10/6/08

Los chicos primero



Congregación Cristiana de Esquel, desde sus inicios dedicó sus energías a los niños casi sin buscarlos, muchos de ellos vinieron solos. Algunos de estos niños hoy ya son casi jovencitos y todos estos años van creciendo mientras aprenden a conocer a quien dijo "dejen que los niños se acerquen a mí. No se lo impidan, porque el reino de Dios es de los que son como ellos", (Lucas 18:17 BLA).


En esta fotografía podemos verlos posando para la foto, en un decorado salón, hace pocos días cuando se les entregó a cada uno un barbijo para protegerse de las cenizas volcánicas.


En la Escuela Bíblica que tiene lugar todos los días sábados de 11 a 12,30 horas, los niños tienen un lugar donde expresarse a través de cánticos, actividades artísticas, y participar en juegos y concursos, siendo atendidos por los pastores que además son docentes, uno de ellos ejerciendo la docencia activamente desde hace más de 20 años.


Pero lo más importante es que son enseñados en la Palabra de Dios en un nivel entendible para sus edades. Esto tiene como propósito que conozcan a Jesús personalmente, que vayan construyendo una relación con El, lo cual nace en el corazón de Dios.


Por otra parte los jovencitos, con su actividad los viernes a partir de las 20 horas, tienen un tiempo de juegos (en la foto los vemos en un partido de metegol), comparten algo para comer y son enseñados en la Palabra, en temas que son de interés y de actualidad para ellos.

Estos son espacios de contención y socialización que como otras congregaciones en nuestra ciudad, llevamos adelante en nuestro caso en la zona del Barrio Malvinas.

Bien dice la Biblia: "Enseña al niño el camino en que debe andar, y aún cuando sea viejo no se apartará de él", (Proverbios 22:6, La Biblia de Las Américas). Por eso la inversión en sus vidas dará fruto para que estos hombres y mujeres de un futuro cercano sean agentes de cambio en nuestra sociedad.
Algunos padres no saben cómo hacer para que sus hijos no se vuelquen a la droga o la vagancia, y se dediquen más al estudio, a ser personas respetuosas de sus padres y de las autoridades, que se desarrollen con un propósito en la vida.
La clave está en enfocar la vida mirando el manual del constructor (la Biblia) y cuando encontramos que El llena nuestro corazón, no hay lugar para tantas cosas daniñas para la salud mental espiritual y física de niños jóvenes o adultos.

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com