25/1/09

Llamados para ser santos

La Palabra de Dios declara:"Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios." (Mateo 5.8)
Tambièn dice: "Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación y como fin, la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro".(Romanos 6.22-23).

Josué 24.14-28
El Señor te sacó de Egipto para que le sirvas. Egipto era esclavitud, sufrimiento, ataduras, falta de prosperidad, desnutrición espiritual. El te sacó de ahí para que le sirvas en temor y reverencia, en santidad. La única opción para tu vida es servir a Dios, consagrarte a El, no hay una segunda opción.
Fuimos llamados a ser santos como El es santo. Antes de conocer a Cristo hacíamos todo lo malo que deseábamos pero ahora obedecemos a Dios como buenos hijos.
Debemos crecer en santidad, no alcanza sólo con conocer la Palabra, y si no la conoces, ni hablar.
Necesitas conocer la Palabra de Dios lo suficientemente bien como para aplicarla a los distintas situaciones de tu vida. Dios promete que este tipo de fidelidad a su Palabra traerá consigo una vida de éxito y próspera.

Algunos buenos consejos para tu vida:
- Practica con regularidad la meditación y memorización de pasajes de la Escritura. Entonces toma la determinación de antemano cómo los pondrás en práctica. Estas promesas aseguran el éxito. (Josué 1.7-8)
-Identifica los hechos importantes en tu desarrollo espiritual. Es bueno llevar un cuaderno anotando tus experiencias de Dios y contarlas a otros para instruir y alentar. (Josué 4:4-7)
- Lo mismo que el pueblo de Dios recibió la circuncisión como una señal, recibe el bautismo. Repasa el significado y los beneficios del bautismo, conoce que esta es una clave para tener la victoria espiritual. (Colosenses 2.11-15)
- Incorpora la lectura regular de la Escritura como parte de la devoción personal y colectiva; en la familia, en tu grupo de discipulado o liderazgo. (Josué 8.34-35)
1a. Pedro 1.2-21.

Esteban Blanco

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com