13/7/08

Vino, café... o Jesucristo

Días atras circuló una noticia que daba cuenta que en cierta ciudad patagónica, madres y policías se aliaban para esperar a los jóvenes a las salidas de los boliches. No tendría nada de raro si no vemos "el detalle que faltaba" como decía un humorista argentino: esperaban a los chicos con termos de café para "desalcoholizarlos" y acompañarlos de regreso a sus domicilios. ¿Cuál es el mensaje? Aunque no escrito, es una manera de decir: "Muchachos, chicas, vayan al boliche, tengan juerga, tomen, emborráchense, que a la salida les daremos un cafecito, los abrigaremos, y llevaremos a la camita caliente.... (de esta manera evitamos destrozos, accidentes, detenciones y eventualmente alguna muerte por peleas callejeras con arma blanca y esas cosas...)" como cientos de veces ya ha ocurrido y dan cuenta los diarios.

Por otra parte, en un reciente programa de televisión que se emite los sábados por el Canal 7 de Buenos Aires y conducido por el honorable Víctor Hugo, "La segunda argentina", chicos de un colegio compartían acerca de la campaña que llevan adelante que afirma que es posible divertirse sin alcohol. Una de las jóvenes comentaba acerca de otra propuesta de una institución que trata de bajar la cantidad de accidentes de tránsito, donde premian a los jóvenes que salen de los boliches con un índice de alcoholemia -5 o si es posible de 0. Manifestaba esta joven su desacuerdo acerca de dar premios por no emborracharse, cuando cada uno debería cuidar su cuerpo, cuidar su vida sin más premio que una buena salud y la propia vida.

¡Qué contraste entre la idea patagónica y la de los porteños! Si de verdad reconociéramos a los jóvenes el derecho de expresarse con libertad acerca de sus problemas, pero a la vez otorgarle parámetros para una buena calidad de vida, quizás nos sorprenderíamos al escuchar de boca de ellos mismos su desacuerdo con los mensajes y verdades a medias (mentiras) con que se los bombardea desde los medios a través de la publicidad y desde la sociedad misma en muchas circunstancias. Qué bueno escucharlos sin presión alguna que no es necesario emborracharse para "ser más macho", "llamar la atención", o "hacer lo que no se animan a hacer estando sobrios", o para poder relacionarse con la persona del sexo opuesto que les gusta.

Mejor aún saber que son muchos más los jóvenes que se quedan en sus casas o en el ambiente familiar sin necesidad de buscar una noche de juerga y desenfreno para tener un poco de "diversión" con todas las consecuencias que después les sobrevienen: a los primeros ciertamente que van a fortalecer sus lazos familiares y van a disfrutar de la contención de sus padres y amigos, salud, tranquilidad, por citar algunos beneficios; a los segundos: enfermedades, sexo irresponsable y fuera de tiempo, embarazos no deseados, abortos, accidentes, pérdidas, muerte, amargura, tristeza, remordimiento... Unos y otros dignos de la misericordia y del amor de Dios quien envió a su Hijo Jesucristo para que toda persona que cree en El no se pierda, sino que tenga vida eterna. No importa la edad que tengas, nunca es tarde para venir a Cristo. Bien dice la Biblia que el mundo pasa, y sus deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

No dejes pasar ninguna oportunidad de Dios mientras vivas. Si tenés alguna dificultad o problema con alguno de estos temas aquí mencionados, no dudes en buscar ayuda.
Nosotros estamos listos para ayudarte. Si Cristo te llena no necesitarás ninguna cerveza, vino o sustancia alguna para ser más valiente o divertirte. El es más que suficiente. Llamanos o escribí un mensaje, tendrás respuesta.

1 comentario:

el eze dijo...

Q BUENO TAMBIÉN ES QUE EXISTAMOS JÓVENES DISTINTOS, Y USTEDES CON ESTE RINCÓN DE LUZ.
CADA SÁBADO EN CONCORDIA EN LA CONGREGACIÓN A LA QUE ASISTO, SE REÚNEN 350 JOVENES APROXIMADAMENTE... LO SORPRENDENTE ES QUE ESE NUMERO VA EN ASCENSO VERTIGINOSAMENTE.
MUCHOS ABRAZOS Y... "fimes y adelante"

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com