6/8/14

La persecución a los cristianos en Irak

Mientras aún hay "cristianos" que dejan de congregarse por un sinnúmero de razones, algunos en forma definitiva, otros ocasionalmente, en otros lugares del planeta, los cristianos son perseguidos por su fe. Masacrados, mutilados, expuestos como espectáculo al mundo.

Un mundo que aún no se da cuenta del peligro de lo que ocurre con ISIS. La Humanidad y la Fe corren peligro cuando se enfría el amor y un arma de guerra se utiliza para robar una bicicleta o tomar una ciudad o un territorio matando sin miramiento alguno a niños, jóvenes, ancianos, mujeres.

UNA IGLESIA BOMBARDEADA

Estados Unidos bajo el gobierno de Bush invadió Irak argumentando que este país almacenaba armas químicas, lo que nunca se encontró. Hubo una muy sangrienta guerra. ¿Cuál ha sido el resultado? Ahora grupos de yihaidistas invaden, matan, violan para implantar su fanatismo religioso por la fuerza y la violencia. Los mueve el odio, los mueve la envidia, los mueve un espíritu que sale del mismo infierno.

Y nosotros los cristianos en "Occidente", ¿qué haremos? ¿Seguiremos siendo tibios, indiferentes a todo o abrazaremos la Fe en Jesucristo como nunca antes en nuestras vidas? La Palabra de Dios nos asegura que nada nos apartará del amor de Dios (Romanos 8). No debemos tener temor a los que matan el cuerpo sino mas bien a Aquel que puede enviar a alguien al hoyo más profundo y negro que existe en todo el Universo.


Con “nun”, la N árabe de “nazareno” marcan y expulsan a cristianos de Irak


ROMA, 02 Ago. 14 / 06:19 am (ACI/EWTN Noticias).- Ya no queda una familia cristiana en la ciudad iraquí de Mosul. La última que quedaba era una mujer discapacitada, a quien los yihadistas del Estado Islámico (ISIS), dijeron que tenía que irse si no quería ser decapitada. Previamente su casa, como la de todos los demás cristianos, había sido marcada con la letra “nun”, la N del alfabeto árabe para identificarlos como los seguidores de Cristo, el “Nazareno”.
Esta es la realidad que vive desde hace meses la minoría cristiana en Irak, desde que el grupo extremista musulmán –vinculado en sus comienzos a Al Qaeda-, iniciara su avance en este país y en Siria con el objetivo de imponer un califato y gobernar con la sharia o ley islámica, la cual obliga a los “infieles” a convertirse al Islam, pagar la jizya (el impuesto para los no musulmanes), o de lo contrario ser asesinados.
En el caso de Mosul –la segunda ciudad más importante de Irak-, la amenaza se concretó el pasado 18 de julio. Para ese día ya las viviendas, iglesias y demás propiedades de los cristianos habían sido marcadas con la letra “nun”.
Así, bajo amenaza de muerte si no renunciaban a su fe, miles de fieles debieron dejar la ciudad. “Hemos dejado todo en Mosul. Solo pudimos traer lo que llevábamos en el cuerpo, documentos y unas pocas bolsas; esto es todo lo que nos ha quedado. No sé si podremos volver algún día. Tampoco sé qué nos deparará el futuro”, dijo Habib, un católico caldeo.
(Para ver la nota completa hacer click con el mouse en el título subrayado)
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com