Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

Dios quiere bendecirte y prosperarte

Palabra basada en Deuteronomio Capítulo 10 desde el versículo 12 al primer versículo del capítulo 11.

v.12: Deuteronomio 5.33: “Andad en todo el camino que Jehová vuestro Dios os ha mandado, para que viváis y os vaya bien, y tengáis largos días en la tierra que habéis de poseer.”
Dios en verdad desea prosperarte, darte muchos días de vida, y una vida abundante, una vida con propósito, una vida próspera, pero próspera a la manera de Dios, de acuerdo a sus preceptos y estatutos, de acuerdo a lo que El ha preparado para tu vida. Sólo demanda que lo ames.

Deuteronomio 6.5: “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.”

En cierta ocasión preguntaron a Jesús cuál era el mandamiento más importante y Jesús dijo: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende la ley y los profe…

Mayor atención y cuidado a la Palabra de Dios

Palabra basada en Hebreos capítulo 1 hasta capítulo 2, versículos 1 al 4.


Dios habló a los profetas, y a través de los profetas. Dios habló de muchas maneras. Desde una zarza que ardía y no se consumía, a Moisés, a través de sueños a José y a Daniel, en visiones en el caso del profeta Ezequiel, a través de ángeles al sacerdote Zacarías, y directamente a través de la Palabra allá en el principio, en Génesis cuando había hablado a Abraham.

El escritor de Hebreos dice que en estos postreros días, directamente nos ha hablado por el Hijo. El apóstol Juan declara: “EN EL PRINCIPIO ERA EL VERBO, Y EL VERBO ERA CON DIOS, Y EL VERBO ERA DIOS. ESTE ERA EN EL PRINCIPIO CON DIOS. TODAS LAS COSAS POR EL FUERON HECHAS, Y SIN EL NADA DE LO QUE HA SIDO HECHO, FUE HECHO.” (Juan 1.1-3).

Jesús mismo es la Palabra encarnada, El ES la Palabra, y como Hijo es el Heredero DE TODO, la causa por la que fue hecho el Universo entero, es Jesucristo.
De El declara el escritor sagrado:

1) Es el Heredero de todo,
2) P…

Poder divino para destruir fortalezas satánicas

Prédica basada en 2º Corintios 10:3-5:

"Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,"

Somos personas de carne y hueso que vivimos en medio de las realidades del mundo actual, sin embargo, no militamos según la carne, no libramos las batallas según el criterio del mundo. El mundo pasa, y sus deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. (1º Juan 2.17).

Vivimos en el mundo pero no somos del mundo. Dios te sacó de Egipto, de la esclavitud al pecado, a la idolatría. Ahora tenés una herencia que no se mancha ni se marchita, que está reservada en los cielos para cada uno de los hijos de Dios. Frente a esta rica herencia, lo que el mundo te puede ofrecer es de una pobreza y miseria espiritual…

Obediencia

En la segunda carta a su discípulo Timoteo, el apóstol Pablo le advierte acerca de las características de los hombres en los “últimos tiempos”; “tiempos peligrosos”: hombres “desobedientes a los padres…”.

En Mateo capítulo 26 versículos 36 al 46, se nos narra que Jesucristo oró tres veces al Padre para no ir a la cruz, pero inmediatamente, le expresó a Dios, “no se haga mi voluntad, sino la tuya…”

Entonces el autor desconocido de Hebreos, pero sin dudas inspirado por el Espíritu Santo, nos dice que Cristo por lo que padeció aprendió la obediencia: Hebreos capítulo 5 versículos 7 al 9. ¡Cristo “aprendió” a obedecer! Cristo ejemplo de obediencia.

Efesios capítulo 6 versículos 1 al 9, manda entre otras cosas: “Hijos, obedezcan a sus padres”. ¿Por qué debemos obedecer? Porque esto es justo y porque es el primer mandamiento con promesa: te irá bien, y tendrás una larga vida. A los desobedientes les va mal, a veces los linyeras y los que viven debajo de las autopistas o duermen donde los encue…