26/8/08

La incomprensible y despreciable muerte

¿Cómo entender la muerte de un ser querido? ¿Se "entiende" la muerte? Hace unos días, ni siquiera dos semanas, una de nuestras alumnas de Escuela Bíblica "perdió" a su papá. De un día para otro, repentinamente. No hubo preparación como cuando un ser querido enferma y de alguna manera la familia se prepara para lo inminente. Un derrame cerebral fulminante que quizás pudo no haber sido fulminante si se trataba a tiempo, arrancó una persona de tan sólo 39 años del seno de su hogar.
Hogar donde cada cosa recuerda a quien no está: las fotos, la ropa, la cama, el sillón donde se sentaba, sus pertenencias, etc.
¿Qué versículo viene al caso? ¿Qué "Palabra" o "consejo" le podemos dar a una niñita de tan sólo 10 años de edad? Si nosotros no entendemos, no podemos vencer la resistencia innata a la muerte, ¿qué podríamos esperar de ella? ¿Que "acepte" la voluntad de Dios?
La muerte no estaba en los planes originales de Dios, El solamente planificó VIDA en todo sentido para nosotros. Pero lamentablemente, el pecado que se originó con la rebeldía de los ángeles "caídos" y luego, como consecuencia de esto, en la desobediencia del hombre, trajo por resultado la muerte. Por un hombre, (Adán) dice la Biblia, entró la muerte. También dice que la paga o salario del pecado es LA MUERTE.
Pero ¡Gloria a Dios! Que el regalo de Jesucristo es VIDA y VIDA EN ABUNDANCIA, vida eterna. Pero, claro, esto para mí, pienso en voz alta, o para el adulto que lee, es una tranquilidad.
Pero, sigo preguntando: ¿Cómo explicarle a una niña cristiana que está triste, enojada, confundida, deprimida, acerca de la partida de su padre? ¿Alguien podría acercar un consejo? ¿Hay alguien por ahí que pueda compartir una experiencia que nos resulte útil?

Llora niña, llora tu pena,
Derrama tus lágrimas
Hasta que no quieras hacerlo.
Grita, grita hacia el cielo
Tu dolor.
Sigue llorando no importa
lo que digan, tu corazón está partido.
Y mira, mira dónde van tus lágrimas agridulces...
Entran en la redoma que en sus manos tiene el Maestro.
El tiene cuidado de ti
Su consuelo en un abrazo lleno de luz
Te rodee y te levante como varona de Dios.
Tu tristeza se convertirá en alegría,
Tus lágrimas El cambiará en risas.
Y tu dolor ya nunca más será.

"Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? (1a. Corintios.15:55).
"DE LA MANO DEL SEOL LOS REDIMIRE, LOS LIBRARE DE LA MUERTE. OH MUERTE, YO SERE TU MUERTE, Y SERE TU DESTRUCCION, OH SEOL, LA COMPASION SERA ESCONDIDA DE MI VISTA" (Oseas 13:15)

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com