una relación personal, un vínculo estrecho como el del marido y la mujer. Jeremías 3.14: “Convertíos, hijos rebeldes, dice Jehová; porque yo soy vuestro esposo…”

EL ES EL OBJETO DE TU ALABANZA Y EL ES TU DIOS.
V.16.Un corazón incircunciso es uno que está cerrado a Dios, que no ha comprometido su lealtad al Señor. Si la persona separa-saca-corta-extirpa de su corazón aquello que lo aparta de Dios, entonces el corazón se dejará guiar por la Palabra divina. Sin la circuncisión del corazón no puede haber verdadera reverencia o amor a Dios. Es necesaria una verdadera conversión, un cambio no en las formas externas, sino en lo interno, en tu esencia, en tu carácter, en los rasgos de tu personalidad que no glorifican a Dios.

¿Qué puede estar apartándote de la comunión íntima con Dios?
¿Qué es necesario extirpar de tu corazón para tener una lealtad completa con Dios?
¿La amistad con el mundo te aparta de Dios?
¿La amistad con alguien que no es cristiano puede estar apartándote de Dios y ser una mala influencia para tu vida?
¿El amor al dinero o las posesiones te aparta de Dios?
¿Qué impide un corazón circunciso, un corazón limpio, abierto para Dios?
Es necesario extirpar HOY de tu corazón aquello que produce un corazón dividido, un corazón infiel a Dios.
Dios no quiere una entrega a medias, Dios demanda un compromiso, una entrega absoluta, y quiere bendecirte grandemente y prosperarte.

EB

21/11/10

Mayor atención y cuidado a la Palabra de Dios

Palabra basada en Hebreos capítulo 1 hasta capítulo 2, versículos 1 al 4.


Dios habló a los profetas, y a través de los profetas. Dios habló de muchas maneras. Desde una zarza que ardía y no se consumía, a Moisés, a través de sueños a José y a Daniel, en visiones en el caso del profeta Ezequiel, a través de ángeles al sacerdote Zacarías, y directamente a través de la Palabra allá en el principio, en Génesis cuando había hablado a Abraham.

El escritor de Hebreos dice que en estos postreros días, directamente nos ha hablado por el Hijo. El apóstol Juan declara: “EN EL PRINCIPIO ERA EL VERBO, Y EL VERBO ERA CON DIOS, Y EL VERBO ERA DIOS. ESTE ERA EN EL PRINCIPIO CON DIOS. TODAS LAS COSAS POR EL FUERON HECHAS, Y SIN EL NADA DE LO QUE HA SIDO HECHO, FUE HECHO.” (Juan 1.1-3).

Jesús mismo es la Palabra encarnada, El ES la Palabra, y como Hijo es el Heredero DE TODO, la causa por la que fue hecho el Universo entero, es Jesucristo.
De El declara el escritor sagrado:

1) Es el Heredero de todo,
2) Por quien Dios hizo el Universo,
3) Es el resplandor de la Gloria de Dios,
4) Es la imagen misma de Dios,
5) Es quien sustenta todo con su palabra poderosa,
6) Es quien con su sacrificio en la cruz lavó nuestros pecados
7) Es quien está sentado a la derecha del trono de Dios.

Cristo es superior a los ángeles porque es el eterno Hijo de Dios glorificado y exaltado.

Los ángeles son espíritus ministradores, están al servicio de Dios y de la Iglesia, son criaturas, es decir, han sido creados. Dios ES DESDE LA ETERNIDAD Y HASTA LA ETERNIDAD. Y reina eternamente y para siempre. Los ángeles son destacados como ministros de Dios pero son tan dependientes y perecederos como las fuerzas de la naturaleza: vientos, espíritus.

Dios es el creador de los cielos y de la tierra, inmutable, nunca cambia. Los ángeles sirven, Cristo reina.

Por eso es necesario que pongamos mayor atención, más diligencia, más dedicación, devoción, entusiasmo, y sobre todo obediencia a la Palabra de Dios, no sea que nos deslicemos como un barco que en medio de la tormenta tienen que tirar el ancla y lo ha perdido. El rumbo de ese barco y su destino final es incierto y muy probable el desastre total.

Esteban dijo a sus oyentes y en pocos minutos sus asesinos: Ustedes recibieron la ley por disposición de ángeles y no la obedecieron. (Hechos 7.53).
Sabemos que el que violaba la ley de Moisés, por el testimonio de dos o tres testigos moría irremisiblemente…

La desobediencia a una revelación transmitida por los ángeles era severamente castigada. La indiferencia ante la salvación traída por Jesucristo recibe un castigo mayor.

La grandeza de la salvación se confirma por tres hechos:

1) Fue anunciada por el Señor
2) Confirmada por los apóstoles
3) Testificada por el ministerio del Espíritu Santo a través de milagros, prodigios, maravillas señales y el repartimiento de dones a su Iglesia.

Este es un tiempo de gracia pero también es un tiempo de apostasía, debemos prestar cuidado, mayor atención a la Palabra y eso se traduce en una mayor devoción, en una mayor consagración y obediencia sin dudar a la Palabra de Dios.

La devoción significa concentrarse en un esfuerzo particular, un propósito o causa. Aquel que se consagra a Jesús, reconoce su humana propensión al desaliento y procura superarla.

La Escritura moldea su manera de pensar, le inspira a la oración, a esperar en el Señor y a invertir tiempo en la alabanza y la acción de gracias.

Prestále atención a la Palabra de Dios y a tu relación con Jesús.
Dejá que Jesús y su Palabra sean el fundamento y sostén de tus pensamientos.

Celebra diariamente que has ganado el acceso a Dios gracias a la sangre derramada de Jesucristo.

Acercáte cada vez más a Dios con un corazón y una fe sin manchas.
Reúnete a menudo con la gente de Dios para alentarla e instarla a la justicia.
Busca a Dios diligentemente. Cree que El te recompensará por ello.

Practica la alabanza paciente y persistentemente.

EB

14/11/10

Poder divino para destruir fortalezas satánicas

Prédica basada en 2º Corintios 10:3-5:

"Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,"

Somos personas de carne y hueso que vivimos en medio de las realidades del mundo actual, sin embargo, no militamos según la carne, no libramos las batallas según el criterio del mundo. El mundo pasa, y sus deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. (1º Juan 2.17).

Vivimos en el mundo pero no somos del mundo. Dios te sacó de Egipto, de la esclavitud al pecado, a la idolatría. Ahora tenés una herencia que no se mancha ni se marchita, que está reservada en los cielos para cada uno de los hijos de Dios. Frente a esta rica herencia, lo que el mundo te puede ofrecer es de una pobreza y miseria espiritual tal, que lleva a la muerte, y no se puede comparar con la Gloria que Dios tiene para los suyos.

El mundo intentará seducirte para hacerte regresar a Egipto. La mujer de Lot volvió su mirada a Sodoma y quedó hecha polvo, fue alcanzada por el fuego del juicio de Dios.

Si depositas de verdad tus sentimientos en Dios, los deseos de la carne no serán un problema en tu vida, y podrás vencer todas las tentaciones.

Las armas con las que luchamos no son del mundo sino que tienen el poder divino para destruir fortalezas. No luchamos contra hombres ni mujeres, libramos una lucha espiritual, contra los ejércitos de maldad.

Una de estas armas es la espada más cortante que si fuera de doble filo: la Palabra de Dios. (Hebreos 4.12). Otra es la oración. La oración abre las cárceles, la oración sana al enfermo, la oración cambia gobiernos, la oración trae avivamiento, la oración es poder de Dios, es guerra, clamor, unción y es acción.

Somos soldados de Jesucristo. Militamos la buena milicia, firmes en la fe, una fe fundada no en la sabiduría humana, sino en el poder de Dios.

La Palabra de Dios es una fuerza poderosa y dinámica a través de la cual Dios realiza su propósito. Para arrancar, arruinar o destruir, derribar, edificar y plantar. (Jeremías 1.10). Dios dice acerca de su Palabra, de la que sale de su boca, "no volverá a mí vacía, hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié." (Isaías 55.11). ¡Dios apresura su Palabra para ponerla por obra!

Con la Palabra de Dios, viva y eficaz, derribamos, volteamos el orgullo, la soberbia humana y a la vez de origen diabólico, que son muros terribles que se oponen al conocimiento de Cristo. El orgullo levanta en la mente de la persona barreras de concreto que resisten al Espíritu Santo, que se oponen a la voluntad de Dios.

El mundo, la cultura del mundo, la sabiduría carnal, animal, diabólica se oponen al conocimiento de Cristo. Se libra una batalla en la mente con la Palabra, contra las ideas y actitudes arrogantes, contra la altivez. Dios destruye la sabiduría de los sabios y desecha el entendimiento de los entendidos. Por eso, nadie se considere sabio en su propia opinión.

Hay un antagonismo entre la sabiduría de este mundo y la sabiduría de Dios. Dios obra más sabiamente y de manera mucho más poderosa por vías directamente opuestas a las expectativas humanas: un niño naciendo en un establo, en un corral..., el hijo de Dios colgando en una cruz..., el Dios hecho hombre..., un Rey, pero no de este mundo, Rey Eterno, Admirable es su nombre, Señor de señores y Rey de reyes.

El mundo no puede conocer a Dios a través de su propia sabiduría (1º Corintios 1), por eso agradó a Dios salvarnos por la locura de la predicación. Mientras unos pedían señales, otros buscaban sabiduría, filosofando todo el día entre las columnas de mármol de los palacios griegos, (algunos de ellos pederastas, que si hoy vivieran entre nosotros estarían en la cárcel), "pero nosotros", dice Pablo, predicamos a Cristo, y a Cristo crucificado, para los judíos un tropiezo, para las razas del mundo una locura, pero para los llamados sean del pueblo que fueren, Cristo es poder de Dios y sabiduría de Dios.

Por eso no nos avergonzamos del evangelio porque es PODER de Dios PARA SALVACIÓN para todo el que cree. (Romanos 1.16).

Por eso, es necesario y fundamental oír la Palabra de Dios, y oír con fe; obedecerla, anunciarla, predicarla llevando cautivos, sujetos, todos tus pensamiento A LA OBEDIENCIA A CRISTO. Debemos escuchar atentamente, oír con sumisión, asentimiento y acuerdo. Tenés que enfrentar cualquier pensamiento carnal que asalte tu mente, con resolución, con decisión, con la Palabra de Dios.

Consejo práctico: memoriza la Escritura y medita en ella como si fuera un acto de disciplina militar. Toma prisionero -en tu mente- cualquier pensamiento hostil, contrario a Dios y deséchalo para siempre. No permitas que el enemigo controle tu mente, deja que el Espíritu Santo la controle, aliméntala con la Palabra de Dios.

EB

7/11/10

Obediencia

En la segunda carta a su discípulo Timoteo, el apóstol Pablo le advierte acerca de las características de los hombres en los “últimos tiempos”; “tiempos peligrosos”: hombres “desobedientes a los padres…”.

En Mateo capítulo 26 versículos 36 al 46, se nos narra que Jesucristo oró tres veces al Padre para no ir a la cruz, pero inmediatamente, le expresó a Dios, “no se haga mi voluntad, sino la tuya…”

Entonces el autor desconocido de Hebreos, pero sin dudas inspirado por el Espíritu Santo, nos dice que Cristo por lo que padeció aprendió la obediencia: Hebreos capítulo 5 versículos 7 al 9. ¡Cristo “aprendió” a obedecer! Cristo ejemplo de obediencia.

Efesios capítulo 6 versículos 1 al 9, manda entre otras cosas: “Hijos, obedezcan a sus padres”. ¿Por qué debemos obedecer? Porque esto es justo y porque es el primer mandamiento con promesa: te irá bien, y tendrás una larga vida. A los desobedientes les va mal, a veces los linyeras y los que viven debajo de las autopistas o duermen donde los encuentra la noche y comen basura, no siempre, pero a veces, frecuentemente son personas que han sido desobedientes y rebeldes. Les va mal. Otros desobedientes mueren jóvenes.

Los padres son impelidos a obedecer a Dios para criar a los hijos sin exasperarlos pero en amonestación y disciplina del Señor. ¿Quién estableció o qué ley manda que los jóvenes deben salir los fines de semana?, (entiéndase por “salir”, salir de noche). ¿Dónde se manda que tienen que salir a bailar “porque son jóvenes y deben divertirse” lo cual generalmente incluye alcohol, peleas, sexo fuera de la voluntad de Dios, drogas, robos, etc.?

Encuentro en la Biblia la vara de la disciplina, la “escobadura” por ejemplo. ¡Gracias papá! ¡Gracias mamá! ¡Gracias Señor por la escobadura! Con el tallo se disciplina, con las hojas se hace un rico té…

Encontramos padres que cobijan a sus hijos de 18 o aún de 20 o más años de edad, bajo su techo. En algunos casos chicos que ni siquiera se reponsabilizan de sus bombachas o calzoncillos. Que se levantan a la mañana exigiendo sus derechos y poco dispuestos a cumplir con sus obligaciones. ¿Obligaciones? Sí, obligaciones…responsabilidades, disciplina.

Si tu hijo o hija vive bajo tu techo deberá ser criado de acuerdo a Efesios 6, si se rebela y se vuelca a la indisciplina el amor firme incluye la vara y aunque es desagradable castigar a un chico grande, reconozco que es un caso extremo pero si el hijo o la hija no entiende por las buenas, a causa del dolor entenderá porque padre que ama es el que castiga (Proverbios 3.12; 19.18; 23.14) y libra a su hijo de la muerte.

No encuentro en la Biblia límite de edad para el castigo con vara, a las edades que mencionamos denota un cierto fracaso en la educación paterna. Padre o madre que no obedece las indicaciones del Manual condena al fracaso a las futuras generaciones lo que puede incluir la muerte prematura de acuerdo a los dichos sabios de Salomón.
Empleados a obedecer a sus jefes, empleados cristianos con jefes cristianos no aprovecharse de esta situación, servir a la empresa o institución como sirviendo a Cristo.

Por último, encontramos este mandamiento: “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos, porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta, para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso”, está en Hebreos capítulo 13 de Hebreos, en el versículo 17, y en el versículo 7 nos estimula a mirar la conducta, el estilo de vida de quienes nos han dado la Palabra, nos ministran, nos pastorean, a imitar su estilo de vida, a obedecer sus enseñanzas.
En la primer carta de Pedro, en el saludo, capítulo 1 versículo 2, dice que hemos sido elegidos para obedecer a Jesucristo y ser redimidos por su sangre. Elegidos para obedecer.

En Hechos capítulo 5 versículo 32 leemos: “Nosotros somos testigos de estos acontecimientos, y también lo es el Espíritu Santo que Dios ha dado a quienes le obedecen”.

Estamos esperando y orando por un derramamiento del bautismo del Espíritu Santo. Aquí hay una clave, la obediencia. El Padre da ese bautismo a quienes le obedecen, no lo pueden esperar los rebeldes ni los desobedientes.

Pasos hacia una obediencia fiel

La fe cree en lo que dice Dios y actúa de acuerdo con su Palabra. La fe permite entrar al descanso que Dios ha prometido para todo su pueblo. Reconoce la completa obra de salvación, al mismo tiempo que obedece toda instrucción que viene de Dios.
No permitas que la rebeldía endurezca tu corazón.

Dedica todo tu corazón a obedecer a Dios y su Palabra. Confía que El hará todo lo que te ha prometido. Acepta ser corregido por la Palabra de Dios.
Obedece a los pastores, reconoce y coopera con el pastorado para que su trabajo sea más llevadero y en la Iglesia exista un clima de alegría y gozo.

(Se ha utilizado la NVI y Reina Valera 1960).

EB

21/10/10

El fútbol y la ley de matrimonios del mismo sexo

Por Dante Gebel

Los argentinos siempre nos creemos los ganadores morales de todos los campeonatos. Si salimos subcampeones, nos robaron la final. Si volvemos suspendidos del mundial por un análisis positivo a nuestro jugador estrella, seguramente nos la tenían jurada y la mafia del fútbol no permitió que nos llevemos la copa. Si nos gana Alemania en buena ley, ya sea porque son mejores jugando (o porque en definitiva el fútbol no es más ni menos que un deporte donde a veces se gana y a veces se pierde), merecíamos ganar pero el pulpo alemán nos vaticinó en contra.

Digo esto a propósito de la aprobación de la ley de matrimonio igualitario en la Argentina, donde a partir de ahora los homosexuales pueden casarse y tener el derecho de adoptar. Sobre esto, pienso lo que obviamente debemos pensar los hombres de Dios: es una clara aberración, un retroceso (aunque los periodistas que la van de “progres” tienen el doble discurso hipócrita de llamarlo “avance de un país democrático” pero la mayoría rompería en llanto si su propio hijo le confesara su homosexualidad), y estoy convencido que como cristianos hemos perdido una batalla en el marco legal; pero que quede claro: como evangelista y Pastor (y el hecho que esté a miles de kilómetros no me hace menos argentino) siento la bronca que tenemos todos los cristianos que defendemos la integridad y los valores morales.

Pero el punto al que quiero llegar, es el tratar de responder los cientos de correos que me han llegado en estas semanas, todos en el tenor de: “Y dónde está Dios en Argentina?”, “Por qué el enemigo nos ganó esta batalla?”, “Qué pasó que nos doblaron el brazo?” y algunos otros que ya se animan a llamar a Argentina como “La nueva Sodoma” y los mas apocalípticos a los que esta nueva ley les confirma que “Efectivamente el mundo se destruirá en el 2012”.

Sin quitarle la seriedad que se merece el tema, no podemos ser tan dogmáticos en estos casos y caer en el mismo error de los mundiales: “Somos los campeones morales y nos robaron la copa”. En primer lugar, por nuestra salud mental tenemos que reconocer que no somos los tapones del océano, ni el país exportador del avivamiento, ni la nación que tantas veces Dios le entregaba ciudades a los pastores de Capital Federal por un profeta foráneo, que en ocasiones motivado por una buena ofrenda, repartía naciones al mejor postor. Somos una nación latinoamericana, como tantas otras, golpeada por una falta de relevo en los lugares estratégicos. Si no preparamos a las nuevas generaciones para que sean políticos, senadores, legisladores y gobernadores, seguiremos recibiendo estas bofetadas en lo más profundo del alma, como ya la han recibido nuestra querida Venezuela, Colombia, El Salvador, Honduras, solo por mencionar algunos claros ejemplos.

Un muchacho me preguntaba a mi hace unos días: “¿En dónde estabas Dante mientras se debatía esta ley?”, ¿cómo en dónde? Haciendo lo que fui llamado a hacer desde hace veinte años: predicar, alentar a las nuevas generaciones a que estudien, se capaciten y estén donde deben estar, porque estas batallas no se ganan protestando en la plaza (aún con las mejores intenciones) sino siendo mayoría en el interior del recinto, y eso lleva años de concientización y responsabilidad.

Pero hay que dejar de mentirles a nuestros jóvenes. Una mayoría de líderes les siguen diciendo que anhelen el manto apostólico, la unción profética, que tomen las naciones, que trastornen las comunidades, pero a la práctica no le dicen cómo y todo queda reducido en el mismo círculo: Otro eterno y repetitivo congreso apostólico titulado “Tomando las naciones” con un montón de pibes que lo único que quieren es tocar la música, grabar un disco, cantar algún día en EXPOLIT jugando al estreno mundial y vivir del evangelio.

Todos algún día, cuando tuvimos veinte años (y la inmadurez era algo que solo se nos iba a curar con el tiempo) enarbolamos frases como “Estamos haciendo historia”, “Cambiemos el rumbo de la Argentina” y frases similares. Pero hay un momento en que tenemos que ponernos serios y madurar.

La historia de un país no cambia porque alguno de nosotros hagamos una gran cruzada de vez en cuando, alguien más haga un recital a beneficio en la plaza y algún otro haga hip hop en las calles. Como la mayoría, yo no tengo mayor inconveniente con que saquen una gacetilla de prensa diciendo: “Cambiamos el rumbo de la Argentina y estamos transformado el mundo entero desde nuestro ministerio”; lo realmente grave es si ellos mismos se terminan creyendo eso que escriben. Porque en ese caso, más que grave es patético.

Por TELEFE internacional celebré al ver al Licenciado Gastón Bruno (Vicepresidente de Relaciones Externas de ACIERA) debatir sobre esta controvertida ley y me quedé boquiabierto con su manera tan acertada, estudiada y contundente de poner en claro nuestra posición. A tal punto que en más de una ocasión, los conductores Montero y Lozano fueron puestos en ridículo y no sabían cómo retrucarles las tan acertadas respuestas de nuestro representante. Como vieron que tenían a un tipo pensante e inteligente en la mesa, decidieron decirle: “Se nos termina el tiempo, ya dijiste lo que querías” y mandaron el corte. Estoy seguro que si en su lugar hubiese estado Guido Suller o cualquier otro mediático defendiendo la ley, se hubiera quedado todo el programa; pero cuando vieron que no podían acorralarlo fácilmente, lo sacaron del aire.

Pero lamentablemente el hombre es casi la excepción a la regla en nuestras filas. Cuando las cámaras salían a buscar opiniones entre los manifestantes en contra de la ley, la mayoría de las respuestas estaban en el tenor de: “Estoy en contra porque…lo dice la Biblia!”, y cuando el periodista repreguntaba: “Y los que no creemos en la Biblia?”, de inmediato el entrevistado quedaba sin palabras o lo que es peor, gritaba un desaforado: “Es que la homosexualidad es un demonio!” o “Los gays están enfermos y en tinieblas!”, todas declaraciones que en el contexto de nuestras iglesias, las aplaudimos mientras tocamos música de fondo y rematamos con un: “Cuántos lo creen?, Digan Amén!”. Pero ante una cámara y millones de espectadores, son frases poco felices, que descontextualizadas merecerán un bigotito nazi en la post producción y comentarios mordaces o de repudio de regreso al estudio.

En resumen, ¿tenemos la verdad? Claro que sí, siempre mantengo que aunque la Biblia suene pacata, siempre será la verdad absoluta e indiscutible. Pero no hemos aprendido a comunicar nuestra verdad en un contexto de la vida real. Y cuando nos topamos con gente intelectualmente mejor preparada, que además está empapada de leyes, solo nos quedamos con el viejo: “Te reprendo!”, que en ocasiones es la falta de argumentos para poder debatir con altura, seriedad y consecuencia.

Los cristianos hemos sido puesto una vez más en ridículo y mi oración es que Dios quiera que hayamos aprendido la lección: muchachos, hay que capacitarse. Menos Facebook, menos “adoradores de la adoración” y más capacitación y estudio. No compren la idea que acá también nos robaron el campeonato; perdimos por goleada porque hubo gente más preparada del otro lado. No se gana un partido reprendiendo el “espíritu del pulpo Paul”, tampoco se ganan estas batallas solo con la oración, porque la fe sin obras es muerta. Aunque frente al Congreso habrían llegado un millón de cristianos (en el hipotético e improbable caso que se unieran nuestros queridos pastores argentinos) el resultado hubiese sido el mismo, porque a la hora de votar, solo importaban los que estaban dentro apretando el botoncito.

ACIERA y otras instituciones han hecho un trabajo descomunal, digno de felicitar y alentar, pero hace falta mucho más que la fuerza institucional emitiendo comunicados y luchando a brazo partido contra los molinos de viento.

Ahora la pregunta recurrente es: “¿Y dónde está la Iglesia?”; pero yo me hago esa misma pregunta desde hace años mientras miro a la distancia la televisión mas prostibularia de todo el continente, y me atrevo a decir de casi todo el mundo. ¿Dónde está la Iglesia que ha permitido un reinado feudal por más de 20 años del señor Tinelli, rebajando a la mujer, exaltando la prostitución, el insulto y lo más decadente del ser humano?. ¿Dónde están los jóvenes que debían prepararse para ser conductores, productores, dueños de canales de televisión?

Ya sé, no me lo digan. “A Tinelli nadie lo mira”, pero por arte de magia hace más de treinta puntos de rating. Tenemos que hacernos cargo, a Menem tampoco nadie lo votó y se llevó dos presidencias seguidas.

Y no me vengan con que “el diablo tiene los medios”. Los medios están como la política: en manos de los que estudiaron y trabajaron para estar ahí. No creo que Dios pueda poner frente o detrás de la pantalla a un muchacho que escucha música todo el día y ora por las noches que Dios le entregue la ciudad.

Insisto: hace falta un poco más que darle siete vueltas al Congreso o rociar la ciudad con aceite desde un helicóptero. Hace falta estar donde se cocinan las decisiones fundamentales de la sociedad y para estar ahí, hay que orar mucho (eso no está en discusión) y estudiar. Ya sea en el Senado, el Congreso o la televisión, que por cierto esta última marca el ritmo de un país mediatizado como Argentina.

Es lógico que las declaraciones de Pepe Cibrián tengan una repercusión mayor, porque el hombre habla de política y de leyes, pero parado desde el arte. Osvaldo Bazán hace lo suyo desde el periodismo. Los programas de archivo ridiculizan a los cristianos desde el rating. Y a nosotros, que tenemos la gran verdad, también nos hace falta una plataforma sólida, estar parados en alguna parte que merezca el respeto de los demás. Habernos ganado el derecho a opinar, a partir de nuestro aporte a la sociedad.

Porque resulta que diciendo que somos buenos cristianos en nuestra iglesia local y no faltamos ningún domingo al culto, no alcanzó. Estoy seguro que Dios nos dará la victoria, porque él nunca pierde. Y estoy convencido que tendremos revancha, porque no se puede jugar con Dios. Pero también estoy seguro que debemos aprender la lección: la culpa no es de la mafia de la FIFA, el árbitro o el pulpo Paul. Esta vez no hubo un Codesal cobrando un penal en el último minuto.

Esta vez nos faltó jugar mejor…


Read more: http://www.boomker.com/noticias-locales/el-futbol-y-la-ley-de-matrimonios-del-mismo-sexo/#ixzz130XEBdYB
Under Creative Commons License: Attribution

3/10/10

Obediencia es más importante que los sacrificios

Génesis 25.29-34 relata cuando Esaú, el primogénito de Isaac, vende los derechos de su primogenitura a su hermano Jacob, a cambio de un guiso. "De esta manera despreció sus derechos de hijo mayor", termina diciendo la Palalabra en el versículo 34.

Luego en el capítulo 27 de Génesis, en los versículos 30 al 40, tenemos el dramático relato cuando Isaac, en los últimos minutos de vida está dispuesto para bendecir a sus hijos, y Jacob, de acuerdo a lo negociado con Esaú, recibe la bendición de la primogenitura, en cambio Esaú, lamenta su decisión y procura encontrar un momento para el arrepentimiento, procurando con lágrimas esto, pero no lo logra.

En Hebreos 12.16 la Palabra es dura con Esaú y lo pone al nivel de un fornicario por vender su primogenitura a cambio de un plato de comida. Cuántas veces los hijos de Dios "negociamos" y entregamos a cambio de lo que el mundo o la carne nos ofrece, algo que le pertenece a Dios y luego los resultados son desastrosos. Alguno que en vez de ir al culto se va al recital del grupo de música de moda en la ciudad, otro que por recibir a parientes que vienen a visitarlo, prefiere atender a sus parientes en vez de congregarse y seguir atendiéndolos bien, o invitarlos a la Iglesia, algún otro que por estar con su noviecita o su noviecito de turno, dejan de congregarse y se pierden la bendición de Dios para sus vidas.

El profeta Isaías declara: "¿De qué me sirven sus muchos sacrificios? -dice el Señor- Harto estoy de holocaustos de carneros y de la grasa de animales engordados, la sangre de toros, corderos y cabras no me complace." (Isaías 1.11; es conveniente una lectura de todo el capítulo).

El profeta Miqueas dice: "¿Cómo podré acercarme al Señor y postrarme ante el Dios Altísimo? ¿Podré presentarme con holocaustos o con becerros de un año? ¿Se complace el Señor con miles de carneros, o con diez mil arroyos de aceite? ¿Ofreceré a mi primogénito por mi delito, el fruto de mis entrañas por mi pecado? ¡Ya se te ha declarado lo que es bueno! Ya se te ha dicho lo que de ti espera el Señor: Practicar la justicia, amar la misericordia, y humillarte ante tu Dios." En el caso de Isaías y aquí es el mismo Señor que habla a su pueblo. (Miqueas 6.6-8).

En el caso del profeta Oseas: "Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos", dice el Señor. (Oseas 6.6).

"Amar a Dios con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios." (Marcos 12.33).

En 1º Samuel capítulo 15, un capítulo triste, duro, dramático vemos al rey Saúl cuando desobedece las indicaciones del profeta Samuel. Saúl debía atacar a los amalecitas y no dejar nada vivo. A propósito, los amalecitas eran descendientes de Esaú, de quien vienen los edomitas, este pueblo, los amalecitas, en la peregrinación de Israel desde Egipto a la tierra prometida, les cerraron el paso.

Ahora Dios va a tomar venganza de esto y le ordena a Saúl que mate a todas las personas y a todos los animales, pero cuando el profeta de Dios viene a supervisar todo, se encuentra escuchando balidos de ovejas y mugidos de vacas. Así que pregunta a Saúl qué es todo aquello. El rey de Israel demuestra su debilidad de carácter, primero diciendo que obedeció a Dios, después reconociendo que desobedeció y luego echando la culpa a los soldados bajo su mando.

Es más, Saúl le había perdonado la vida a Amalec. Y es aquí cuando el profeta Samuel le dice a Saúl: "¿Qué le agrada más al Señor: que se le ofrezcan holocaustos y sacrificios, o que se obedezca lo que él dice? El obedecer vale más que el sacrificio, y el prestar atención, más que la grasa de carneros. La rebeldía es tan grave como la adivinación, y la arrogancia, como el pecado de la idolatría. Y como tú has rechazado la palabra del Señor, él te ha rechazado como rey". (v. 22-23).

Podremos hacer todas las ofrendas más generosas, entregar completos nuestros diezmos, congregarnos todas las veces que la Iglesia nos convoca, ayunar, orar mucho, pero a Dios le interesa nuestro corazón. Un corazón rendido, humillado, entregado por completo al Señor.

Muchas iglesias empiezan muy lindo pero lamentablemente un día se manifiesta la rebeldía, la desobediencia, comienzan las murmuraciones, los chismes, la queja contra la Palabra o la autoridad representada en el Pastor o en los líderes de la Iglesia. Y así la obra de Dios se destruye, vidas se destruyen y se frustran hermosos planes de Dios para su Iglesia, si de alguna manera se frustran...

Y la rebeldía, la desobediencia es aquí tan grave o mala como la adivinación, que Dios directamente condena y por eso destruyó a los cananitas, pues esta era una de las prácticas que ellos llevaban a cabo. La obstinación, el orgullo, la arrogancia, el querer hacer las cosas "a mi manera", es tan grave como la idolatría. Y de verdad Dios no acepta que otros ocupen su lugar en el trono de nuestras vidas.

Los hijos deben obedecer a sus padres sin cuestionar, los padres y todos debemos obedecer a Dios porque esto es el todo del hombre, fuera de la obediencia hay desolación y nos vamos de la voluntad de Dios, de los planes de Dios.

Así les pasó a Esaú y a Saúl.

"Señor forma en mí un corazón obediente. Perdona mis rebeliones, lava mis pecados. Mira, escudriña mi corazón y encuentra en mí un corazón humillado, reverente, respetuoso ante ti. Perdona en mí toda arrogancia, toda rebeldía contra tu Palabra, dejo la incredulidad, abandono los cuestionamientos, las dudas. Confío en tu Palabra. Obedezco tu Palabra. Mi vida es tuya. Sólo tú eres digno de adoración, de honra, de gloria y de honor."

(Se ha utilizado la NVI)

EB

26/9/10

Ha llegado la hora, hoy es el día

Lucas 4.16-19.

Jesús en el púlpito de la sinagoga

Luego de haber resistido a Satanás en el desierto, Jesús empieza su ministerio. Va a la sinagoga "como era su costumbre", él no dejaba de congregarse "como algunos tienen por costumbre", (Hebreos 10.25) y allí en la sinagoga toma el rollo del profeta Isaías y lo lee.

Pero más que leerlo, declara quién es El. El Ungido de Dios, el Mesías prometido. Siglos, profetas y generaciones habían pasado, incluso el mismo Isaías. Y un día en un rincón de un pueblito ignoto, en el lugar menos indicado para dar a luz un bebé, nacía Jesucristo, el Hijo de Dios. Lo que Dios ha declarado para tu vida, se hará, pase lo que pase. La Palabra de Dios tiene un gen imposible de modificar, porque está destinado a producir cosas nuevas y tremendas en las vidas de las personas que creen en Jesucristo.

Y allí en la sinagoga Jesús se da a conocer como el Mesías. Bien declara Juan "a los suyos vino y los suyos no lo recibieron", (Juan 1.11), porque los oyentes aquel día, pensaron algo así como: "¿este hijo de vecino qué se cree, acaso no es el hijo del carpintero?" Y se volvieron encendidos en ira contra el Hijo de Dios intentando quitarle la vida.

Jesucristo había declarado que su venida es para "anunciar las buenas nuevas", el Evangelio, las buenas noticias. Hay esperanza, hay una salida, hay solución. El no vino a condenar al mundo, "sino para que el mundo sea salvo por él", (Juan 3.17)y esa luz que alumbra a todo hombre llegó desde aquel oloriento establo en Belén, "para que nadie se pierda", (Juan 3.16).Pero los hombres prefirieron las tinieblas, eligieron y muchos eligen aún hoy en día seguir viviendo en oscuridad, no quieren venir a la luz para que sus malas obras no sean reprendidas y queden en evidencia. (Juan 3.19-20).

Cristo ungido para dar buenas noticias a los pobres. A los que aún teniendo todo no tienen nada y necesitan -como todos- de la esperanza y vida que hay en Cristo, de la limpieza y perdón de pecados que sólo se encuentran en El.

Anuncia que vino a sanar a los "quebrantados de corazón", aquellas personas engañadas, estafadas, abusadas, violadas, que sufrieron la traición y son víctimas de la mentira, del fraude y la desesperanza, cosas que han rasgado su corazón, que han herido su corazón. Jesús vino para pasar su aceite sanador por esas heridas, restaurando, sanando y haciendo todo nuevo. (2ª Corintios 5.17). Los que se creen sanos no tienen necesidad de médico y seguirán con su religión, abrazados a su yo, incluso algunos llevarán a su tumba el peso de no haber reconocido a Cristo yéndose a una eternidad oscura, tenebrosa y terrorífica.

Jesús vino para liberar a los cautivos. Hay tanta gente atada, presa, cautiva de las etiquetas con las que los demás los han catalogado. Esposos que atan a sus esposas. Mujeres que esclavizan a sus hombres menoscabándolos, despreciándolos cada día. Padres que maldicen a sus hijos tan sólo con palabras hirientes y duras, construyendo muros que los hijos no pueden escalar ni para mirar qué se ve del otro lado. Ataduras de abuso, cadenas de violencia y desprecio. Se rompen en el Nombre de Jesús. La unción que viene de El pudre todo yugo, libera a los cautivos, saca de las prisiones a los presos, viene la liberación, el año del jubileo, paga las deudas, vuelve todo a cero. No hay condenación. Borrón y cuenta nueva.

Los ciegos pueden ver ahora. Los que están cegados por las vendas mágicas de las sectas y de las religiones, de las prácticas hechiceras de adivinación y brujería. Los cegados por la religión y por dogmas de hombres. Los ciegos que tienen ojos y no ven, los ciegos espirituales, los ciegos físicos. Jesús viene para darles luz, y ojos para que vean. No hay más ciegos.

A los oprimidos les llega la hora de la liberación. Cristo está aquí. Basta de opresión. No más opresión por "el qué dirán", (la opinión de los demás), no más opresión por las deudas, no más opresión por la falta de esperanza, no más opresión de la miseria. Cristo vino para liberarte.

Este es el día, esta es la hora y este es el año "agradable" del Señor para tu vida. Al que cree todo le es posible. Dios que abrió el mar y el río para que su pueblo cruce como por tierra seca, el que con 5 panes y 2 peces alimentó a más de cinco mil personas, el que hizo llover pan en el desierto, el creador y sostenedor del Universo, El es y será, desde y hasta la Eternidad, el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. No hay Dios como Él, ni hay otro dios fuera de El. Sólo El es Dios.

EB

11/9/10

Completos para hacer la obra de Dios

"A fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo". Efesios 4.12

Katartismos reparar algo dañado, completar, calificar

Esta palabra está hablando de los dones espirituales que funcionan en un cuerpo, el cuerpo de Cristo, que es la iglesia, habla de los ministerios para edificar el cuerpo de Cristo. El ministerio es servicio. Ministerio no se trata solamente de lo que hace un selecto grupo de líderes, sino de aquella obra que hace y debe hacer cada miembro de la Iglesia.
Pero hoy el Señor me ha dado esta palabra en cuanto a lo material.

Nosotros tenemos que comunicar las buenas noticias, el Evangelio poder de Dios para todo aquel que cree. Jesucristo es el Evangelio y éste es la Palabra de Dios, y Jesús es la Palabra encarnada y la Palabra de Dios está en la Biblia donde El se nos revela a través del Espíritu Santo.

Somos embajadores de Cristo, somos sus representantes, no es aquel señor que está rodeado de púrpura y pompa e idolatría en Roma. Todo aquel que es nacido de nuevo es un hijo de Dios y su discípulo, y como tal debe dar a conocer las maravillas de aquel que nos sacó de las tinieblas y nos trajo a su luz admirable.

Debemos dejar bien representado a Dios en nuestro carácter, testimonio, conducta, fe y obra.

Debemos dejar bien representado a Dios en todo lo que tiene que ver con lo material, con las finanzas y las posesiones.

Para llevar a cabo el ministerio, para hacer la obra de Dios necesitamos edificios, muebles, necesitamos vehículos, necesitamos dinero. Es común ver en las películas de Hollywood a los cristianos manejando autos que tosen, que largan humo, que se quedan en el camino, que están viejos, despintados y desarmándose. En Argentina muchas veces lo vemos en la vida real. No es para condenar a nadie que tenga un vehículo destartalado, yo también tuve cierto tiempo uno, producto de un mal negocio hecho con un “amigo” y “hermano en Cristo”.

Delante de la gente vamos a hablar de un Dios grande, poderoso, proveedor, multiplicador, que da semilla al que siembra y pan al que come, que multiplicó los panes y los peces, que abrió en dos el Mar Rojo para que pase su pueblo, y no vamos a estar con la ropa comida por polilla, llena de agujeros y con un auto que larga humo negro y de la portada no pasa, no te lleva a ningún lado.

Dios quiere prosperarnos. Dios quiere prosperarte, bendecirte, multiplicarte, llenarte, colmarte de bendiciones. Miren: en menos de un mes hemos salido a la luz, alquilamos este local que estaba “pelado”, le hemos puesto cortinas, se instaló una cocina, una heladera, un espejo en el baño, se le puso iluminación, Dios nos dio un vehículo nuevo, otro hermano se anotó en un plan para tener su auto nuevo, sé que otra hermana está por cambiar su auto por un modelo mejor y ambos los usamos para la gloria de Dios.

Dios nos da todas las cosas en abundancia y bien dice el apóstol Santiago en su carta, en el capítulo 1, verso 4: “…que seáis perfectos y cabales sin que os falte cosa alguna”. Esto me habla de plenitud, de llenura, de algo completo, desarrollado. Cuando nos faltan como se dice “cinco para el peso” no estamos completos, no tenemos llenura, eso se puede llamar escasez. Dios nos ha dado un país rico, lleno de oportunidades para los que deseen prosperar. Que no vivamos en estrechez económica, ni en ruina material, ni en miseria.

Entiendo que para el ministerio debemos estar completos sin que nos falte nada. Porque nuestro tesoro no está en las cosas materiales, en las posesiones ni en el dinero. Nuestro tesoro está en Cristo, donde estamos escondidos y con él estamos sentados en lugares celestiales para gobernar y ejercer autoridad y dominio.

Imagináte un pastor que no llega a fin de mes porque la Iglesia no lo sostiene, porque la iglesia no diezma, imagináte un pastor que tiene que andar a pie, con los zapatos rotos porque su auto está en el taller y no lo puede sacar porque no tiene con qué pagar. ¿Qué clase de embajador de Cristo es este pastor y su iglesia? La gente podrá burlarse de la Iglesia, del pastor y no tendrá ganas de estar con un fracasado. Bien dijo Pablo que no debemos dar a nadie ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado, no sea desacreditado.

Es por eso que Dios nos da abundantemente y sin reproche, nos da para que demos no para que guardemos y se lo coman las polillas, nos da para dar, más bienaventurado es dar que recibir pero el que da siempre va a recibir, porque siembra y la mejor tierra para sembrar es en el Reino de Dios. Acá sabés que tu siembra hará producir fruto a 100 por uno. Por cada semilla que siembres, la producción será ciento por uno. Pedro le dijo a Jesús: ¿nosotros qué recibiremos? El le dijo que iban a recibir cien veces más por cada siembra que hicieron. ¿Qué banco te va a dar ese interés? Sólo el Banco Jesus Brothers, del Reino de los cielos te puede dar semejante interés.

Si este mes porque ofrendaste, porque diezmaste, porque sembraste con tu compromiso, otras personas pueden aquí encontrarse con Cristo y pasar de muerte a vida, ver su vida y su familia transformadas, qué bueno, cómo Dios no va a dejar pasar eso. ¡Dios te recompensa! Dios te seguirá dando y dando.. y podrás gozarte y llenarte de su Espíritu siendo testigo del obrar de Dios en este lugar.

Dios quiere completarte, Dios desea que estés lleno, que tengas prosperidad en todo así como prosperas en el conocimiento de Cristo, debemos entender que la prosperidad no es en un solo aspecto de la vida, sino en todo, es algo cabal, completo. La prosperidad viene para lo intelectual, lo académico, lo laboral, en tu profesión, en tu oficio, en tu vida de comunión con el Señor, en tu testimonio y predicación, en las posesiones, en lo financiero, en lo material.

¿Cómo iremos a las naciones? ¿Cómo enviaremos misioneros a Asia, o algún lugar del planeta, lejos o cerca si no le pagamos el pasaje, los trámites, si no le enviamos un sostén mensual para su vida, familia y trabajo? ¿De dónde saldrá el dinero para ir a Paso de Indios a plantar árboles y predicar el Evangelio?

Te animo a que tengas fe, y que la pongas en marcha, en acción, te aliento a que creas la Palabra y actúes en consecuencia, te animo a que vayas por más, que no te quedes estancado. Dios quiere perfeccionarte, Dios quiere completarte, llenarte, para que desarrolles un ministerio, para que hagas crecer su obra.

EB

30/8/10

Nuevas personas, nueva creación, no más cosas viejas

2a Corintios 5: 14-6:1-2

El amor de Dios nos constriñe, nos apreta, nos apretuja, nos obliga a amarle, de alguna manera, no deja lugar para otras alternativas excepto dedicarnos por entero a El. Cristo murió por todos, todos hemos muerto en El y también hemos resucitado en El y esto ha sido hecho para que al vivir no vivamos para nosotros sino para El.

Si alguno está en Cristo, es una nueva persona, una nueva criatura, una nueva creación donde lo viejo ya pasó, no está más, y todo (¡TODO!) ha sido hecho de nuevo. No se debe creer a las mentiras del diablo, ni a los conceptos del mundo, ni a las opiniones de aquellos que te conocieron en el pasado y se quedaron con una imagen fija de tu vida, algún acontecimiento, algunas palabras que callaste o que dijiste, te etiquetaron, te catalogaron y no te sacaron más de ahí. No. El que está en Cristo es una nueva persona.

Se trata de creerle a Dios y de vivir conforme al poder que se desata en su Palabra para nuestras vidas. Nuevas personas, nuevas experiencias de vida, nuevas emociones, nuevas decisiones, nueva visión, nuevos propósitos.

Porque todo esto viene de Dios y no de nosotros mismos ni de nuestros diplomas o conocimiento, sólo por su Gracia, infinita y poderosa Gracia. Viene de Dios. ¡Recíbelo ahora mismo!

Si antes éramos enemigos, además éramos viejos, vieja naturaleza, viejo hombre, cosas viejas, trapos de inmundicia…, ahora somos amigos de Dios, hemos sido reconciliados con Dios a través de Cristo, en Cristo y por Cristo.

Quienes éramos enemigos ahora somos amigos, además se nos encargó el ministerio de la reconciliación, que trabajemos para reconciliar a los hombres con Dios, que seamos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios mismo rogase por medio de nosotros, debemos aún rogarles si es necesario, a los hombres y mujeres de este mundo que se reconcilien con Dios, que hagan las paces con Dios.

Qué paradójico también que trabajar en este ministerio no quiere decir que todos serán nuestros amigos o que seamos recibidos y aceptados por todos. En lo que de nosotros dependa debemos estar en paz con los hombres, pero si la paz con ellos se debe pagar con claudicar la Verdad, seguiremos peleados y a la vez oraremos por nuestros enemigos sabiendo que no luchamos contra carne ni sangre ni con armas humanas.

No se debe recibir en vano la gracia de Dios. Fuimos a predicarles, nos oyeron y como aquel funcionario dijo: “Ya te escucharé en otra oportunidad…” Fueron sus últimas palabras, podría ser el epitafio de su tumba…, es que algunos juegan con fuego, juegan con la vida, juegan con Dios o creen que ellos van a ordenar los tiempos de Dios y se van de este mundo sin fe, sin esperanza y sin Cristo… tan sólo por orgullo, al haber rechazado la Gracia Divina que se ofrecía amorosamente y sin precio de la parte humana, para darle eterna Salvación.

He observado los avisos fúnebres este mes en Esquel en el diario local. La mayoría de los fallecidos han sido personas ancianas. Calculo que alrededor de 25 personas se han ido de este mundo este mes, o más. Me he preguntado si ellos conocieron a Cristo antes de partir, ya que algunos de ellos tienen familiares cristianos…

Hoy es el tiempo aceptable, el tiempo de decirle sí a Dios, hoy es el día de salvación, mañana puede que nunca llegue…

Si oyes HOY su voz, no endurezcas tu corazón. Te ruego por el amor de Dios que no dejes pasar este día sin reconciliarte con Dios.

El te ama. Tu pecado te impide conocerlo y vivir siendo una nueva persona. Cristo al morir en la cruz pagó tus deudas con Dios, para reconciliarte con El primero reconócete pecador, arrepiéntete de tus pecados de verdad, y recibe a Jesús como tu Salvador y como tu Dueño y Señor.

Si no sabes cómo decirle, cómo confesar esto, la siguiente oración puede ayudarte a hacer las paces con Dios:

“Dios reconozco que soy pecador. Me arrepiento de todos mis pecados y te pido que me perdones, que me hagas una persona nueva. Te recibo en mi corazón como mi Salvador y te acepto y te declaro mi Señor y Rey. Hazme una nueva persona. Te doy gracias. En el nombre de Jesús, Amén.”

EB

16/8/10

El Evangelio y el pecado

“Entonces Dios el SEÑOR expulsó al ser humano del jardín del Edén, para que trabajara la tierra de la cual había sido hecho. Luego de expulsarlo, puso al oriente del jardín del Edén a los querubines, y una espada ardiente que se movía por todos lados, para custodiar el camino que lleva al árbol de la vida.” (Génesis 3.23-24).

La tragedia de la gente, de la humanidad entera, es el pecado. No podemos evangelizar sin hacer frente a esta realidad. Los mandamientos son quebrantados diariamente generando noticias que llenan las pantallas de la televisión con asesinatos, robos, secuestros, violaciones y torturas.

Dios siempre se preocupó por la Humanidad, más que eso, se ocupó de la Humanidad, creó al hombre y lo puso en el jardín del Edén y le dio mandamientos para obedecer creando todas las condiciones para que lleve una vida feliz. Sin embargo, el hombre desobedeció a Dios y por eso fue echado del Jardín, se terminó ahí la amistad y el compañerismo de Dios con el hombre y del hombre con Dios. Lo vemos a partir de Génesis capítulo 3.

Y desde entonces el hombre no ha dejado de pecar y desafiar las leyes de Dios.

Dios en su gran amor y por ser Amor, y porque su corazón se mueve por ese amor y compasión por el pecador, mandó profetas, levantó jueces y sacerdotes para restablecer la relación con el hombre, le estipuló una serie de sacrificios para expiar los pecados, le dio mandamientos y leyes que obedecer, le trazó un camino por todo el Antiguo Testamento que finalmente nos lleva a Jesucristo, en el Nuevo Testamento.

Los profetas hablaron de eso, Moisés, Isaías, Jeremías, David, por sólo citar unos pocos, profetizaron acerca del Mesías, del Cordero perfecto, del que reemplazaría todos los sacrificios del Antiguo Testamento, de una vez y para siempre.

Por eso cuando predicamos el Evangelio debemos tener en cuenta que el Evangelio está envuelto, contenido en los rollos del Antiguo Testamento, la Biblia es el Evangelio y el Evangelio es la Biblia, Evangelio es buenas noticias y no es tan sólo 4 libros del Nuevo Testamento.

Romanos 16.25-27: "El Dios eterno ocultó su misterio durante largos siglos, pero ahora lo ha revelado por medio de los escritos proféticos, según su propio mandato, par que todas las naciones obedezcan a la fe.¡Al que puede fortalecerlos a ustedes conforme a mi evangelio y a la predicación acerca de Jesucristo, al único sabio Dios, sea la gloria para siempre por medio de Jesucristo! Amén."

Necesitamos saber lo siguiente acerca de los Evangelios en su relación con nuestra misión de evangelizar al mundo:

1)Debemos conocer los Evangelios para conocer el Evangelio. Sin los cuatro evangelistas no sabemos de lo que hablamos. Si no conoces a Mateo, Marcos, Lucas y Juan entonces de qué estamos hablando… Tu manual básico para compartir de Cristo a las demás personas y cumplir con la Gran Comisión son los cuatro evangelistas así que cuando vayas a evangelizar andá acompañado de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, ¡Nada menos!

2)De quién nos hablan los Evangelios? De Jesús. Los Evangelios nos presentan a Jesús y Jesús es el Evangelio. El Evangelio no es solamente perdón o sanidad. El evangelio no se trata de lo que la fe pueda hacer por usted, sino de lo que Jesús puede hacer por usted. Hoy es frecuente escuchar que se busca lo grandioso, lo sobrenatural, los milagros y las señales. Pero los primeros cristianos no buscaron eso, ellos buscaban la santidad y ganar a los perdidos y por eso, las señales y los prodigios los siguieron. El poder de Dios no es para impresionar, sorprender, llamar la atención o buscar emociones fuertes, sensaciones. El poder de Dios está en el Evangelio, porque éste es poder de Dios para todo aquel que cree en todo el mundo, en toda lengua y nación, en toda raza y cultura, en todo continente, isla, mares y ríos. El objetivo nuestro debe ser la gloria de Dios y no la ganancia o gloria propia.

3)El Evangelismo es la predicación de la Palabra, por medio de la Palabra. Hemos de ser ministros de la Palabra y no de reflexiones morales. Yo no quiero predicar ideas propias y menos que esto se transforme en un hábito en el que se cae fácilmente además. Debemos ministrar la Palabra, es decir, nuestras vidas deben caer bajo la influencia de la Palabra de Dios, necesitamos estar diariamente bajo la influencia de la Palabra como estar con un amigo cercano, porque la Palabra de Dios debe ser nuestra amiga inseparable y en verdad Jesús es la Palabra encarnada así que si El es nuestro amigo podremos ministrar la Palabra, podremos ministrar a Jesús, porque dijimos que El es el Evangelio, no sólo que los Evangelios hablan de El, sino que El lo es. Por eso te aconsejo que cultives la disciplina, el estudio y la meditación en la Palabra de Dios, cada mañana, cada tarde y cada noche.

4)La Biblia entera es el Evangelio.
1ª Pedro 1.23-25: "Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece. Porque todo mortal es como la hierba, y toda su gloria como la flor del campo; la hierba se seca y la flor se cae, pero la palabra del Señor permanece para siempre. Y ésta es la palabra del evangelio que se les ha anunciado a ustedes."

La Palabra de Dios es el Evangelio. Una traducción de estos versículos sería: “Lo que el Señor ha dicho permanece para siempre. Lo que El ha dicho es el mensaje del Evangelio que le ha sido proclamado a usted.”

La Palabra de Dios es el Evangelio y el Evangelio la Palabra de Dios. Toda, completa, todo el consejo de Dios:

Hechos 20.27: “Porque no he rehuido anunciarles todo el consejo de Dios”, dijo Pablo, y en el v. 20 dice: “y cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciarles y enseñarles, públicamente y por las casas…”

Nuestro mensaje al mundo está circunscripto a la Palabra de Dios.

Cualquiera que intente predicar el Evangelio obviando el tema del pecado, está perdido, el Evangelio que predicamos es que Jesús nos salvó del pecado. El pecado es un virus, una lepra, un tumor podrido, canceroso que se extiende por todo el mundo y trae muerte y desolación, tristeza y separación de Dios.

Algunos confiesan un pecadito aquí otro allá, y después siguen como si nada, es como poner vendas en los brotes de la lepra sin atacar la raíz del mal. No se trata de ser absuelto solamente sino de ser libre. Jesús vino para hacerte libre, Jesús murió y resucitó para que seas libre de la atadura del pecado. La salvación es mucho más grande de lo que algunas veces pensamos.

El Evangelio ataca la raíz del problema. La gente peca porque por naturaleza es así, por lo tanto debe cambiar su naturaleza, debe cambiar de corazón, debe cambiar su mente, su pensamiento porque lo que la persona piensa así es. Entonces las enfermedades, la pobreza, la ignorancia son males que derivan del pecado, el fruto amargo de la raíz del pecado, no se resolverá con la justa distribución de la riqueza, con más educación o más trabajo o leyes más duras.

Jeremías dijo: “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso” (Jeremías 17.9). Y Pablo se preguntó: "¿Quién me librará de este cuerpo de muerte? Gracias doy a Dios, por Jesucristo, Señor Nuestro". (Romanos 7.24-25). Y Cristo no murió en vano en la cruz ni derramó su sangre de balde, para que sigamos siendo pecadores, no nadie estará comentando en voz baja en el cielo: "Este está acá pero si vieras los videos de su vida, las cosas que hacía…!"

Venimos ante Dios no sólo perdonados sino más que eso: JUSTIFICADOS, ya no somos pecadores, somos ahora HIJOS DE DIOS, redimidos, con una nueva naturaleza que es adversa, contraria, al pecado. Puede que pequemos, pero ya no somos pecadores.

TODO AQUEL QUE ES NACIDO DE DIOS NO PRACTICA EL PECADO PORQUE LA SIMIENTE DE DIOS PERMANECE EN EL Y NO PUEDE PECAR PORQUE ES NACIDO DE DIOS.
1ª Juan 3.9

7/8/10

Combatir y no aceptar la violencia

La violencia asola nuestra nación. Esta semana falleció víctima de la violencia, Isidro, el bebé que no conoció a su madre quien lucha por su vida, ambos víctimas de un asalto muy violento donde los ladrones buscaron no solamente quitarle el dinero a Carolina, la mamá de Isidro, sino quitarle la vida y los sueños para el futuro.

Creo oportuno leer y escuchar a alguien que deseaba terminar con la violencia en su país. Es importante reflexionar sobre estas palabras y decidirnos a no aceptar este estado de situación en nuestra amada Argentina.

He resaltado algunas frases que deseo se ponga mayor atención.

Tras la muerte de su hermano John F. Kennedy, Robert Kennedy luchó por la libertad y por limpiar su país de la maldad apoltronada. Era consciente de la trama conspirativa instaurada en el gobierno, pero aún así, a pesar del gran peligro que le suponía, insistió en presentarse a Presidente. Fué fulminado, al igual que Martin Luther King, pues representaban un gran riesgo para la agenda de los violentos.

El discurso:

“Hoy no es un día para política, aprovecharé mi único acto de hoy, para hablarles brevemente, de la insensata violencia en América, que de nuevo salpica a nuestro país y la vida de todos nosotros. No incumbe a una sola raza, las víctimas de la violencia son negras y blancas, ricas y pobres, jóvenes y viejas, famosas y desconocidas; son sobre todas las cosas, seres humanos a los que otros seres humanos querían y necesitaban. Nadie, viva donde viva, haga lo que haga, puede estar seguro quien va a sufrir, por un acto insensato de derramamiento de sangre. Sin embargo, sigue, sigue y sigue en este país nuestro. ¿Por qué? ¿Qué ha conseguido siempre la violencia?, ¿Qué ha creado siempre? Siempre que un americano pone fin a la vida de otro americano, innecesariamente, ya sea en nombre de la ley, o desafiando la ley, ya sea un hombre o de una banda que mata a sangre fría o con rabia, en una ataque de violencia, o respondiendo a la violencia, siempre que se rasgue el viento de una vida, que otro hombre ha tejido, torpe y penosamente, para el y sus hijos, siempre que hagamos eso, la nación entera será degradada.

"Y sin embargo parecemos tolerar un nivel creciente de violencia, que ignora nuestra común humanidad, y nuestras demandas a la civilización. Demasiadas veces celebramos la arrogancia y la chulería, y a los bravucones, demasiadas veces excusamos, a los que quieren construir su vida sobre los sueños destrozados de otros seres humanos. Pero hay una cosa clara, la violencia engendra violencia, la represión engendra venganza, y solo una limpieza de toda nuestra sociedad, puede arrancar este mal de nuestros corazones. Pues cuando enseñas a un hombre a odiar y temer a su hermano, cuando le enseñas que es un ser inferior, por su color, o sus creencias, o las normas que siguen, cuando le enseñas que los que son distintos a ti, amenazan su libertad, o tu trabajo, o tu hogar, o tu familia, entonces aprende también a enfrentarse a los otros, no como conciudadano, si no como enemigos, recibiéndolos no como cooperantes, si no como invasores que subyugan y someten. Y al final aprendemos a mirar a nuestros hermanos como extraños, extraños con los que compartimos una ciudad pero no una comunidad, hombres ligados a nosotros en una vivienda común, pero no en un esfuerzo común.

"Tan solo aprendemos a compartir un miedo común, solo un deseo común, de alejarse del otro, solo un impulso común, de superar el desacuerdo con la fuerza. Nuestra vida en este planeta es demasiado corta, el trabajo por hacer es demasiado grande para dejar que ese espíritu prospere por más tiempo en esta tierra nuestra. Desde luego, no podemos prohibirlo con militares, ni con una resolución, pero quizás podamos recordar, aunque sea por un momento, que aquellos que viven con nosotros son nuestros hermanos, que comparten con nosotros el mismo corto momento de vida, que solo buscan, como nosotros, la oportunidad de vivir la vida con bienestar y felicidad, disfrutando lo que la satisfacción y el logro les proporciona.

"Seguramente este vínculo de sentido común, seguramente este vínculo de objetivos comunes, puede empezar a enseñarnos algo. Seguramente podremos aprender, por lo menos, a mirar alrededor a aquellos de nosotros que son nuestros semejantes, y seguramente podremos empezar a trabajar con algo más de entusiasmo y a curarnos mutuamente las heridas, y convertirnos otra vez, en hermanos y compatriotas de corazón.“

2/8/10

Testimonio: La Biblia lo salvó de la bala

El diario argentino "Clarín" publica una nota relacionada a la creencia de los argentinos en los milagros: "Siete de cada diez argentinos creen que los milagros existen."

"El auxiliar evangélico Mauricio Sonez Condorí (39) está convencido de que Dios puso a prueba su fe, cuando en una ceremonia religiosa en la iglesia Evangélica Cristiana de su pueblo se salvó de morir en medio de un tiroteo durante un asalto.

Ocurrió en junio de 2009, en la zona rural de Rodeo del Medio, a 35 km. de la capital mendocina. Sonez Condorí estaba en el altar con la Biblia en la mano, entonando los cánticos y agradeciendo “la bendición de la vida”. En ese instante ingresó al templo un ladrón con revólver más interesado en cuestiones terrenales. Recorrió los pasillos con su arma apuntando a la cabeza de los fieles y exigió a los..."

(Ver la nota completa haciendo click con el mouse en el título)

EB

26/7/10

Siembra y cosecha, sigue sembrando y cosecharás más

UN TREMENDO PODER MULTIPLICADOR SE DESPLIEGA CUANDO DAMOS

2a. Corintios 9:6-11
v.6. Dar generosamente trae abundancia tanto al que recibe como al que da. Dios no puede ser burlado, todo lo que siembres, vas a cosechar.
v.7. No des bajo presión, no des contra tu voluntad, contra tu deseo. Somete tu voluntad al control del Espíritu Santo. Dios AMA al que da con alegría. No seas mezquino para dar, no cierres tu corazón, así Dios te bendecirá.
v.8. Efesios 3.20 declara que Dios hace las cosas mucho más abundantemente de lo que nosotros pedimos o de lo que nosotros pensamos, y la Palabra afirma, en Filipenses 4.19 que Dios es quien nos proveerá todo lo que nos falte, de acuerdo a sus GLORIOSAS riquezas en Cristo Jesús.
v.10.
1) Dios es quien hace que toda gracia abunde para tu vida, y es El quien te provee de todo lo que necesitas. Todo lo que es beneficioso para tu vida, proviene de las manos de Dios.
2) Se nos da con suficiencia, aún "abundantemente", de manera que podamos hacer obras buenas. ¡Se nos bendice con el propósito que podamos ser de bendición para otros! En Génesis 12.2 Dios le dice a Abraham que haría de él una nación grande, que lo iba a bendecir, a engrandecer su nombre, y que sería un motivo de bendición para los demás. La palabra "suficiencia" significa "autosatisfacción", "contentamiento", o "competencia", que son las señales del cristiano cuya vida ha sido en verdad bendecida por estas cualidades, a medida que Dios lo hace prosperar en todo.
3) Dios, que puso en tu mano la semilla de la siembra es quien resuelve tus necesidades básicas, multiplica lo sembrado, te concede abundancia para que puedas compartir con otros, y quien te hace crecer espiritualmente produciendo en tu vida los frutos del Espíritu Santo.
¡Dios es grande, con El, nada nos falta!
v.11. Dios quiere enriquecerte, dale esa oportunidad a Dios sembrando con generosidad, también con perseverancia. Gálatas 6.9 dice: "No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su debido tiempo segaremos, si no desmayamos". Dios tiene un calendario para cada semilla que sembramos. Algunas veces, al "debido tiempo", se asocia a un rápido resultado, otras a un proceso lento, que pudiera tomarse años, o toda una vida. Sin embargo, en todo esto, podemos estar seguros de lo siguiente:
1) Dios hará que de tu semilla brote una cosecha,
2) Dios nunca se adelanta o atrasa; siempre actúa justo a tiempo y de todo corazón en lo que se refiere a nuestro bien,
3) Tu cosecha dependerá en cantidad y calidad de la clase de semilla que siembres: las buenas semillas tienen buenas cosechas, las malas semillas traen malas cosechas.

¿Qué vas a hacer mientras crezca la semilla?

1) No desanimarte,
2) Determinarte a mantener tu fe viva y activa,
3) Dar y seguir dando, amar y seguir amando.

"Tu cosecha, la que Dios produce, está garantizada."

"Dad, y se os dará...con la misma medida que medís, te volverán a medir." (Lucas 6.38). Malaquías 3.10 ordena traer las ofrendas y los diezmos (íntegros, completos) al templo y que podemos probar a Dios en esto, que cuando lo hacemos, el abrirá las ventanas de los cielos y derramará sobre nosotros bendición HASTA QUE SOBREABUNDE.

Qué hermosa es la Palabra de Dios, qué hermosas promesas tenemos en ellas, qué lamentable que algunos cristianos viven en escacez por causa de su egoísmo, de falta de confianza en Dios, y no dan, entonces no reciben, pero qué glorioso es encontrar hijos de Dios que han sido sacados de la pobreza, porque entendieron las claves del Reino de Dios para la prosperidad.

Si siembras, Dios volverá a darte más semilla, más que antes, vuelve a sembrar, recibirás en tu cosecha más semilla que la primera y la segunda vez, y así sucesivamente.

Si no siembras, no tendrás cosecha, si no das, no tendrás más.

Aún al que tiene, por egoísta lo poco que tiene le será quitado (Mateo 25)y a aquel que es generoso, de la generosidad de Dios recibirá más aún, mucho más.

(Fuentes: Biblia de Estudio Plenitud. Biblia Reina Valera 1960).

Que Dios te bendiga.

EB

21/7/10

¡Sigue adelante! ¡Persevera! ¡No te rindas!

En 2ª Timoteo 3:14-15 dice: “Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.”

Pablo aconseja a su discípulo Timoteo a persistir, a perseverar en lo aprendido, y él había aprendido la Palabra desde pequeño y tenía el ejemplo del apóstol Pablo, quien había sufrido persecuciones, padecimientos, sufrimientos, (v.11). Timoteo había seguido paso a paso las enseñanzas de Pablo, su manera de vivir, su propósito, su fe, su paciencia, su amor, y su constancia, (v.10). Y ahora era animado a permanecer firme en la Palabra de Dios, sabiendo que todo aquel que se proponga vivir piadosamente, vivir para agradar a Dios, sufrirá algún tipo de persecución.

En Hechos 1.14 se nos dice que los discípulos perseveraban unánimes en oración y ruego, estaban las mujeres, María la madre de Jesús, los hermanos de Jesús…

Para perseverar en Cristo es fundamental perseverar en la Palabra y perseverar en la oración, tenés que desarrollar tu vida en la Palabra y una vida de oración.

En el mismo libro de los Hechos, luego del bautismo del ES en Pentecostés, se deja constancia que la Iglesia era una Iglesia llena de vitalidad, llena de fuerza, llena de poder. ¿Por qué? Porque perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la enseñanza, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. (Hechos 2.42; 46).

Los cristianos perseveraban unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alababan a Dios, tenían favor ante el pueblo…

Para perseverar en Cristo es fundamental tener comunión, congregarse con los hermanos en la fe, desarrollar una pertenencia a una comunidad de fe llamada Iglesia.

Las hostilidades van a venir, el enemigo tratará de desanimarte, de provocarte al desánimo, de que abandones la lucha. El diablo va a hacer todo lo posible para que presentes tu renuncia.

Dice que un día Satanás hizo una venta de cosas usadas y vendió todas las viejas herramientas que había estado usando durante años. Pero en una esquina había una a la cual él le daba un valor especial, así que le puso un precio más alto que a todas las otras juntas. En realidad, no la quería vender. La herramienta era el desaliento. El sabía que esa herramienta funcionaba cada vez que la usaba, así que se quedó con ella.

Tal vez nunca te engañe ni te tiente a la inmoralidad, pero sí te puede desalentar. Satanás sabe que un cristiano desalentado es un cristiano ineficaz. Cuando permitimos que nos gane el desaliento es porque hemos apartado los ojos del Señor para ponerlos en las circunstancias. Como Satanás no vendió esa herramienta, la sigue usando hasta hoy.

Cuando nos damos por vencidos, ¡el diablo gana! No te des por vencido!

¿Qué meta o qué sueño el diablo quiere que abandones? ¿En qué área te está susurrando al oído?: “¡Déjalo, nunca vas a lograr nada!” ¿Se trata del esfuerzo de leer toda la Biblia en un año? ¿De esos estudios que quieres terminar? ¿De un sueño? ¿De tu matrimonio? ¿De una idea? ¿De un proyecto? ¿De un ministerio en la Iglesia?

¿Qué quiere que dejes de hacer? ¿Qué dejes de congregarte, que dejes de participar en la célula?

Cuando sabes cuál es la meta del enemigo, sabes cuáles van a ser sus trucos, sus artimañas. ¿Qué vas a hacer?

¡Tienes que seguir adelante!

“Sigue adelante. No hay nada que pueda sustituir a la perseverancia. El talento no la sustituye, no hay nada más corriente que los hombres con talento que fracasan. El genio no la sustituye, el genio mal recompensado es casi proverbial. Los estudios tampoco la sustituyen, el mundo está repleto de incompetentes con estudios. Solo la perseverancia y la firmeza constituyen el poder que lo vence todo.” Calvin Coolidge, presidente de los EU de 1923 a 1929
Los líderes son modelo de perseverancia
Un cristiano escribió cierta vez:

No me rendiré
Deseo abandonar, mas no lo haré,
Pues de día y de noche
Por Dios y por el bien
Todavía hay batallas que luchar.

Deseo abandonar, mas no lo haré,
Aunque enfermo me siento y es verdad,
Preocupado y sin ánimo, lo sé
Cansado y abatido y tanto más
A mi mismo me animo: ¡No lo haré!

No podría rendirme: ¡No jamás!
Mi armadura en el suelo no veré,
No me veré yaciendo derrotado,
Deseo abandonar, mas no lo haré.

Que este sea mi ruego y mi cantar
Que Dios me fortalezca al caminar
Para seguir luchando contra el mal
Aunque desee rendirme ¡no lo haré!

17/7/10

Balbi: “Yo no casaría a una pareja homosexual”

Esto salió publicado en el diario El Chubut, que entrevistó al Pastor Horacio Balbi, presidente del Consejo Provincial de Pastores



Balbi: “Yo no casaría a una pareja homosexual”

15/07/2010 | EL PRESIDENTE DEL CONCEJO DE PASTORES LOCAL Y PROVINCIAL, HABLO CON EL CHUBUT / La inminente aprobación del proyecto de legalización del matrimonio homosexual mantiene paralizado al país. La Iglesia saca a la calle a miles de personas, las encuestas muestran la división de la sociedad y se rompe la disciplina de voto en los partidos.



Es la “Guerra de Dios” contra “La Batalla de los Derechos Civiles”, según los lemas de los movimientos que apoyan o rechazan la ley.
En Puerto Madryn, EL CHUBUT habló con Horacio Balbi, presidente del Concejo de Pastores de la ciudad y de la Provincia de Chubut, para conocer la opinión de los referentes de la iglesia.
En uno de los primeros contactos con el Pastor, él indicó que “me gustaría tener aquí en mi iglesia, gente como esa, con problemas morales, para que Dios la componga. Este tema del matrimonio entre personas del mismo sexo, no deja de ser un problema. Si alguien nos pide que en nuestra iglesia casemos a una pareja del mismo sexo, la respuesta es no. Igual no nos pueden obligar, porque la Iglesia Evangélica no está aprobada como la religión oficial, por lo cual, somos instituciones civiles. Es decir que nadie nos puede obligar a que llevemos adelante un casamiento homosexual. En ese sentido, zafamos”, admite el Pastor.
El martes por la noche, hubo una gran marcha de miles de personas en Buenos Aires, que se manifestaron frente al Congreso contra la equiparación de derechos de las parejas homosexuales y el matrimonio convencional. La marcha pretendía presionar a los senadores que ayer debatían el proyecto de ley. La marcha fue convocada por la Iglesia Católica, aliada para la ocasión con las Iglesias evangélicas del país.
En cuanto a la posición de los pastores, Balbi indica que “puede ser que haya pastores que lo acepten. Va de acuerdo al alineamiento, ya que dentro de la Iglesias Evangélica, están los pastores conservadores y los liberales”, pero ante la consulta de EL CHUBUT, sobre qué pasaría si un pastor evangélico casa una pareja homosexual, el Presidente del Consejo de Pastores local y provincial, no duda: “Estaría mal visto”.

Impresión visual
El pastor fue consultado sobre sus sensaciones, si ve en la calle, una pareja del mismo sexo caminando de la mano ó dándose un beso, a lo que explicó que “nosotros en varias reuniones en nuestro salón anterior, en Belgrano y Alvear, una vez contamos con la presencia de una persona que no sé si era chica ó chico, pero era varón vestido de mujer. Yo quise orar por ‘ella’, y se molestó. Eso me hizo sentir mal, y a veces no sabes qué hacer con esa gente. No lo rechazamos, porque hablamos del amor de Dios a las personas y no hacemos discriminación”, agregando que el matrimonio en la biblia “es sagrado porque lo instituyó el Señor. Dice: ‘dejará el hombre a su madre y a su padre, y se unirá a su mujer para ser los dos, una sola carne’, está clarito”, señala.
Según Balbi, una pareja del mismo sexo “es algo anormal”, pero al fijar su posición, a favor ó en contra del matrimonio homosexual, manifiesta que “no sé si decir que estoy en contra, porque eso a veces es tomado como que uno está discriminando. Sí estoy a favor del matrimonio normal, de un hombre y una mujer, que tengan sus hijos. Yo estoy a favor de lo que dice la biblia, y la biblia, con este tema, es clarita”, cerró.

Creo que esta entrevista fue realizada antes de la sanción de la ley, pero admiro y rescato la valentía del Pastor Balbi. Creo que todos los pastores, todos los siervos de Dios, todos los hijos de Dios deberíamos manifestar nuestro pensamiento basado por supuesto, en la Palabra de Dios, acerca de este tema, nuestra oposición a esta ley pagana y a favor de la familia.

Usemos las redes sociales, llamemos a los medios de prensa, hagamos oír nuestra voz aunque no haya sido escuchada antes de votar la ley. Los medios de prensa quieren anestesiar la conciencia civil para que nos sigan enchufando otras leyes, ley del aborto, despenalizar el consumo de drogas, etc. etc.

El lema es que cada uno haga lo que quiera, lo que sienta, sacar a Dios de la familia, echarlo de la Justicia, no dejarlo entrar en el gobierno, porque una sociedad sin Dios no tiene derechos ni obligaciones. El Estado dará los derechos y los quitará cuando quiera. Dios es Amor y es misericordioso, ama al pecador y rechaza de plano el pecado.

EB

15/7/10

Ley de matrimonio gay: una ley pagana que acarreará juicio sobre la Argentina

Rechazo de plano esta ley que viene a pervertir y subvertir los valores humanos basados en las leyes naturales y como si esto fuera poco, en las leyes de Dios. (Ver la nota en el enlace señalado).

Hoy digo lo mismo que los apóstoles:
ES NECESARIO OBEDECER A DIOS ANTES QUE A LOS HOMBRES. "Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros (el Sanedrín en aquel entonces, el gobierno argentino ahora)antes que a Dios; porque NO PODEMOS DEJAR DE DECIR LO QUE HEMOS VISTO Y OIDO." (Hechos de los Apóstoles 4:19-20). (Las mayúsculas son mías).

Gente homosexual y/o lesbiana: Dios los ama, nosotros también. Así como Dios ama al pecador (Juan 3.16)Él condena las prácticas homosexuales. Todo lo que es contrario a Dios es pecado. Aún están a tiempo: ¡Arrepiéntanse! Dios no los ha rechazado, uds. lo han rechazado a El al elegir un modo de vida (vida?) contrario a sus principios. La Iglesia de Cristo no los rechaza, los espera con las puertas abiertas para que se arrepientan, cambien de conducta y sean pastoreados.


Romanos 1:18-32
"Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda iimpiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;
"porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó.
"Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.
"Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.
"Profesando ser sabios, se hicieron necios,
"y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.
"Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos,
"ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.
"Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aún sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza,
"y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.
"Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen;
"estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia;
"quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican."


Romanos 2:5-13:
"Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para tí mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,
"el cual pagará a cada uno conforme a sus obras:
"vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad,
"pero ira y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego,
"pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego;
"porque no hay acepción de personas para con Dios.
"Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados;
"porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados."


EB

11/7/10

Matrimonio homosexual, ponencia del Dr. Flores Ciani

Fuente: Fecep informa

Flores Ciani, Gabriel – Análisis médico sobre el proyecto de ley en revisión sobre matrimonios de parejas del mismo sexo – Junio 2010
Tratamiento del Proyecto de Ley en revisión (Expediente CD 19/2010) por el que se modifica diversos artículos del Código Civil “respecto de incluir el matrimonio de parejas conformado por personas del mismo sexo y el Proyecto de ley de la Señora Senadora Bortolozzi sobre “Unión concubinaria o unión sexual afectiva estable” (Expediente S- 1352/2010)
Exposición ante la Comisión de Legislación General del Senado de la Nación
Honorables senadores de la república:
Antes de empezar con mi exposición quisiera agradecerles por la oportunidad que como ciudadano me brindan de expresar lo que mi conciencia me dicta como hombre de ciencia.
Desde el mismo momento en que me convocaron a dar esta ponencia sobre el proyecto de ley para modificar los artículos del código civil que se refieren al matrimonio como una unión entre un hombre y una mujer me puse inmediatamente a aunar profundamente en el tema desde el punto de vista de la medicina, ciencia en la cual abrevo mis conocimientos.
A partir de estos estudios he llagado a la conclusión de que no se debería modificar la actual ley sobre matrimonio por los profundos riesgos a nivel individual, familiar, social y nacional que esto implicaría.
Paso a exponer los puntos por lo cual sostengo dicha tesis:
Acerca de la psicosexualidad
La psicosexualidad describe el desarrollo y el funcionamiento de la personalidad como elementos afectados por la sexualidad.
1. Nadie nace homosexual, bisexual, transexual, travesti etc. (La identidad sexual)
No existe par cromosómico homosexual (no hay genética homosexual)
El embrión es XY (masculino) o XX (femenino).
Existen, por lo tanto, dos vías perfectamente diferenciadas en el desarrollo sexual normal del embrión masculino o femenino.
No hay anatomía homosexual:
Anatómicamente se es varón o mujer. El aparato reproductivo es de varón o mujer: Pene, testículos, próstata etc. Para los hombres y Vagina, útero, ovarios, glándulas mamarias etc. Para las mujeres.
No hay hormonas homosexuales:
Hay hormonas características de los varones ejemplo andrógenos, testosterona; hormonas características de las mujeres: Progesterona, ocitosina etc. Las hormonas fetales afectan sobre la masculinización o la feminización del cerebro.
No hay morfología cerebral homosexual:
Si hay diferencias en los lóbulos cerebrales de varones y mujeres. El varón más desarrollado el lóbulo izquierdo (mas racional) y las mujeres más el lóbulo derecho (mas emocional). En el Sistema Nervioso Central las secreciones hormonales, propias de cada sexo en etapas tempranas del desarrollo embrionario, son en gran parte la causa de las diferenciaciones que lo afectan.
Los homosexuales no poseen capacidad de amamantamiento:
Los varones no la tienen, las mujeres sí. Esto implica que la falta de amamantamiento en caso de adopción de un bebe por parejas homosexuales le traerá a este, peligrosas carencias como el recibir defensas de su madre (los recién nacidos son inmunológicamente inmaduros); además de las consecuencias profundamente estudiadas del daño en el desarrollo psicofísico que conlleva para estos.
No existen órganos sexuales homosexuales:
El ano es parte de sistema digestivo y su función es expulsar la materia fecal, no tiene terminaciones nerviosas las cuales son las encargadas en el caso del pene y la vagina producir placer en la persona durante el coito.
2. En un normal desarrollo psicosexual, la persona se expresa con una identidad genérica en el sentido de masculinidad o feminidad.
La identidad genérica es el sentido de masculinidad o feminidad de una persona. Es el resultado de una serie casi infinita de claves derivadas de las experiencias con miembros de la familia, profesores, amigos y colegas y de fenómenos culturales. Lo normal es desarrollar un sentido de identificación con su sexo biológico, es decir, una identidad genérica estable.
3. Una correcta orientación sexual implica el deseo sexual de una persona de un determinado sexo hacia una persona del sexo opuesto. (Impulsos sexuales heterosexuales)
Describe el objeto de los impulsos sexuales de una persona: Heterosexual (hacia el sexo opuesto).
La preferencia heterosexual alcanza el 98%, la homosexual 2%.
4. Conducta sexual
La respuesta sexual es una experiencia psicofisilogica a los estímulos.
Acerca de la sexualidad
“La sexualidad es una construcción y va indisolublemente unida a otros factores de la personalidad, a la propia carga biológica y al sentido general de identidad”. (Harold I.Kaplan)
Normalmente la sexualidad se ejerce por el acto que constituye la unión complementaria de los sexos, es decir en la aproximación de los órganos genitales de dos individuos de sexo diferentes.
¿Entonces que sobre la homosexualidad? dejemos al prestigioso médico Austriaco Dr. Sigmund Freud fundador de la teoría psicoanalítica definirla: Es una detención del desarrollo psicosexualen la que participan el temor a la castración y el temor a la fusión con la madre en la fase pre – edipica del desarrollo.
“Según la teoría psicodinamica, las experiencias tempranas que pueden conducir a la homosexualidad masculina son la fuerte fijación con la madre, la ausencia de una paternidad efectiva, la inhibición parenteral de la masculinidad, la fijación o la regresión en la fase narcisista y las perdidas relacionadas con la competitividad entre hermanos”. (Harold I. Kaplan)
“Lesbianas: La falta de resolución de la envidia del pene asociada a conflictos edipicos sin resolver. Entonces en la homosexualidad femenina: La niña no abandona su fijación original por la madre como objeto de amor y continúa buscándolo cuando se hace adulta”. (Harold I. Kaplan)
Richard Islay (psicoanalista): Las fantasías eróticas con individuos del mismo sexo de los hombres homosexuales se centran en el padre.
En muchos jóvenes, la atracción homosexual se desarrolla debido a experiencias traumáticas o negativas, como el abuso sexual etc.
Entonces podemos concluir que la homosexualidad, bisexualidad, el travestismo y la transexualidad no están dentro de los parámetros de un desarrollo psicosexual adecuado. La homosexualidad no es una característica determinada genéticamente ni imposible de cambiar, al respecto importantes estudios han demostrado que la terapia reparativa es eficaz para aquellos hombres y mujeres homosexuales que quieren volver a heterosexuales. (1)
Acerca de la posibilidad de adoptar niños por parte de personas homosexuales
El prestigioso médico psiquiatra francés Henry Ey nos dice acerca de las llamadas parejas entre homosexuales:
“Las parejas así formadas no están hechas ni de un hombre ni de una mujer que tienen todos los atributos de los sexos opuestos, como en el amor normal, ni de un hombre – mujer que paradójicamente pertenece al mismo sexo, como en la inversión verdadera, sino de individuos de sexualidad ambigua (afeminados- androgenicos o viriloides)
Estas parejas no son parejas, porque la pareja supone cierta heterogeneidad complementaria, y aquí son las formas indecisas de la pubertad, de la adolescencia y de la niñez las que constituyen el canon de la estética y del vínculo amoroso el cual, sistemáticamente, permanece más allá de la diferenciación sexual”. (2)
¿Si estas parejas no son parejas, como podríamos entonces darles en adopción niños? , Ya que esto supondría correr peligrosos riesgos para la sana evolución psicológica de estos, al crecer en familias que desde su mismo origen se constituyen en forma disfuncional.
Al respecto el prestigioso Jacques-Marie Émile Lacan, médico psiquiatra y psicoanalista francés dice: “La estructura de la familia conyugal constituye la forma viviente, inicial y primordial de la moral”. (3)
Se ha difundido que “estudios de la Academia Americana de Pediatría” demuestran la equivalencia entre padres hetero y homosexuales. Esto no es verdad ya que dicha Academia no ha realizado ningún estudio al respecto; solo un informe no concluyente sobre la temática (Pediatrics 109: 341- 345, 2002)
En cambio existen estudios que nos demuestran que los niños criados por parejas homosexuales mostraban deficiencias en su desempeño escolar, social y deportivo con respecto a los niños criados por parejas heterosexuales. (4)
El profesor George A. Rekers, de la universidad de Carolina del Sur, llego a la siguiente conclusión luego de una exhaustiva investigación científica: los hogares con personas homosexuales suponían serios riesgos para los niños. (5)
Entonces los niños criados por uniones de personas homosexuales no crecen en ambientes aptos para proporcionarles las condiciones de vida necesarias para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social, derechos que están establecidos en la Declaración de los Derechos del Niño. Más bien estos ambientes predisponen a que los niños y niñas criados en esas condiciones padezcan en el área de la psicopatología. Varios estudios indican que los niños criados por parejas de homosexuales son de 4 a 10 veces más proclives a desarrollarse como homosexuales, por lo cual, nuevamente, confirmamos que el entorno es un factor de elevada importancia en el desarrollo psicosexual. (6)
Acerca del uso de la orientación sexual de un individuo como elemento para legislar una ley
La “orientación sexual” es un término no bien definido y que está causando profundos debates tanto en el derecho como en la medicina, y si éste fuese un derecho humano, todas las orientaciones sexuales deberían serlo. Si la orientación sexual queda definida en base al objeto hacia el cual un individuo se siente atraído sexualmente, las parafilias ( patrón de comportamientosexual en el que la fuente de placer no se encuentra en el coito, sino en alguna otra actividad)también serían orientaciones sexuales. Entonces tendrían el mismo derecho a tener leyes propias los pedófilos (atracción hacia personas menores de edad), los que practican la zoofilia – bestialismo(atracción sexual hacia animales, la coprofilia (excitación sexual producida por heces), la necrofilia (atracción sexual por los cadáveres) etc. Por lo tanto no podemos legislar sobre la base de deseos que parten de una orientación sexual desviada. Si esto sucediera nos hallaríamos ante el peligro de una alteración de la trama social con consecuencias hoy desconocidas – por tener esta condición no dejan de ser preocupantes para el desarrollo de una sociedad sana y fuerte en el futuro- considerando que la familia originada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, es la base psicobiológica en donde su sustenta la sociedad.
Conclusión
¿Para qué entonces modificar el código civil que establece el matrimonio entre un varón y una mujer?
El 97 % de las naciones del Orbe, es decir unos 196 países no han modificado sus leyes respecto al matrimonio entre un hombre y una mujer. (Ni Estados Unidos, ni Francia, ni Suiza, ni Italia por citar tan sólo unos ejemplos, tienen legalizado el matrimonio entre homosexuales).
Las civilizaciones que han existido sobre la faz de la tierra constituyeron su base como sociedad en la familia formada por un hombre y una mujer (personas de sexos biológicamente opuestos), ¿por que esto ha sido así? porque la misma naturaleza en su sabia evolución ha determinado que la forma de procreación y formación de las familias sea entre un hombre y una mujer.
Notas:
(1) Resultados de un estudio dirigido por el Dr. Robert L. Spitzer acaban de ser publicados en los Archivos de Conducta Sexual, Vol. 32, Nº 5, Octubre de 2003, pp. 403-417.
(2) Ey, Henri. Estudios psiquiátricos 1 1a ed- Buenos Aires: polemos 2008. Pág. 301
(3) J. Lacan, Le complexe, facteur concret de la psychologie familiale, Encyclopedie francaise: 8-40-5.
(4) Sotiros Sarantakos. Children in three contexts: Family, education and social development. Children Australia 21 (3): 23- 31, 1996
(5) Publicado en George A. Rekers. An empirically supported rational basis for prohibiting adoption, foster parenting, and contested child custody by any person residing in a household that includes a homosexually – behaving member. St. Thomas Law Review 18: 325 – 424, 2005)
(6) Legalizing Same-Sex Marriage Will Increase Prevalence of Homosexuality: Research Provides Significant Evidence By Trayce Hansen, Ph.D.
Bibliografía
Psiconeuroinmunoendocrinologia III: los últimos serán los primeros /Andrea Márquez López – Mato… (et.al.). – 1 a ed. – Buenos Aires: Sciens, 2008. 480 p.
Introducción al Psicoanálisis / Marcos Guiter. Editorial La Colmena.
Sinopsis de Psiquiatría: Ciencias de la conducta Psiquiátrica clínica. 8ª Edición. Harold I. Kaplan/Benjamín J. Sadock. Editorial Médica panamericana.
Ey, Henri; Estudios psiquiátricos 1 1a ed- Buenos Aires: polemos 2008
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com