21/8/11

¡Celebramos la vida de Theda!

La fundadora del Ministerio Pro Evangelización al Niño en Argentina, Perú y Bolivia, más conocido en nuestro país como Liga Argentina Pro Evangelización del Niño (LAPEN), Theda Krieger, partió al encuentro de su Señor, hoy 21 de agosto de 2011, a los 102 años y con más de 85 años de servicio dedicada a alcanzar la niñez con el Evangelio de Jesucristo.


Maestra rural y maestra jardinera. Misionera. Pionera del trabajo evangelístico con la niñez. Dedicada. Humilde. Servicial. Amada por niños y grandes. Visionaria. Una mujer que al celebrar sus 100 años de vida exhortó a quienes la honraron, diciendo: “Hablen a los niños de Cristo. Ellos necesitan conocerle hoy.”

Theda sabía lo que decía, sabía que no eran palabras huecas. Todo lo contrario fue su motor durante toda su vida. Nació en San Nicolás, provincia de Buenos Aires. Hija de misioneros norteamericanos. Ideó un método de fácil entendimiento para explicarles a los infantes las grandes verdades bíblicas, el conocido y reconocido “Libro sin palabras” donde a base de colores cuenta la historia más desafiante del mundo. A sus 99 años publicó su segundo libro y hasta casi sus últimos días viajó lo que su salud le permitió visitando lugares, conociendo más niños a quienes compartir la verdad de Jesús y alentando a maestros y maestras de escuelas bíblicas a laborar con fe y dedicación por los hombres y mujeres de mañana.

El 7 de agosto de 2009, LAPEN celebró sus 100 años en el templo de la Iglesia de la Puerta Abierta, presidida por Juan Pablo Bongarrá. Allí Theda confesó: “Me ha llegado el tiempo de plantar bandera y necesito que me reemplacen”.

Si escuchar aquella confesión causó un impacto, el desafío que vino detrás de esa frase fue mayor y conmovedor por la urgencia de las palabras de una mujer que literalmente había dado su vida por quienes son menos tenidos en cuenta. “Quiero que ustedes tomen la bandera y empiecen a predicar a los niños”.

¡Theda querida! Gracias por no bajar los brazos aun en tu vejez. Gracias por animarnos a aquellos que ayer fuimos niños y recibimos de tu mano, directa o indirectamente, el mensaje de Salvación hoy recordemos aquel momento y cumplamos con la Gran Comisión empezando por los más pequeños. Seguramente habrá fiesta en los cielos. Imagino un coro de ángeles niños recibiéndote en honor a tu servicio. Me imagino al Señor diciéndote: “¡Hiciste bien, sierva buena y fiel!... ¡Ven a compartir la felicidad de tu Señor!"

Lizzie Sotola

Tomado de Notiprensa

19/8/11

EL AYUNO Y LA ORACION HERRAMIENTAS PARA EL AVIVAMIENTO

Palabra predicada el miércoles 10 de agosto de 2011 en Congregación Cristiana de Esquel, preparándonos para la cadena de ayuno y oración nacional argentina. Se utilizó (aparte de la Biblia) el aporte del libro "40 días de ayuno y renovación personal", de "Argentina oramos por vos".


Isaías 1.23; Miqueas 7.1-7; Colosenses 3.1-3

La situación de nuestra querida Argentina no puede dejar de inquietarnos y conmovernos, no podemos ser indiferentes. El 30% de la población está bajo la línea de pobreza, la corrupción está fuertemente arraigada en nuestro sistema de vida, aumenta la delincuencia, la inseguridad. Ha bajado edad de la iniciación en el consumo de alcohol y las drogas, los adolescentes se inician sexualmente más temprano, aumentando así también los abortos, las mamás niñas y el drama de la ruptura familiar; divorcios, separaciones, ensambles….
Pero la Argentina no sólo consume drogas, sino que las produce y es el mayor consumidor de cocaína de Latinoamérica. La justicia y el derecho se han torcido para favorecer a los delincuentes y a todos los que desean andar a contramano de las leyes de Dios.
Nosotros somos la Iglesia, el Cuerpo de Cristo, luz en medio de la oscuridad, llamados y escogidos para ser santos y reflejar a Cristo. No permaneceremos indiferentes a esta dolorosa realidad de la cual sólo cité algunos pocos elementos.
Nuestra forma de revelarnos contra esta deplorable situación espiritual no será cortando calles ni tocando el bombo, será AYUNANDO Y ORANDO.
Declara la Biblia: Sabemos que somos de Dios y que el mundo entero está bajo el maligno.” 1ª. Juan 5.19), y que su trabajo es “engañar a las naciones” (Apocalipsis 20.3-8).
Una de las maneras más eficaces aparte de predicar el Evangelio, es romper las ligaduras y ataduras, el control y hegemonía del diablo, por medio del ayuno y la oración. El ayuno y la oración perseverantes, en unión con otros hermanos en la fe, traerán resultados asombrosos y podremos ver un cambio en nuestra nación argentina.


¿Qué es el ayuno?
El ayuno es una herramienta espiritual que Dios nos da para preparar nuestra vida. El ayuno nos pone en las condiciones espirituales para recibir lo que Dios quiere darnos. Dios desea que todos sean salvos y que las estructuras sociales pecaminosas sean transformadas. Así que Dios está de acuerdo con nuestra petición. Para que haya Avivamiento, lo cual es una verdadera transformación, somos nosotros los que tenemos que cambiar. “Soy yo quien debe cambiar”.
Al ayunar nos disponemos a implementar una disciplina espiritual que nos modifique a nosotros y al orar, le pediremos a Dios por ese Avivamiento, pero sobre todo oiremos, OIREMOS, en qué necesitamos cambiar, para que el Avivamiento venga.
El Espíritu del ayuno no es cambiar a Dios, sino que el ayuno te ayude a cambiar a vos, a que te pongas en armonía con Dios y te prepares para recibir lo que Dios quiere darte.

De qué manera el ayuno nos prepara
1) Nos prepara siendo de ayuda para concentrarnos en Dios y en la oración. Me determino a no distraerme siquiera con la comida para concentrarme en Dios y orar.
2) Nos prepara rompiendo cadenas en nuestras vidas. Afligimos el alma. Nos humillamos delante de Dios. El cuerpo se priva de comida, el alma se humilla delante de Dios. Al humillarnos y pedir perdón a Dios por nuestros pecados personales y como nación, empiezan a romperse cadenas.
3) Nos prepara porque nos lleva a orar más de lo habitual. Esto es obvio. Ayuno sin oración es pasar hambre solamente. El ayuno tiene sentido cuando sirve para apartarnos de comer, y otras cosas, para orar.
4) Nos prepara porque al apartarnos para buscar a Dios, El se revela. Nos muestra nuestra condición, nuestro pecado, nos muestra lo que El quiere para nosotros, lo que hará en nuestras vidas, nos da Palabra y promesas.
5) El ayuno aumenta nuestra Fe para interceder. Dios dijo que algunas cosas solamente se romperán con oración y ayuno, (Marcos 9.29).
6) El ayuno aumenta nuestra seguridad y nos da paz cuando sabemos que oramos en obediencia a lo que Dios enseña en su Palabra, y volvemos a orar, y volvemos a hacerlo varias veces en el día, nuestra mente se concentra no en la situación del país, sino en el poder de Dios, y entonces nuestro corazón puede descansar en que Dios manifestará su gloria en la Argentina.
7) El ayuno rompe con nuestra autosuficiencia, al aumentar nuestra dependencia de Dios. Al apartarnos de comer, mirar televisión, navegar en internet, escuchar música, estamos demostrando que dependemos de Dios y nos alineamos con su voluntad: traer un Avivamiento a la Argentina.
8) El ayuno nos hace responsables del cambio. Al determinarnos a orar y ayunar nos ponemos en la brecha, nos hacemos cargo de la situación de nuestra nación y de su cambio.
9) El ayuno en conjunto con todo el pueblo de Dios a lo largo y ancho del país produce un efecto que hará un gran impacto en las esferas espirituales. Jesús enseñó; si dos o más de uds. se ponen de acuerdo en lo que piden, les será hecho. El ponerse de acuerdo es hacer un pacto de oración unos con otros, y delante de Dios, esto se transforma en clamor y una y otra vez la Palabra de Dios enseña que Dios escucha el clamor de su pueblo.
10) El ayuno nos da disciplina. Aumenta nuestro dominio propi. Podemos controlar nuestra búsqueda de autogratificarnos, para privilegiar a Dios. Cuando privilegiamos a Dios, cuando ponemos en primer lugar el Reino de Dios, todo lo demás vendrá añadido.

Cómo ayunar – Distintos tipos de ayuno
1) El ayuno de Ester. Consiste en no comer ni beber. (Ester 4.16). Ayuno muy poderoso y duro para los no acostumbrados a ayunar.- No recomendable para los que recién empiezan.
2) El ayuno de David. (2ª. Samuel 14.24). Ayuno de comida, es el más común. No se comen alimentos pero sí se toma agua. Puede durar un día o más.
3) El ayuno de Saúl. (1ª Samuel 14.24). Sólo de comida y dura de la mañana hasta la noche. Es un buen ayuno para el que comienza. Uno se priva de desayuno, almuerzo, merienda para separarse a orar. A la noche entrega el ayuno y puede cenar.
4) El ayuno de Daniel. (Daniel 10.2-3). Ayuno de varios días, en este caso de 21 días. Daniel se privó de alimentos delicados, no comió carne, ni tomó vino ni se puso perfume. Buen ayuno para quienes han ayunado dos o tres días y quieren probar uno de más tiempo de duración. Buen ayuno para hacer en familia y que incluso los niños ayunen. En el libro de Joel (2.16) hasta los niños de pecho debían ayunar junto con todo el pueblo pidiendo la restauración. Así como Daniel se priva de algunos alimentos uno puede explicarles a los niños lo que se va a hacer, y qué alimentos ellos están dispuestos a sacrificar (golosinas, gaseosas, alguna comida) por un día o más para orar por su Argentina. El ayuno incluye dejar los diarios, la radio, la música mundana, la televisión, la internet, deportes… dejar de hablar también, sí; un ayuno de hablar. Estas prácticas, guiadas por el Espíritu Santo son de gran bendición, no lo haremos en el poder de nuestras fuerzas. Aumentarán nuestro dominio propio y disciplina.

Vemos otro tipo de ayuno por último: El ayuno de Esdras (Esdras 8.21-23,31). No es un ayuno individual, sino colectivo, nacional con un clamor en unidad, como el que vos y yo y muchos compatriotas más a lo largo y ancho de la Argentina comenzaremos el domingo 4 de setiembre. Pediremos un camino derecho para Argentina, nos arrepentiremos de nuestros pecados y de los pecados que como nación cometemos, bendeciremos a nuestras autoridades, a nuestro pueblo, oraremos por las autoridades, ayunando.

Primero que nada, de aquí al 4 de setiembre, no dejes de hacer alguno de estos tipos de ayuno los días miércoles que la congregación ayuna, así lo hacemos en unidad y nos fortalecemos como cuerpo.

Comenzá a ayunar de televisión, ésta es una causa por la cual muchos corazones se enfrían, y comenzó a buscar más a Dios y a consagrarte por entero a El.

Si no lo hicieres, Dios y la Patria te lo demandarán. Si lo hicieres, Dios será glorificado y la nación Argentina vivirá un Avivamiento como nunca antes vivió. La corrupción será cosa del pasado, habrá tremendos cambios en la sociedad, vendrá un tiempo de transformación y Dios será glorificado en su Iglesia!
¡Amén! ¡Amén! ¡Y Amén!

6/8/11

Confiar en medio de las aflicciones y pruebas


Juan 16.33: "...en el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo."

El Señor Jesús no nos dijo que vivir en este mundo sería fácil para nosotros. Al contrario, nos dijo que tendríamos aflicción.

Esta palabra viene del término " thlipsis", que significa presión, opresión, tensión, angustia, tribulación, adversidad, aflicción, pena.

Imagínese poner su mano sobre un gran número de cosas sueltas y comprimirlas manualmente. Esto es thlipsis; ejercer una gran presión sobre algo que está suelto, sin sujetar. Thlipsis equivale a una prensa espiritual. Palabra que describe el proceso de exprimir las uvas o el fruto del olivo; las aceitunas, para sacar el jugo de la fruta.

El Señor nos dice: "¡Confíen! ¡Yo he vencido al mundo! ¡Tengan ánimo! ¡Yo he vencido al mundo!

A sus discípulos, antes de ir a la cruz, Jesús les dijo que el diablo los había pedido para zarandearlos como a trigo; se lo dijo a Pedro:

"Simón, Simón, mira que satanás ha pedido zarandearlos a ustedes como si fueran trigo. Pero yo he orado por ti, para que no falle tu fe." (Lucas 22.31-32).

Vas a pasar por aflicciones, vas a pasar por pruebas, pero quiero que sepas que Jesús mismo estará orando por tu vida. Jesús mismo intercede ante el Padre por vos, así que no importa lo que pase, El Señor mismo estará orando por tu vida.

La Palabra de Dios declara: "¿Quién condenará? Cristo Jesús es el que murió, e incluso resucitó y está a la derecha de Dios e intercede por nosotros". (Romanos 8.34).

Intercede. Ora. Habla a nuestro favor. Nos defiende.

Hay diversas aflicciones; problemas de salud, problemas en el matrimonio, problemas financieros, deudas, necesidades materiales, luchas espirituales, persecución a causa del Evangelio, etcétera.

No importa la aflicción, Cristo ora por vos. Jesús está orando para que tu fe no falle. Para que no falle tu fe a causa de estas cosas.

Debes saber que en todo hay un propósito de Dios. Cuando el Señor se dirige a Pedro por su nombre que tenía antes de convertirse, y lo llama Simón en vez de Pedro, que quiere decir "Roca", pareciera que el Señor daba a entender que en ese proceso por el cual iba a pasar el apóstol, con su maestro a punto de ser crucificado, y al estar Pedro bajo presión de ser señalado como uno de los seguidores de Cristo, saldría a luz la vieja naturaleza aún presente, de Pedro y así el apóstol negaría luego a Cristo.

Es que en la aflicción, en las pruebas, sale lo que tenemos adentro.

¿Qué pasa si exprimimos una naranja? Sale jugo de naranja. Ahora, qué pasa cuando somos exprimidos y estamos en la prensa de Cristo. ¿Qué es lo que sale? ¿Desánimo? ¿Quejas? ¿Depresión? ¿Enojo? ¿Dejamos de orar, nos enojamos con Dios o con la Iglesia y ya pensamos en dejar de congregarnos?

¿Estás bajo presión? ¿Estás pasando por alguna prueba en tu vida? Tengo buenas noticias para darte: TODO TIENE UN PROPOSITO. TU FE SERA PROBADA. Tu fe en Cristo será puesta a prueba. ¿Esa es la buena noticia? Sí, esa es la buena noticia, la otra parte es que tu fe ya no será una fe débil, endeble, será una fe fuerte, una fe a toda prueba; ¡Una fe firme!

Sépanlo todos los que aman a Dios. Si tu fe no es probada tampoco será aprobada.

En el mundo, en las cosas materiales, sucede así: cuando vas a comprar un 0km dice "0km", no fue usado, no anduvo nunca y lo vas a estrenar. Pero sí fue usado, fue puesto a prueba, cada vez que una etapa de la construcción del vehículo se completaba, era chequeado y puesto a prueba. Al final, ya en marcha, fue conducido, acelerado, por curvas, rectas, probaron las luces, los frenos, el motor, y cuando todo dio ok, fue aprobado.

En lo espiritual también es así. Dice la Palabra que nosotros nos alegramos en la salvación de Dios que está preparada para ser manifestada en el día postrero. "...aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo...," (1a Pedro 1.6-7)

Debemos tener perspectiva de fe y mirar hacia adelante, ir más profundo en este cuadro de la vida. Ahora pasamos por aflicciones y pruebas. Pero lo que nos espera es glorioso. Así nuestra fe cuando pase la prueba sea encontrada en alabanza, gloria y honra el día final de Jesucristo.

¡Tenemos esperanza! ¡Tenemos futuro en Cristo!

El consejo del apóstol Pedro, con autoridad en el tema, bien nos viene hoy para tener muy en cuenta y se encuentra en 1a Pedro 5.5-11.

¿Estas pasando por aflicciones? ¡Resiste!

Puede que Satanás te esté atacando, no te pusiste a pensar por qué Dios lo permite. ¡Resiste al diablo! Es necesario que no te duermas, que estés alerta. Que libres esta batalla espiritual por medio de la oración y Dios te dará la victoria.


No estés ansioso. Echa tu ansiedad sobre Cristo. No te distraigas en tu mente, no te preocupes innecesariamente por las cosas de la vida. No te olvides que Dios es fiel. El es tu proveedor.

¿Estás pasando por pruebas? Tu fe, una vez que pases, será una fe aprobada, fuerte, firme, estable, para la gloria de Dios.

La Palabra de Dios declara: "Aunque ande en valle de sombra y de muerte, tú estás conmigo." (Salmo 23).

La promesa de Dios es: "Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti." (Isaías 43.2).

La firmeza de tu fe glorifica a Jesús.

Valora tu fe más que todo el oro del mundo.

EB
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com