17/5/08

Breve reseña histórica del comienzo de esta obra

“Desde que nos relacionamos con mi novia Raquel Wegrzyn, allá por noviembre de 1985, enfocamos nuestras vidas para servir a Cristo. Ambos fuimos formados en hogares cristianos por lo cual estamos eternamente agradecidos a Dios y a nuestros padres.
“En mi caso tuve una formación complementaria en el Instituto “Casa Bíblica”, de la Iglesia Ríos de Vida de Quilmes. Ambos servimos al Señor desde nuestra niñez, y es lo que continuamos haciendo una vez que nos casamos, porque sabemos que El nos ha llamado.
“Cuando dejamos la iglesia donde servíamos al Señor, empezamos una nueva etapa, pues vimos que nuestro tiempo allí había terminado.
“En noviembre del año 2000 salimos en paz de allí[1] y buscando la guía del Señor en oración encontramos la cobertura espiritual en unos hermanos mayores que nos recibieron con mucho amor y a quienes conocimos personalmente en el Congreso Patagónico de Pastores de Congregación Cristiana en enero de 2001 en Carmen de Patagones.
“Desde ese momento nos cubren espiritualmente el Pr. Máximo Romero y su esposa Liliana Silva. Además pudimos conocer al Pr. Juan José Churruarín, uno de los fundadores de Congregación Cristiana, los pastores Martín Blanco; Germán Calfín; Carlos Paranao; Vilo Pedemonte; Oscar Schafer, etc.
“El Señor nos fue acercando niños de 9 a 15 años de edad por quienes comenzamos a orar. A partir de junio de 2001, uno tras otro fueron aceptando a Cristo. Algunos de ellos hoy están cursando la Universidad y ya no siguen en contacto con nosotros pero confiamos que “la Palabra de Dios no volverá vacía sino que hará la obra que le ha sido encomendada”.
“Comenzamos la Escuela Bíblica cada sábado de la semana. Luego se fueron acercando algunas señoras, ocupándonos de todas ellas para que acepten a Cristo como Salvador y Señor de sus vidas y experimenten una verdadera conversión, un cambio de vida.
“El trabajo es muy arduo pues Dios nos fue llevando a levantar una congregación “desde cero”, es decir llevando la Palabra de Dios a personas que no la han escuchado antes o que habiéndola escuchado no han tomado una decisión positiva, o que no se congregan en ninguna iglesia por ser, justamente gente que todavía no conoce a Cristo.
“Muchas congregaciones comienzan luego de una división, por lo que el nuevo líder, cual abeja reina que se va de la colmena con su enjambre, comienza una nueva obra acompañado de varios colaboradores. Con esto no criticamos este proceso que muchas veces es permitido por Dios, solamente lo mencionamos porque viene al caso. El proceso por nosotros transitado hasta el día de hoy es arduo y difícil, pero creemos que Dios nos ha puesto en este camino.
“Los primeros bautismos (un matrimonio) los celebramos en el arroyo Esquel con la compañía de nuestro Pastor Máximo Romero, y de los Pastores Germán Calfín y Martín Blanco. Fue en los primeros meses del año 2001.
“El 21 de abril del año 2005 otro matrimonio y una hermana decidieron pasar por las aguas del bautismo.
“Llevamos adelante el cumplimiento de la Gran Comisión (Mateo 28:18-20) predicando, enseñando (discipulando) y bautizando. Y es el Señor el que añade a la Iglesia suya “los que van siendo salvos”.
“Que siempre nos encuentre en humildad y bajo el manto de su infinito amor y de su gracia, somos sólo instrumentos de El y estamos a su servicio.”

[1] Se trata del Centro Evangelístico “Nueva Vida” pastoreado por el Pr. Francisco Dibello, las reuniones se hacían en el excine Coliseo de Esquel, ubicado en el centro de la ciudad.

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com