15/5/17


25 de mayo histórica jornada de clamor por Argentina se viene


Nos estamos preparando en oración para orar. La convocatoria del Espíritu Santo para el #25M, día en que celebramos la creación de un primer gobierno propio y el comienzo de la rotura de las cadenas opresivas de España.

Cada vez más ciudades del país se suman, organizadas en sus consejos pastorales y en nuestra ciudad, Esquel, no vamos a perdernos la bendición de ser parte de este clamor por nuestra querida Argentina. 

Yo voy, tú vas, él va, nosotros vamos, todos vamos. Vamos a orar. Un pueblo, una Iglesia, un clamor.

¿Crees que Dios hará algo? ¡Claro que sí! ¡Ya lo está haciendo! Se oye el ruido de cadenas caer, cadenas de opresión espiritual caen y son libres los cautivos. La Iglesia se afirma como cabeza porque no es cola. Está arriba y no debajo.

Amamos nuestra Argentina. Amamos nuestra tierra. Dios es por nosotros. ¿Quién será en contra?

Tenemos el privilegio de ser la generación que es protagonista de un cambio espiritual para que se cumplan los propósitos divinos con nuestro país.

Como en Ezequiel 22.30 Dios está buscando un hombre que se ponga en la brecha y que se ponga delante de El para clamar levantando un muro de oración por la tierra para que Dios no la destruya. Dios dijo "no lo encontré", pero Señor en este tiempo aquí estamos tu Iglesia Amada, como un sólo hombre, para clamar por nuestra Argentina y arrepentirnos de nuestros pecados (2ª Crónicas 7.14) para que vengas y sanes nuestra tierra.

Jeremías 29:7 “Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice transportar, y rogad por ella a Jehová; porque en su paz tendréis vosotros paz”.

Esta generación es testigo de un proceso espiritual que comenzara a finales de los 50 en Argentina y que continúa en un mover del Espíritu Santo o Avivamiento según quién sea el observador, sin precedentes en nuestro país.

¡VEREMOS LA GLORIA DE DIOS EN ESQUEL, EN LA QUIACA, EN PAMPA DEL INDIO, EN PUERTO ARGENTINO, EN RIO GRANDE, EN EL CHALTÉN, EN RIO TERCERO, EN EL DELTA ENTRERRIANO, DE COSTA A COSTA, DE MAR A LA CORDILLERA, DE PUNTA A PUNTA, NO HABRA LUGAR QUE NO QUEDE ALCANZADO POR LA GLORIA DE DIOS.

8/3/17

Reunión especial el 24 de marzo

El viernes 24 de marzo, día feriado en Argentina, tendremos el honor de recibir la visita del Pastor Daniel Ruiz y de su esposa Lilian Zacarías.

El Pr. Daniel Ruiz estará predicando esa noche. Su ministerio posee un marcado énfasis profético en la familia y los matrimonios. Ello ha sido volcado no sólo en el púlpito sino en el libro "Pare! Matrimonio trabajando", de su autoría.

El Pr. Ruiz ministra en Iglesia El Encuentro, de Luis Guillón, que pastorea Jorge Sennewald.



Esquel será bendecida por esta visita y la declaración de la Palabra de Dios; a las 20 horas en Avenida Alvear 2350.

Entrada libre y gratuita.

2/3/17

Dios lo hará por causa de su Nombre

La Palabra de Dios se encuentra en el libro de Ezequiel capítulo 36.

Dios dice que nos infundirá un corazón nuevo y nos infundirá un espíritu nuevo.

Dios declara a través del profeta que le habló a los huesos secos, que cambiará ese corazón de piedra por un corazón tierno, (de carne) un corazón sensible y apercibido a su presencia. 

La Palabra tiene ese condimento divino, que el que hace la obra en nosotros la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. Hay un principio y un final. Alfa y Omega. Todo completo, Dios no deja huecos, no deja baches, El termina lo que empezó.

La causa o la razón por que Cristo lo hace no es por consideración a nosotros pueblo rebelde, sino por causa de su Nombre.

Nombre sobre todo nombre que se nombra arriba en el cielo o abajo en la tierra es el Nombre de Jesús.
Y en El solamente en El hay salvación y vida eterna.

Argentina un pueblo que reincide en la idolatría, en la queja y la rebeldía contra la autoridad establecida por Dios.

Pero he aquí una promesa que entiendo no es sólo para Israel como nación incluso como país, sino para su pueblo, los que nos llamamos hijos de Dios. Cristianos. "Creyentes".

Una mirada del estado de nuestro país, una palabra que podemos declarar sobre él.

Dios no ha perdido, Dios no es un perdedor, Dios es ganador, Dios ha ganado en la cruz, en Jesucristo, la Victoria Total sobre la muerte, sobre Satanás, sobre el infierno, el mundo, las enfermedades, el pecado y todas las miserias y principados y potestades del mal.

Es por eso que no dejará las cosas a medias. Es por que Dios es completo y por causa de su Nombre que hará lo que dijo que va a hacer.

Bendito tiempo que vivimos en el que podemos ser parte comprometida, activa, en esta promesa para correr compungidos, avergonzados por nuestros pecados a los pies de Cristo donde alcanzaremos Misericordia y encontraremos Gracia para el oportuno Socorro.

El Arrepentimiento para pedir el perdón a Dios por la idolatría, la brujería, la hechicería, la violencia, los robos, los homicidios, la corrupción en el Estado, en las instituciones.

La mentira, la indiferencia y la dureza de corazón ante el prójimo, perdón por la anomia, perdón por  la burla, el odio y la envidia. 

Perdón por los adulterios y fornicaciones, perdón por los abortos, por los abusos. Pedir perdón a Dios y a los ofendidos por torcer el derecho y corromper la justicia persiguiendo al inocente y ensalzando al delincuente.

Hemos avergonzado a Dios con nuestro mal testimonio. Como hijos de Dios hemos permitido que los diarios hablen de pastores o ministros practicando el pecado. Lo han oído las naciones. 

Como argentinos hemos despilfarrado los recursos económicos, naturales e intelectuales. Mientras millones pasan hambre en el mundo, nosotros nos damos el lujo de tirar alimentos, de derrochar el agua, de contaminar la tierra, de cerrar las aulas a la educación, por eso debemos sentir vergüenza, llorar y llorar arrepentidos de verdad, CAMBIAR DE ACTITUD.

Esta promesa es también para nosotros hijos de Dios. Es para nosotros los argentinos. Dios cambiará ese corazón duro y pondrá un corazón tierno e infundirá su Espíritu Santo para cumplir con sus propósitos divinos donde su novia amada, la Iglesia de Jesucristo será la que revolucionará la sociedad entera, el mundo entero hacia Jesucristo.


“Voy a actuar, pero no por ustedes, sino por causa de mi santo nombre, que ustedes han profanado entre las naciones por donde han ido.    Entre las naciones, el mismo que ustedes han profanado entre ellas. Cuando dé a conocer mi santidad entre ustedes, las naciones sabrán que yo soy el Señor. Lo afirma el Señor omnipotente." (Ezequiel 36.22-23).

Gloria a Dios!


¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com