14/11/09

Se realizó en Rawson el IV Encuentro Provincial de Pastores

Los días 13 y 14 de noviembre tuvo lugar en Rawson el IV Encuentro Provincial de Pastores donde funcionarios del gobierno compartieron jornadas de trabajo con los pastores de la provincia de Chubut, muchos de ellos nucleados en sus consejos pastorales en cada ciudad y representados por el Consejo Provincial de Pastores.

De Esquel fuimos una representación de la cual tuve el privilegio de integrar. Se compartieron experiencias y líneas de trabajo con funcionarias de la Dirección de adicciones, del Ministerio de la Familia, y también con el área de Medio ambiente.

Fundamentalmente fueron días de compartir estas vivencias y de fortalecer la comunión entre los siervos de Dios de tan variados lugares como Paso de Indios, El Maitén, y de las ciudades más grandes de la provincia, variados ministerios, diferentes denominaciones pero en un solo espíritu donde tuvo el primer lugar el Espíritu Santo.

Nos alojamos en el Centro de Retiros Espirituales de la Iglesia Católica actuamente administrado o alquilado por el Ministerio de Gobierno y Justicia. Allí tuvimos hermosos tiempos de alabanza y de ministración de la Palabra. Una gloriosa y fuerte Presencia de Dios nos estuvo ministrando, fortaleciendo, quebrantando, animando y desafiando.


NO HAY QUE PERDER LA CONFIANZA

El viernes por la noche ministró la Palabra el predicador chileno itinerante radicado en Comodoro Rivadavia, Mario Toloza. Basado en Hebreos 10.35, nos habló acerca de la confianza.

Nos dijo que Dios siempre se valió de hombres imperfectos para alcanzar sus objetivos. A Dios Noé le falló, Sansón le falló, Salomón le falló, David le falló, pero ellos nunca perdieron la confianza en Dios. Por eso, el fracaso no existe para los vencedores, sólo existe cuando uno se da por vencido.

"¿Quién dijo que tenemos que hacer todo bien?"
dijo el predicador. Cuando uno pierde la confianza y comienza a echarle la culpa a los demás, fracasa. Por eso hay que olvidar los errores, planear la victoria, no llorar sobre la leche derramada, no estar atado al pasado ni recoger la basura que se llevó el basurero.

La oveja perdida, la moneda perdida, el hijo pródigo, todos ellos se volvieron a encontrar. Pero si la sal pierde su sabor: ¿Con qué será salada? No hay que perder la confianza.

Los hombres que sigan confiando en Dios, serán amigos de Dios. No hay que perder la confianza.

Saber que las puertas del éxito giran sobre las bisagras de la oposición. No hay que perder nunca la confianza.



SEÑOR AVIVA TU OBRA EN MEDIO DE LOS TIEMPOS

El sábado por la mañana nos ministró la Palabra el Pastor Benjamín Alvarado, de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera de Comodoro Rivadavia. Vicepresidente del Consejo de Pastores.

Basado en Habacuc 3: 1-2 y 17-19 nos dijo que Habacuc significa "abrazando para abrazar". Habacuc era un hombre efusivo, emocional y él tenía esa actitud de dolor,de angustia. David Wilkerson dice que la Iglesia tiene que gemir en este tiempo. Habacuc sufre por las injusticias sociales; la justicia no es justicia. Se angustiaba por la injusticia, por los vicios, por la violencia, por el enriquecimiento ilícito. Parece que el profeta viviera en Argentina...

Y se venía el juicio, venía una potencia extranjera, -Babilonia- que iba a barrer con Israel. Argentina está jugando tiemnpo de descuento. ¿No será que Dios nos está dando la última oportunidad?

Si es así, ¡Yo no me la quiero perder! Siginiot es un sustantivo que tiene la connotación de oda o canción que mira y contempla en actitud fuera de sí. El profeta pide que Dios por favor, haga algo.

Dios está esperando que tengamos hambre de Él.Habacuc comienza a decir: "¡Aviva tu obra!" La Iglesia no ha muerto, está viva y tiene que volver a la vida abundante con la que nació.

¡Hoy queremos el Avivamiento! ¡He oído tu palabra y temí!

La Palabra de Dios tiene que ser tu rhema. El Espíritu Santo te va a hablar a vos, no necesitás esperar profetas de afuera. Aquí hay dos actitudes: orgullo que no es lo que queremos, y "el justo por la fe vivirá".

DIOS VA A HACER ALGO, PASE LO QUE PASE.

Esta fue aunque no textualmente en un 100%, la Palabra impartida por el Pastor Alvarado y ahí fue cuando la Presencia de Dios nos llevó a un profundo quebrantamiento y nos tiramos al piso a clamar por un Avivamiento.

Estábamos llorando allí y el Espíritu Santo ministrándonos, luego todo el aire se llenó de la Presencia dulce y amorosa del Señor.

Volvimos a nuestros lugares súperbendecidos, animados, equipados para continuar la obra que el Señor nos encargó con una expectativa tremenda por el Avivamiento que se viene.

Cuando la noche más oscura está es porque se acerca el día.

EB

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com