19/5/09

Hermosa la herencia que nos ha tocado


"Tú, Señor, eres mi porción y mi copa;
eres tú quien ha afirmado mi suerte.
Bellos lugares me han tocado en suerte;
¡preciosa herencia me ha correspondido!

Bendeciré al Señor que me aconseja;
aun de noche me reprende mi
conciencia.
Siempre tengo presente al Señor;
con él a mi derecha, nada me hará
caer.

Por eso mi corazón se alegra,
y se regocijan mis entrañas;
todo mi ser se llena de confianza;
mi cuerpo también vivirá en esperanza.
No dejarás que mi vida termine en el
sepulcro;
no permitirás que sufra corrupción tu
siervo fiel.
Me has dado a conocer la senda de la
vida;
me llenarás de alegría en tu presencia,
y de dicha eterna a tu derecha."


Salmo 16:5-11 (NVI)

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com