21/5/08

El cronos y el kairos de Dios

LA BIBLIA menciona 2 tipos de tiempos: 1) cronos: tiempo en días, meses, años...
2) kairós: un tiempo oportuno de Dios, un tiempo donde sucederá algo que está en Sus planes.

Leemos en Ester 2:12 “Y cuando llegaba el tiempo de cada una de las doncellas para venir al rey Asuero, después de haber estado 12 meses conforme a la ley acerca de las mujeres, pues así se cumplía el tiempo de sus atavíos, esto es, 6 meses con óleo de mirra y 6 meses con perfumes aromáticos y afeites de mujeres”.

En la época del imperio medo persa era costumbre que las doncellas que se presentaban delante del rey debían pasar por un período de tiempo preparándose para esta ocasión, que era la más importante de sus vidas. Esta preparación constaba de 2 partes...
1) 6 meses con óleos y mirra (hierbas amargas) con el fin de ablandar la piel y purificarla;
2) 6 meses sumergidas en cremas y aceites con el fin de enriquecer la piel con nutrientes.

NO PODÍAN PRESENTARSE ANTE EL REY SIN HABER PASADO POR ESTE PROCESO.

De igual modo el creyente debe pasar por este proceso antes de estar delante del Rey de Reyes, nuestro Señor. Para cada cristiano hay un tiempo de purificación, donde el Señor se encarga de transformar nuestras vidas.
Es en ese tiempo donde el Señor muestra su grandeza y reconocemos nuestras limitaciones y lo poco que somos ante Él. Pero el Señor te dice: “NO TE PREOCUPES, TE ESTOY PURIFICANDO”.
Estar cubierto en aceite nos habla de estar sumergidos en la presencia de Dios. No sólo te quiere purificar, sino que conozcas su presencia. Él te quiere llenar de Su Espíritu Santo.
Dios desea llevarte a una nueva dimensión. Como Dios levantó a Ester para un tiempo oportuno, trajo salvación para su pueblo que estaba en grave peligro, así también te está levantando para este tiempo, el Padre te ha puesto en lugares estratégicos, Dios tiene un plan y un tiempo para ti. Todos estos años de dificultades, de sinsabores, te han preparado para este tiempo... el kairós de Dios ha llegado a ti.
No escuches al enemigo, afina tu oído y escucha la voz de Dios. El es fiel y sus promesas son sí y amén. Muere a tu yo, a tu viejo hombre y nace a una nueva vida, un nuevo tiempo comienza para tu vida.
¡¡Prepárate!!

Colaboración de Ezequiel Blanco

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com