1/9/16

Ven y ve




Jesús llama a Felipe y a Natanael


Juan 1.43-51: "El siguiente día quiso Jesús ir a Galilea, y halló a Felipe, y le dijo: Sígueme. Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro. Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquél de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret. Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve.

Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño. Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel. Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás.

Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.

Llamó a Felipe, con tan sólo una palabra: SÍGUEME.

Ese es nuestro deber como discípulos de  Jesús: SEGUIRLO. Para seguirlo debemos conocerlo y al conocerlo ,mas lo amamos y deseamos que otros lo sigan.

Así como hizo Felipe, se acercó a Natanael y y le contó: Hemos hallado a aquél de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret.

Allí se encontró con una respuesta que tal vez no esperaba.: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno?. Pero Felipe no perdió el tiempo en explicaciones, ni en tratar de convencerlo,  él no tenía duda de lo que estaba viviendo. Simplemente  le dijo : VEN Y VE

El que convence, quien atrae, quien obra , es el Espíritu Santo.

Y ahora nos encontramos con el encuentro entre Jesús y Natanael.
Cuando Jesús vio a Natanael, descubrió su corazón. Él nos conoce, sabe cómo somos, aún mejor de lo que nosotros nos conocemos.

No tuvo prejuicios por lo que había dicho,  no lo juzgó, no lo recibió con recelo. Todo eso lo hacemos nosotros: Mirá lo que dijo…., cómo me miró……, seguramente está pensando que…… Pero Jesús vio más allá de ese momento.Jesús vio un hombre integro, sin doblez, directo.

Cuando estabas debajo de la higuera…. Allí no se sentaban a tomar mate  dormirse una siestita. Allí se sentaban a meditar sobre las cosas de Dios. Buscaban respuestas, seguridades, buscaban de Dios.. Era un varón con hambre de Dios. Y eso es lo que vio Jesús.

Es lo que busca en nosotros. Que seamos integros, de una sola pieza, sin dobleces. Que aquí seamos igual que en casa, en el trabajo o cuando estamos solos y creemos que nadie nos ve.

Natanael reconoció al Jesús: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.

Cuando lo hizo, Jesús declaró algo tremendo.
“COSAS MAYORES QUE ESTAS VERÁS.
DE CIERTO, DE CIERTO OS DIGO: DE AQUÍ ADELANTE VERÉIS EL CIELO ABIERTO, Y A LOS ÁNGELES DE DIOS QUE SUBEN Y DESCIENDEN SOBRE EL HIJO DEL HOMBRE.”

Volvamos al principio, volvamos a ese encuentro con el Señor donde no había rutinas, ni estructuras, Reconozcámoslo como nuestro maestro, el Hijo de Dios, el Rey.

Busquemos más de él sentarnos a sus pies para aprender, para conocerlo, para amarlo, para tener esa comunión con El. 

Dejemos los tiempos y nuestros propios saberes de lado, nuestra experiencia o el tiempo de “cristianos” que llevamos o si ocupamos un lugar en la congregación y rindámonos al Señor en un reconocimiento total de lo que El es, sin menospreciar Su Presencia, Su Obrar en Nosotros.

Pidamos al Señor que nos perdone por decirle a El lo que tiene que hacer y rindámonos por completo.
Entonces….  “COSAS MAYORES QUE ESTAS VERÁS.

 DE CIERTO, DE CIERTO OS DIGO: DE AQUÍ ADELANTE VERÉIS EL CIELO ABIERTO, Y A LOS ÁNGELES DE DIOS QUE SUBEN Y DESCIENDEN SOBRE EL HIJO DEL HOMBRE.”

RW

4/6/16

Subiste a lo alto y tomaste dones para los hombres


Dios ha colocado en cada uno de nosotros un tremendo potencial para ser desarrollado en sus diseños divinos.

He visto estos días cosas que me han sorprendido gratamente, que son producto del desarrollo de ese potencial. Personas que tienen proyectos para la ciudad, para mejorar –por ejemplo- el tránsito por sus calles, otros que proyectan mejoras en la educación, personas que han llevado adelante ideas, que concretaron ideas, por ejemplo vi un  invernáculo construido con materiales de desecho, neumáticos usados, botellas descartables descartadas y dentro de ese invernáculo ubicado en la zona de la estepa pero dentro de Esquel, tomates cherry, plantas aromáticas, una enorme planta de alóe vera, etcétera.

Veo gente que Dios ha dotado de dones y talentos artísticos, para servirle con diversos instrumentos no sólo tocando sino también componiendo, a algunos de ellos también los ha dotado de una voz especial para cantar y de condiciones para entonar bien y para ayudar al pueblo de Dios en la adoración.

Veo mujeres a quienes el Señor les ha dado cualidades especiales para crear diseños para la ropa, para tejer, para hacer ropa, etc. Hay gente que tiene una gran facilidad para el dibujo, la pintura hoy también el diseño que se trabaja con programas de computación, y así encontramos también personas que tienen talentos para los negocios, y son exitosos en la compra y en la venta para prosperar.


Podríamos quizás estar todo el día enumerando y contando del poderoso potencial que Dios ha colocado en las personas, hayan reconocido a Cristo o no, Dios ha dotado a cada criatura de dones y talentos para ser desarrollados en beneficio de la comunidad y para la gloria de Dios.

Salmo 68.18 declara la Palabra de Dios:
Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad, tomaste dones para los hombres,  y también para los rebeldes, para que habite entre ellos JAH Dios.”

Así que el Señor Jesucristo cuando ascendió a los cielos luego de haber muerto y resucitado, tomó dones para los hombres, para darle a sus hijos y para dar también a los rebeldes.

Lo hizo con un propósito: QUE HABITE ENTRE NOSOTROS JEHOVA DIOS.
¿Te das cuenta querido hermano de lo que estamos declarando y de lo que Dios está revelándonos en este día?

DIOS QUIERE HABITAR ENTRE NOSOTROS. No se trata de venir un rato, no se trata de una visita, se trata de una permanencia, de una relación de amistad, de amor, de adoración, de estar habitando El entre nosotros.

Al ascender el Hijo de Dios antes de ser ocultado por las nubes, ante los ojos de sus discípulos, el mayor don para sus hijos prometió: la promesa o el don del bautismo del Espíritu Santo.

En ese plan divino, entre los mayores dones están los apóstoles, pastores, profetas, evangelistas, maestros, establecidos con el fin de edificar su Iglesia.

Y las habilidades y destrezas que cada persona tiene y  que ha podido descubrir y desarrollar y las que aún no ha podido descubrir y hacer producir.

No digas no puedo, no digas no sirvo, porque puedes, porque eres útil, porque Dios te ha dotado de dones, de talentos, de habilidades y destrezas que te hacen una persona única, especial e irrepetible.

Al estar Dios habitando en tu vida, al estar habitando en tu hogar en todo tiempo y circunstancia, al estar su Presencia, no se verá otra cosa que una persona diligente, dispuesta, proactiva, no perezosa, trabajadora, servicial, por lo tanto una persona alegre, que puede sonreír aún en medio de las más diversas y duras circunstancias que pueda transitar.

Los dones que Dios te ha dado son parte de ese potencial poderoso que tiene cada argentino para levantar este país y para producir en beneficio propio, en beneficio de tu familia, de la Iglesia y de toda la comunidad.

Porque al fin y al cabo el propósito de Dios es que te ha creado para que le adores.

Efesios 1. 5- 12
“En amor nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad, para alabanza de su gloriosa gracia, que nos concedió en su Amado. En él tenemos la redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados, conforme a las riquezas de la gracia que Dios nos dio en abundancia con toda sabiduría y entendimiento.  Él nos hizo conocer el misterio de su voluntad conforme al buen propósito que de antemano estableció en Cristo, para llevarlo a cabo cuando se cumpliera el tiempo: reunir en él todas las cosas, tanto las del cielo como las de la tierra.
En Cristo también fuimos hechos herederos, pues fuimos predestinados según el plan de aquel que hace todas las cosas conforme al designio de su voluntad,  a fin de que nosotros, que ya hemos puesto nuestra esperanza en Cristo, seamos para alabanza de su gloria.”

POR LO TANTO CONSAGREMOSNO A EL, APARTADOS DEL PECADO Y DE LA MUNDANALIDAD, DE LA FRIVOLIDAD Y LA LIVIANDAD, APARTADOS PARA SERVIR A DIOS CON LOS DONES QUE EL NOS HA OTORGADO, EN ADORACION PERMANENTE LAS 24 HORAS DEL DIA LOS 7 DIAS DE LA SEMANA.


1/3/16

1 de marzo Día de Arrepentimiento Nacional

El 1° de marzo los cristianos evangélicos de Argentina nucleados en ACIERA (Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina) decidieron hacer lo que enseñan las Sagradas Escrituras, y proclamar un “DIA DE ARREPENTIMIENTO NACIONAL”En cada ciudad del país, las iglesias se unirán en oración y ayuno para expresar públicamente ese sentir. Están convencidos que no hay otra forma para que un pueblo sea prosperado y restaurado, que no sea volverse a Dios y buscar Su oportuno socorro.
Necesitamos arrepentirnos de nuestros pecados como nación, humillarnos y clamar por Su misericordia.
Si lo hacemos, Dios promete sanar nuestra tierra y restaurarnos (2 Crónicas: 7.14; Nehemías: 1:6-9).
Como argentinos y habitantes del suelo argentino, nos arrepentimos por…

… nuestro orgullo en haberle dado la espalda a nuestro Creador. (Ro.1:21,25)
… nuestra rebeldía en desobedecer Sus mandamientos. (Is. 30:9; Dn.9:5) 21,25)
… dejar de lado los mandatos de Dios para la familia. (Ef.6:1-4) 21,25)
… no proteger a nuestros niños y adolescentes en sus derechos básicos. (Lam.2:19)
… la violencia encarnada en todos los órdenes de la sociedad. (Sal.74:20)
… permitir que la droga avance y cause tanto daño a nuestros jóvenes. (1 Cor.6:19-20)
… mentirnos entre nosotros mismos y al mundo. (Is.59:12-13)
… la codicia y la mala administración de los recursos del país. (Is.57:17-18)
… consentir la injusticia y el abuso de los más débiles. (Jer.6:7)
… la inmoralidad, los abusos sexuales y la trata de personas. (Mt. 25:40)
… la traición y el robo entre hermanos habitantes de un mismo suelo. (Miq.7:2)
… la corrupción y la falta de integridad en nuestras acciones. (Is. 10:1-2)
… la apatía e indiferencia hacia los problemas sociales. (Sgo.1:27)
Nos convocamos en lugares públicos, a estar presentes con nuestras familias, en unidad,como lo ha marcado la historia bíblica. En todos los escenarios donde la nación deba ser levantada de su condición moral, social y espiritual.
ARGENTINA TE BENDIGO
Reunidos en distintos puntos del país, un mismo día, con un mismo sentir, con una misma voz, como un solo Cuerpo, el de CRISTO que somos y representamos.
“Entonces todo el pueblo, como un solo hombre, se reunió en la plaza. Confesaron públicamente sus propios pecados y la maldad de sus antepasados, y asumieron así su responsabilidad”Nehemías 8:1 y 9:2-3
ACIERA invita a todos a que compartan los lugares de encuentro de sus ciudades.
Informando a oficina@aciera.org

23/2/16

YO SOY EL QUE SOY

Éxodo 3:14-15 Nueva Versión Internacional (NVI)

— “Yo soy el que soy —respondió Dios a Moisés—. Y esto es lo que tienes que decirles a los israelitas: “Yo soy me ha enviado a ustedes.” Además, Dios le dijo a Moisés:
—Diles esto a los israelitas: “El Señor, el Dios de sus antepasados, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, me ha enviado a ustedes.
Éste es mi nombre eterno; éste es mi nombre por todas las generaciones.”

Una vida cristiana de éxito comienza con el conocimiento de Dios. En esta Palabra, Dios revela parte de su naturaleza y carácter.
Conocer verdaderamente a Dios debe afectar nuestra conducta. Encontraremos algunas claves para hacer más fructíferas nuestras vidas.

-        Debo comprender que Dios es. Su nombre es “Yo soy el que soy”. Confía en este fundamento, apóyate y descansa en El.

En Exodo cap. 15, vrs 25 y 26 dice la Palabra de Dios:
“Moisés clamó al Señor, y él le mostró un pedazo de madera, el cual echó Moisés al agua, y al instante el agua se volvió dulce. En ese lugar el Señor los puso a prueba y les dio una ley como norma de conducta. Les dijo: «Yo soy el Señor su Dios. Si escuchan mi voz y hacen lo que yo considero justo, y si cumplen mis leyes y mandamientos, no traeré sobre ustedes ninguna de las enfermedades que traje sobre los egipcios. Yo soy el Señor, que les devuelve la salud.»


Recibe a Dios como “El Señor que te sana”. Sanar es un atributo de Dios; su voluntad es restaurarte. Jesús cargó en la cruz con tus enfermedades y dolores, por sus llagas puedes ser sanado ahora.

“Él fue traspasado por nuestras rebeliones,
    y molido por nuestras iniquidades;
sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz,
    y gracias a sus heridas fuimos sanados.” (Isaías 53.5)

Exodo 17.15: “Moisés edificó un altar y lo llamó «El Señor es mi estandarte."
Entrégate a Dios porque el Señor es tu bandera. Cuando te rindes a El, triunfas en la batalla contra la carne. Entrégate ahora, díselo con tus labios.

Exodo 31.13 dice:
“Diles lo siguiente a los israelitas: “Ustedes deberán observar mis sábados. En todas las generaciones venideras, el sábado será una señal entre ustedes y yo, para que sepan que yo, el Señor, los he consagrado para que me sirvan.”
Sigue a Dios quien es el Señor que te santifica. El te ha apartado, te ha consagrado para sí mismo. Su vida en nosotros hace posible nuestra santidad.

“Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.” (1ª Pedro 2.9).

Dios nos ha llamado a la santidad, a ser personas apartadas para El y sus propósitos. Dios quiere que su pueblo se distinga claramente del resto del mundo por su pureza y convicciones; que sea diferente por la forma en que piensa, vive y actúa. Esta diferencia debe ser bien visible y dar la Gloria a Dios.

Dios nos trata a nosotros diferentes que como trata al resto del mundo. En Exodo 8, 9 y 10 cuando Dios derrama sus plagas en Egipto, esas plagas no tocaron al pueblo de Israel. Sus aguas no se contaminaron, los piojos no los tocaron tampoco las ranas, cuando había la plaga de oscuridad, en las casas de los israelitas había luz, cuando murieron los primogénitos de Egipto, los primogénitos de Israel tenían vida.

 En Exodo 11.7 dice: “Sin embargo, entre los israelitas habrá tal tranquilidad que ni siquiera un perro ladrará. Entonces sabrán que el Señor hace una distinción entre los egipcios y los israelitas.”

Esto debemos entenderlo bien, Dios nos trata diferente que al resto del mundo.

Cuando Dios iba a ejecutar su juicio sobre Egipto matando a los primogénitos, mandó a Moisés que los israelitas celebren la Pascua. Debían matar un cordero y con la sangre del cordero untar los postes y los dinteles de las puertas de sus casas.

De esta manera cuando pasara el ángel exterminador, al ver la sangre del cordero, seguiría de largo. Esto lo podés leer en Exodo 12.



1ª Pedro 1.18 al 19 dice:  Como bien saben, ustedes fueron rescatados de la vida absurda que heredaron de sus antepasados. El precio de su rescate no se pagó con cosas perecederas, como el oro o la plata,  sino con la preciosa sangre de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin defecto.”

Exodo 19.5 dice “Si ahora ustedes me son del todo obedientes, y cumplen mi pacto, serán mi propiedad exclusiva  entre todas las naciones.
Aunque toda la tierra me pertenece, ustedes serán para mí un reino de sacerdotes y una nación santa.”

Si quieres convertirte en alguien especial para el Señor debes obedecerlo. Obedecerlo. No basta con declarar que El es tu Señor y Salvador, si Jesús es tu Señor, debes obedecer su Palabra y así serás alguien especial para El.

En Exodo 21.5 dice la Palabra de Dios:
“Si el esclavo llega a declarar: “Yo no quiero recobrar mi libertad, pues les tengo cariño a mi amo, a mi mujer y a mis hijos”,  el amo lo hará comparecer ante los jueces, luego lo llevará a una puerta, o al marco de una puerta, y allí le horadará la oreja con un punzón. Así el esclavo se quedará de por vida con su amo.”

Los esclavos comprados por los hebreos durante 6 años le servían a su amo. Al sexto año podía quedar libre, pero si quería seguir siendo esclavo por amor le horadaban la oreja junto al poste y se quedaba de por vida con su amo.
Conviértete en un esclavo de Jesucristo! El abrirá tus oídos para que escuches su voz con claridad y comprendas su mensaje. El llevó las marcas del amor por vos y por mi en sus manos, en sus pies, en su costado, en su cabeza. No podemos ser menos nosotros y querer que Dios nos bendiga sin ser esclavos de El.

O sirves a Dios, o sirves al Diablo, no hay término medio. Somos llamados a ser esclavos de Jesucristo, siervos de Jesucristo.

 Exodo 32.25 al 29: “Al ver Moisés que el pueblo estaba desenfrenado y que Aarón les había permitido desmandarse y convertirse en el hazmerreír de sus enemigos, se puso a la entrada del campamento y dijo: «Todo el que esté de parte del Señor, que se pase de mi lado.» Y se le unieron todos los levitas.
Entonces les dijo Moisés: «El Señor, Dios de Israel, ordena lo siguiente: “Cíñase cada uno la espada y recorra todo el campamento de un extremo al otro, y mate al que se le ponga enfrente, sea hermano, amigo o vecino.” » Los levitas hicieron lo que les mandó Moisés, y aquel día mataron como a tres mil israelitas. Entonces dijo Moisés: «Hoy han recibido ustedes plena autoridad de parte del Señor; él los ha bendecido este día, pues se pusieron en contra de sus propios hijos y hermanos.»

Ustedes saben que Moisés estaba durante 40 días en la montaña donde Dios le hablaba; durante ese tiempo el  pueblo le dijo a Aarón no sabemos qué le puede haber pasado, hagamos unos dioses… y así hicieron el becerro de oro y se entregaron al desenfreno y a la idolatría.
Dios ejecutó su juicio ese día en medio de su pueblo con aquellos que no se plegaron al pecado de idolatría.
Por eso sé celoso de la santidad de Dios. El honra a aquellos que le honran.
Sé celoso en tu propia vida primero que nada. No te permitas el lenguaje obsceno ni que tu mente se entregue a pensamientos idólatras o a desvaríos en los argumentos de la carne y de la sabiduría terrenal.
Llena tu mente de Cristo, llena tu mente, tu corazón de la Palabra. Con aquellos que moran bajo tu techo no permitas que contaminen la atmósfera de tu casa con palabras sucias y cosas que no honran a Dios.

Sé celoso de la santidad de Dios y El te honrará.

6/1/16

2016 AÑO DEL AVIVAMIENTO Y DEL JUBILEO


 ISAIAS 42.1-3
“He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.
No gritará, ni alzará su voz, ni la hará oír en las calles.
No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia.”

En este caso la Palabra de Dios habla de Cristo.

 Aquel que siendo Dios se hizo siervo (Fil. 4.7).

Aquel de quien se oyó una voz desde los cielos, en su bautismo en el Jordán que decía: “Este es mi Hijo Amado en quien tengo contentamiento” (Mateo 3.17).

Aquel de quien el profeta clama diciendo:
“El Espíritu del Señor Dios está sobre mí, porque me ha ungido el Señor para traer buenas nuevas a los afligidos; me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, para proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros.” (Isaías 61.1).

ISAIAS 57.15
Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.

Traerá justicia a las naciones sin violencia. El poder sobrenatural del Espíritu Santo lo hace. Aquella nación que se rinda a los pies de Cristo lo experimentará.

En este nuevo año 2016, Año del Avivamiento, es un año, una nueva oportunidad que no sabemos si se repetirá porque el tiempo del cumplimiento de las promesas de Dios es hoy así como la respuesta a su Palabra es sí y Amén, en este nuevo año:

La restauración comenzó.

Dios termina la obra que empieza. Dios no deja las cosas a medio hacer. Dios es Fiel para cumplir lo que El ha prometido.

Hay una caña cascada, una caña quebrada, semipartida, donde hay vidas que han sido quebradas y que pensaron que todo estaba terminado Dios viene a tu vida para decirte yo no voy a desecharte, yo no dejé de pensar en vos.

Con amor eterno te he amado. Jehová se manifestó a mí desde lejos, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te he atraído a mí con mi gracia.” Jeremías 31.3

Dios te ama con un amor a toda prueba, un amor fuerte, un amor persistente, un amor que lucha a brazo partido por vos, un amor que no se oxida, un amor verdadero, el amor de Dios es así, así Dios te ama.

El no viene para quebrar la caña cascada.

El no ha venido para apagar el pábilo humeante. Alguno dice yo tenía fuego de Dios en mi vida, yo era una persona entregada, consagrada a Cristo pero me enfrié.

Este es el año en que el fuego no se apagará, el fuego de Dios en el Altar siempre estará ardiendo, el fuego del Espíritu Santo encenderá una llama en tu corazón, bautizándote, llenándote, moviéndote, levantándote.

¿No ves un pábilo humeante, una llamita que apenas está encendida? Pero Dios está haciendo cosas nuevas y las trae a luz, (Isaías 43.19); hay que verlo, hay que declararlo, escribirlo, hacerlo, vivirlo, tomarlo en el poder de la Fe que Dios te ha dado.

No veo un pábilo humeante, veo una llama encendida, veo el fuego de Dios transformando vidas, cambiando corazones, sanando heridas, levantando al caído, liberando oprimidos, sacando de la cárcel a los presos.

ESO VEO.

Cristo por medio de la verdad viene para traer Justicia. Jesucristo es la Verdad. (Juan 14.6)

¿Has  pasado por situaciones terribles que nunca imaginaste, la tragedia tocó tu familia, una separación, deudas, acciones de hombres que con injusticia detienen la verdad?

Con el profeta Miqueas puedes declarar este año: “El me sacará a luz, veré su justicia.” (Miq. 7.9 y vers 7) Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá.”

El se llama Fiel y Verdadero y con Justicia juzga y pelea. Apoc. 19.11

Este es el Año del Jubileo. Así lo declaramos, así comenzó proféticamente. Si te deben tienes que perdonar, si debes te perdonarán.

El secreto de la oración modelo: “Perdónanos así como nosotros perdonamos a nuestros deudores.”  (Mateo 6).

Si, es verdad que se refiere a las ofensas, pero también le cabe a las deudas financieras. Acordate de la parábola de los dos deudores. (Mateo 18).

Si lo crees, decláralo para tu vida y para tu familia. Año del jubileo, cuando se perdonan todas las deudas, año de la liberación de la esclavitud de las deudas, año del perdón, donde voy a perdonar viejas ofensas y no las voy a sacar más a luz, las perdono, aplico la sangre de Cristo y las tiro a la basura.


Ese perdón te trae liberación y liberará a la persona atada. Año del Avivamiento, porque cuando hay perdón hay avivamiento. Año del Jubileo, porque Cristo ya ha perdonado todas tus deudas, no trates de cobrarte lo que te deben porque Cristo te perdonó mucho, perdona así también de la misma forma a los demás.



HEBREOS 4.14-16

Por lo tanto, ya que en Jesús, el Hijo de Dios, tenemos un gran sumo sacerdote que ha atravesado los cielos, aferrémonos a la fe que profesamos. Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos.

(Predicada esta Palabra en Esquel el domingo 3 de enero de 2016)

10/11/15

Semana de concreciones

Este domingo hemos declarado a esta semana como semana de concreciones. La Palabra de Dios declara en Proverbios 18.21: "Muerte y vida están en poder de la lengua, y los que la aman comerán su fruto."

Le hemos hablado a cada día de la semana para que dé fruto para la Gloria de Dios, usando el poder de nuestra lengua para declarar vida sobre la muerte, productividad sobre la improductividad, gozo en lugar del espíritu angustiado.

En Ezequiel 37 declaramos: "Entonces el Señor me dijo: «Habla en mi nombre a estos huesos. Diles: “Huesos secos, escuchen este mensaje del Señor.  El Señor les dice: Voy a hacer entrar en ustedes aliento de vida, para que revivan.  Les pondré tendones, los rellenaré de carne, los cubriré de piel y les daré aliento de vida para que revivan. Entonces reconocerán ustedes que yo soy el Señor.”»  Yo les hablé como él me lo había ordenado. Y mientras les hablaba, oí un ruido: era un terremoto, y los huesos comenzaron a juntarse unos con otros.  Y vi que sobre ellos aparecían tendones y carne, y que se cubrían de piel. Pero no tenían aliento de vida."

De la misma forma que el profeta, le hablamos a los huesos secos para que vivan, a los que se fueron para que regresen a Cristo, a los enfermos para que sean sanos, a los ciegos que vean, el cáncer que sea secado y fluya vida en su lugar. Creemos en el poder sobrenatural de Dios!

Creemos que hemos sido ungidos para sanar y liberar en el Nombre de Jesús y ya hemos comenzado a ver cada día de esta semana la respuesta divina a la declaración de fe.

Una muy buena ilustración cómo podría haber sido la experiencia de Ezequiel

Cree en este día. Solamente cree, deja la duda, echa fuera el temor, abraza las promesas de Cristo, Dios es Fiel, decláralas, óralas, camina por ellas en fe.

Lo que Dios ha dicho, El lo hará. Su palabra no tiene fecha de vencimiento. A Dios sea toda la Gloria y la Honra, hoy y siempre y por siempre, Amén.

5/11/15

Promesas y también proverbio


La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples”.
Salmos 119.130


Muchos creyentes utilizan la Palabra de Dios nada más que para buscar fortaleza, aliento, esperanza y consuelo. Es decir, una promesa del Señor para sus vidas.

Pero muy pocos creyentes utilizan la Palabra de Dios para buscar sabiduría y dirección para sus vidas, es decir, un proverbio que los instruya y direccione.

Fijate qué tienen subrayado en su Biblia, ¿promesas o proverbios?, ¿palabras de aliento o principios de sabiduría? Esto no miente.

Conforme lo que tenga subrayado en las Escrituras, será a lo que verdaderamente le prestarán atención, y se desarrollarán en consecuencia.

La clave radica en no optar por una cosa o la otra sino en tomar la Palabra de Dios en forma completa, para ser bendecidos de la misma forma.

A la hora de testificar también hacelo de forma completa, no solo dando una palabra de aliento, sino también un principio de sabiduría, ya que esto es lo que muchos necesitan.

Este es tiempo de que utilicemos toda la Palabra de Dios, incluso aquella que nos confronta y nos insta a cambiar.

Aunque seas simple recibirás entendimiento de parte del Señor a través de su Palabra y te dará la sabiduría y la inteligencia para conducirte en la vida.

Que en este tiempo, como Pueblo de Dios, no solo tengamos un 10 en promesas, sino también un 10 en sabiduría, para ser bendecidos de forma completa.

  • Dios es tu proveedor y también te enseña a administrar.
  • Dios te da trabajo y también te enseña a progresar en él.
  • Dios sana tu vida y también te enseña a cuidar tu salud.
  • Dios te da una familia y también te enseña a llevarla adelante.
No te olvides de alumbrar tu camino con la Palabra de Dios, tanto en la oscuridad de las pruebas como en las decisiones que tenés que tomar en la vida.

Yo bendigo tu vida para que la Palabra de Dios pueda fortalecerte y guiarte, y además te ayude a fortalecer y guiar a los que te rodean.


© 2015 – Todos los Derechos Reservados –
Agradecemos que compartas este mensaje entre tus conocidos por correo electrónico y redes sociales, y conserves la integridad del texto, y mencionando su fuente y autoría.  Principios para el éxito Pastor Daniel González
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com