Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

No a la violencia

Imagen
La Palabra de Dios declara:   "Bienaventurados los pacificadores; porque ellos serán llamados hijos de Dios." (Mat 5:9) Jesús lo dijo y lo estableció. Esta declaración fue dada a conocer el miércoles 28 de noviembre:

"Frente a los hechos de público conocimiento el día de la víspera en la ciudad de Rawson, donde el estado estuvo ausente y no brindó seguridad al pueblo que deseaba manifestarse en contra de la megaminería contaminante, permitiendo así el accionar de los violentos.
"Teniendo en cuenta que el Consejo de Pastores de Esquel, se ha manifestado públicamente en contra de toda actividad megaminera y lo ha hecho con base bíblica, social y en una clara conciencia.

"En lo que a mí respecta, declaro mi solidaridad con el pueblo agredido, pueblo que tiene el derecho a manifestarse en paz pero se encontró con la violencia generada por grupos que acostumbran dirimir sus diferencias a los tiros.
"Manifiesto mi más enérgico repudio a estos grupos violentos c…

La Palabra quiere algo más que tu mente

Dios nos ha dado la Palabra encarnada en Jesucristo, el Evangelio de Juan lo declara, (Jn. 1.1): En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
Tenemos también la Palabra escrita y reunida en la Biblia, que consideramos Palabra de Dios, Palabra inspirada por el Espíritu Santo, que movió, que inspiró y llevó a los hombres de Dios a escribirla y hacerla, (ponerla por obra).
2Ti 3:16-17 dice:Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.
Así que cuando nos encontramos con Cristo nos encontramos con su Palabra, y cuando vamos a su Palabra nos encontramos con Cristo.
Dios hizo todas las cosas con su Palabra.(Heb 11:3)Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.
El poder de la Palabra de Dios no tiene resistencia que …