21/1/09

Preparados para alcanzar las promesas de Dios.

Leyendo el pasaje de Josué capítulo 1, podemos ver que cuando Dios llamó a Josué para tomar la Tierra Prometida, le ofrece la garantía de que no lo haría sólo, sino que Él jamas lo dejaría.
La conquista, el avance, el crecimiento, no lo lograría sólo, sino que todo el pueblo debía tomar el compromiso.

Juntos debían:
- Esforzarse y ser valientes.
- Meditar cada día en la Palabra de Dios.
- Prepararse, ya que no tendrían la provisión del maná, sino que dederían hacer sus propias provisiones.
Además, aquellos que ya estaban en su lugar prometido, debían salir a conquistar con el resto del pueblo, mostrando unidad y colaboración.

Para llevar adelante la Gran Comisión aplicando el Gran Mandamiento, debemos ser uno.

Josué nos enseña que:
*Debemos conocer a Dios y sus caminos.
*Esperar en Dios, en su favor, en su cuidado.
*Conocer su Palabra, meditando en ella.
*Descansar en sus promesas.
*Buscar a Dios en oración cada vez que tenemos que tomar una decisión.
*Aplicar la Palabra de Dios en toda nuestra vida.
*Dar a conocer a otros lo que Dios hizo por nosotros.
*Sentirnos parte de un cuerpo, para avanzar en unidad y conquistar los desafíos que Dios nos pone por delante.

Clamar con la confianza que Dios responde.(Jeremías 33:3)

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com