30/5/11

Guardar las formas no habla de un corazón regenerado

Dios había trazado un plan para su pueblo Israel que incluía un Pacto, la posesión de la tierra prometida y mantener y desarrollar una relación con su Pueblo.

Por eso les dió Mandamientos, leyes, estatutos para que los cumplieran y así serían bendecidos y prosperados.

La obediencia a la Ley de Dios entregada a través de Moisés, les traería bendición, la desobediencia, maldición. (Puede leerse en Deuteronomio capítulo 30).

Pero los israelitas no obedecieron a pesar de estar advertidos, y se fueron tras los ídolos de los pueblos cuyas costumbres ellos no debían imitar.

Por eso fueron llevados cautivos a naciones paganas, tratando fuertemente Dios con ellos, cumpliendo su Palabra, y guardándose El siempre, un remanente fiel en todas las etapas de la Historia.

Ellos pasaron por esos procesos durísimos que hasta les quitaron las ganas de cantar, a orillas del río, allá en Babilonia. A pesar de todo este proceso, a pesar que algunos de ellos tuvieron el privilegio de volver a la tierra, a su tierra, muchos de ellos otra vez, se volvieron a los ídolos.

Dejaron a Dios.

Por eso, la verdadera restauración es fruto de la Palabra y no de ser moldeados por las circunstancias, por el resto del mundo. Pero es necesario oír con fe, y no resistir al Espíritu Santo porque sino la Palabra, entrará por un oído y saldrá por el otro sin bajar -por así decirlo- al corazón.

Aún después del castigo del exilio, la mayoría del pueblo de Dios, de regreso en su tierra se dejó arrastrar por las cosas de este mundo y descuidó cultivar su relación con el Señor.

La relación con Dios no se reduce solamente a ir al culto, decir Amén cuando se crea conveniente en la predicación, cantar un rato, meter alguna ofrenda en el "alfolí".

A Dios no le interesan las apariencias, El mira en lo profundo del corazón humano.

Esto nos lleva a concluir que por más cultos y por más predicaciones a la que asista una persona, si realmente no inclina su corazón a la Palabra y actúa con diligencia como el escriba Esdras, (Esdras 7.6;9-10)no nos sorprendamos cuando nuevamente se vuelva de Dios a los ídolos.

Esdras era un varón que había preparado su corazón para inquirir en la Palabra.

Cuántas veces vamos a los cultos o reuniones sin preparar el corazón para recibir la Palabra, estamos escuchando y mirando al predicador, o revolviendo la Biblia pero con los pensamientos en cualquier parte.

El diácono Esteban fue "duro" con sus oyentes en el único gran sermón que registra la Biblia y por el cual "mereció" la muerte, según sus obligados oyentes. Les dijo que eran duros, e incircuncisos de corazón, que sus padres habían matado a los profetas y ellos habían sido coautores de la crucifixión del Hijo de Dios. (Hechos cap. 7).

Eran personas religiosas, que deseaban estar bien con el sistema, no querían levantar polvareda, mantener el status quo, "todo bien", guardar las formas, incluso se habían cortado un pedacito del pene, la circuncisión según la Ley, pero su corazón estaba alejado de Dios y de los mandamientos de Dios.

Corazón incircunciso...

Tengamos cuidado, no sea que siendo oidores no seamos hacedores y nos vengan encima las plagas de este mundo que cada vez se aleja más de Dios. Guardemos en nuestro corazón la Palabra, no importa si nos predica un burro, (como a Balaam), un profeta que no se viste muy a la moda (como Juan el Bautista) o un pastor que no tiene corbata, (como cualquier pastor de estos días con o sin ella, el que lee, entienda).

Y nuestra relación con Dios es lo primero, no descuidemos este punto vital de nuestras vidas, oración, Palabra de Dios, oídos atentos, corazón dispuesto, diligente y la mano buena de Dios estará con nosotros, ahora y siempre.

Que Dios te bendiga.


EB

(Si te bendice, compartilo, si no es para vos, dejalo...)

28/5/11

No dejando de congregarnos


Hebreos 10.19-25

Tenemos libertad para entrar a la Presencia de Dios por la sangre que Jesucristo derramó en la cruz para redimirnos de todo pecado, darnos vida eterna y tener una relación de amistad con nosotros, seres humanos, pertenecientes a una raza caída, imperfectos, humanos... pero qué privilegio se nos ha dado de entrar en su Presencia.

Y El mismo es el sacerdote, es quien nos ministra, quien nos lleva delante del Padre, nos lleva en su corazón, allí tiene anotados nuestros nombres no como carga que se desea desechar sino como piedras preciosas con las que El está edificando su Iglesia.




Por eso podemos acercarnos con un corazón sincero, sin querer aparentar lo que no somos, sin esconder nada porque es imposible ante los ojos de quien todo lo ve y que por su Palabra somos escudriñados, en los pensamientos de nuestro corazón, cuando son destruidos los argumentos carnales, mundanos o diabólicos que se levantan contra el conocimiento de Cristo.

Acercarnos sin temor delante de El. Con la convicción de la Fe porque sin Fe es imposible agradar a Dios y quien se acerca a El debe saber que Dios tiene un grande premio, un galardón, una condecoración para entregarle.

El corazón purificado, todo el ser, espíritu, mente y cuerpo purificados espiritualmente y lavados, presentables delante de Dios como un sacrificio vivo, agradable a Dios.

No es posible mantenerse firme en la profesión de esta Fe, de manera individual, aislados del Cuerpo de Cristo como piensan algunos. Ellos creen que están firmes y dicen "si yo puedo buscar a Dios en mi casa... no necesito congregarme..." pero están a merced del Destroyer, del Terminator, del Destructor, en engañador, la serpiente antigua que fue vencida en la cruz, herida de muerte está, pero mientras tanto, si es posible, engañará aún a los cristianos.

Una vez que se toma la costumbre de no presentarse a las convocatorias de la Iglesia, comienza el enfriamiento porque no es posible ser estimulado a las buenas obras ni estimular a nadie si la persona no está presente donde tiene que estar: en la casa de Dios.

Necesitamos los unos de los otros. El motivo de congregarnos es buscar, adorar a Dios, ser ministrados por la Palabra, juntos y en comunión, juntos no amontonados...Animarnos a continuar, a no bajar los brazos, a seguir en El Camino.

El día "aquel" se acerca. El día que vendrá Jesucristo a buscarnos para reunirnos con El. Y debemos estar preparados. Matenernos en comunión con su Presencia, en su Presencia, buscando de manera individual y esto luego se traslada a lo congregacional, es ahí donde desciende el Espíritu Santo y cosas milagrosas ocurren. Y el milagro más grande es el corazón que se arrepiente, confiesa y cambia por el poder de Dios.

A la luz que este hecho es INMINENTE, PRONTO, EN BREVE, debemos ejercer nuestra profesión de Fe, amarnos, valorar el estar en comunión, comunicados, enlazados, unidos, participando juntos y en unidad de espíritu en la adoración a quien lo merece ahora y siempre.

En el nombre de Jesús. Amén

25/5/11

Buenas noticias


La Biblia declara que el pecado nos separa de Dios.

"...por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios...," (Romanos 3.23)

La Biblia afirma que nadie es "bueno":

"El (Jesús) le dijo: "¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida guarda los mandamientos." (Mateo 19.17)

La Palabra de Dios nos enseña que el resultado del pecado es la muerte (física, común a todos los seres humanos y espiritual, estar separado de Dios eternamente):

"Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro." (Romanos 6.23)

La Biblia tiene una grande y buena noticia:

"Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna." (Juan 3.16).

Dios proveyó en Cristo la salida para este problema del pecado, asunto que nos aparta de Dios y ha traído toda clase de males y maldades para la Humanidad. La salvación es un regalo de Dios a través de Jesucristo.

Con el corazón (mente-actividad intelectual) se cree, y con la boca se dice lo que se cree:

Esto declara la Biblia:

"...que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación." (Romanos 10.9-10)

Cree en la Palabra hoy, recíbela en tu corazón, confiesa a Cristo, diciéndole en una oración, que te arrepientes de todos tus pecados, que te limpie y perdone. Recíbelo como tu Señor y Salvador y comienza a vivir la vida abundante que solamente Jesucristo te puede dar.

24/5/11

Recomendaciones y sugerencias interesantes

A nuestros visitantes les sugerimos visitar uno por uno los enlaces recomendados, y los blogs amigos, (ver en la columna que queda frente a la derecha de Ud.)

Para no abandonar la página, posicionarse con el ratón o mouse y haciendo click con el botón derecho, seleccionar "Abrir enlace en pestaña nueva".

El último enlace agregado es guiapatagonia.net un sitio "cristiano" que realiza nuestro hermano Agustín García, de Esquel, donde hay direcciones, datos, Palabra, consejos, información. Allí podrá Ud. encontrar desde dónde alojarse y/o comer en Esquel hasta la dirección de una iglesia para congregarse.

A quienes nunca han leído la biblia en un año, y tienen computadora y les gusta usarla bien: les aconsejamos ir al sitio http://us.cfan.org/?lang=es-MX exacto lugar donde encontrará un Devocional para comenzar el día, y además la lectura bíblica para la mañana y la lectura bíblica para la noche y así leer toda la Biblia en un año.

Recordamos que bajo cada entrada o artículo (como éste) Ud. puede ir a "Comentarios" y escribir una opinión, sugerencia, agregar algún testimonio, etc. puede hacerlo como Anónimo o poniendo su nombre. Los comentarios serán leídos antes de publicar.

Mucho más en este blog, sigan atentos y reciban la invitación para contribuir y establecer un lazo de comunicación (feed-back), un ida y vuelta constructivo, edificante para todos en la era de la web 2.0 (y ya se habla de la web 3.0).

Que Dios los bendiga.

23/5/11

Modificaciones y actualizaciones en nuestro blog

A nuestros hermanos en la fe, amigos, en fin, a todos quienes visitan este blog les queremos comentar:

Hace un tiempo desapareció el contador de visitas, ya estando cercano a las diez mil visitas.

Ahora estamos trabajando para actualizar nuestra página, ya que han habido sitios y blogs que o no están en la web o están desactualizados y por eso estamos procediendo a sacarlos y mantener a nuestros visitantes bien informados y en la medida de lo posible recomendarles sitios edificantes y de bendición para sus vidas.

Hemos descubierto que el sitio de Cynthia Hotton, "Valores para mi país", había sido hackeado y se colocaron enlaces que nada tienen que ver con nuestro estilo de vida, pensamiento, y acciones.

Pedimos disculpas si alguien entró allí y no fue bendecido, no ha sido nuestra responsabilidad.

Queremos dar la mejor de las utilidades a este servicio gratuito de la web para que todos puedan conocer a Jesucristo y encontrar en El una nueva vida, paz y esperanza eternas y poder hacer frente a todas las adversidades de cada día con alegría y esperanza.

En pocos días más estaremos terminando y ofreciendo nuevamente entradas con mayor asiduidad.

Que Dios los bendiga

Esteban Blanco
Pastor C.C.E.

15/5/11

La escuela bíblica

Ayer en la Escuela Bíblica, los niños escucharon la historia bíblica donde Juan el Bautista predicaba antes que se manifestara el Señor Jesús.El mensaje del arrepentimiento de nuestros pecados de manera tal que lo puedan entender los niños, lo que produce en nosotros que hagamos cosas buenas y desechemos las malas.







Luego pintaron piedras con témpera, de diversos colores y anotaron verbos y acciones como "amar", "perdonar", "obedecer", "estar contento", "orar", "amistad", entre otros.

Aprendieron Hechos 3.19 adaptado para ellos. Tuvimos que atenderlos a todos en el mismo grupo ya que faltaron varios, un grupo pequeño pero de distintas edades que se llevaron muy bien y compartieron en armonía.



Hicieron todo muy contentos y así están aprendiendo la Palabra de Dios para ser parte de una nueva generación.

(Más imágenes en nuestro facebook)

8/5/11

Un avivamiento entre indígenas argentinos cambió al ministerio de David Wilkerson en Nueva York

Tomado de la edición del 5 de mayo de 2011 del sitio web "pulso cristiano":

"El siguiente relato fue compartido a Pulso Cristiano por Norberto Saracco, pastor de la Iglesia Buenas Nuevas y director de FIET:

"Era el 25 de mayo de 1956. En ocasión del feriado de la fecha patria argentina el misionero Clifford Long realizaba una serie de reuniones especiales en la localidad de Pampa del Indio, en la hoy provincia del Chaco. HacÍa diez años que Long habÍa llegado a la Argentina junto a su esposa y dos hijas, en respuesta a un llamado misionero de John Lagar, lÍder del avivamiento entre indÍgenas argentinos en la dÉcada del '40. Long, que siempre tuvo problemas para aprender la lengua española, mÁs que predicar leÍa textos bÍblicos. En el servicio de ese 25 de mayo Long leyó el texto de IsaÍas 53:4-5: 'Él llevó nuestras enfermedades…y por sus llagas fuimos nosotros curados'. Sintió 'algo especial' en la atmósfera del culto y volvió a leer siete veces el mismo texto. Durante su lectura los indÍgenas comenzaron a ser sanados. El caso mÁs conmovedor fue el de un joven totalmente tullido, acostado en el piso, que de repente se levantó saltando y gritando: 'estoy sano'. Long volvió a Resistencia, donde vivÍa, y pocos meses despuÉs, en agosto, algo similar tambiÉn ocurrió allÍ. Personas que se acercaban al pequeño lugar de reunión comenzaron a ser sanadas y varios paralÍticos volvieron a caminar.

En poco tiempo, miles de personas, la mayorÍa indÍgenas pero tambiÉn de todos los estratos sociales, se agolpaban dÍa y noche para recibir algo de Dios. VenÍan de toda Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil. Un dÍa, la esposa de Long le escribe a una de sus hijas contÁndole estas cosas. Ella asistÍa a una pequeña iglesia en Filadelfia pastoreada por un jovencito de nombre David Wilkerson.

En el culto del domingo esta joven pide permiso para leer como testimonio la carta que habÍa recibido de su madre. Su pastor (Wilkerson) queda conmovido al escuchar el relato y decide viajar a la ciudad de Resistencia, en Argentina. Dios acababa de poner en su corazón el desafÍo por los jóvenes drogadictos y alcohólicos de Nueva York. Wilkerson vino a Resistencia, vio y volvió a su ciudad. Al llegar dijo: 'Si Dios es capaz de hacer lo que he visto en el Chaco argentino entre los indÍgenas, es capaz de hacer algo asÍ en Nueva York'. Movido por esta fe se lanzó de lleno a su ministerio.

Nadie en Argentina ha sabido de esta visita. En 1987 me relató este episodio la esposa de Long. Hace pocos años, cuando Wilkerson visitó por última vez Argentina pude compartir una cena con Él. AllÍ le preguntÉ por esto, a lo que Él me respondió: "AsÍ fue"

3/5/11

Firmes constantes y en crecimiento


En la primera carta a los Corintios, en el capítulo quince, versículo cincuenta y ocho declara la Palabra de Dios: “Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.”

Esta Palabra de ánimo para seguir firmes y constantes y creciendo pero no en cualquier sentido u ocupación, sino en el servicio a Dios, contiene tres palabras claves:

Firmes: es estar bien establecido, bien parado, fundamentado, arraigado y cimentado, es decir en la Roca que es Cristo, como una casa edificada en la roca, que sus cimientos penetran en la misma y allí están unidos con cemento.

Constantes: se avanza en una dirección, en dirección a la Visión de Dios para su Iglesia, sin prisa, sin andar atropellando pero sin pausa.

Creciendo: es el proceso de Dios en lo espiritual como lo es en el orden natural, vea un bebé, vea una planta.

Y el apóstol que fue el único que caminó sobre las aguas con Jesús: Pedro, en su segunda carta en el capítulo tres versículos diecisiete a dieciocho nos dice: “Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.”

Así que sabemos de antemano lo que viene para este mundo, sabemos de antemano –por la Palabra de Dios- lo que viene para la Iglesia. Pero nos dice: “guardaos”. Cuidado, peligro, cuídense de caer (de la Roca) por el error de otros, por el error de los inicuos, de los que practican la iniquidad.

Mas bien, nos insta a crecer en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Estamos advertidos por la Palabra acerca de los acontecimientos futuros. Debemos cuidarnos mucho y no dejar que la gente malvada nos engañe. Si alguno se dejara engañar a pesar de estar advertido, dejará de creer firmemente en el Señor. Mejor es dejar que el conocimiento que nos da nuestro Señor nos ayude a ser cada vez mejores cristianos.

El mundo no tiene paz, la gente tiene miedo al futuro, incertidumbre por el futuro. Jesús nos dijo: “Les doy mi paz, mi propia paz, que no es como la paz que se desea en este mundo. No se preocupen ni tengan miedo por lo que pronto va a pasar.” (Juan 14.27). Jesús no dijo esto en medio de una fiesta, no lo dijo en medio de fuegos artificiales y sonido de trompetas, lo dijo a punto de ir a la cruz, lo dijo anticipando la persecución que vendría.

También nos adelantó que en este mundo tendremos aflicciones; sin embargo, El ha vencido al mundo (Juan 16.33). Y fue dicho en el mismo contexto, de persecución, de sufrimientos que vendrían para sus discípulos pero también de paz, de gloria, de bautismo del Espíritu Santo.

Así que debemos tener valor porque Jesús ya venció a los poderes malignos de este mundo, no debemos tener miedo. Y seguir adelante, creciendo, firmes, constanes, con ánimo, con alegría, con valentía.

EB
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com