11/11/08

Una prueba difìcil


El domingo a las 20.05 nuestra hijita Jemima Victoria dejò de respirar, su corazòn dijo "ebenezer, hasta aquì nos ayudò el Señor...".
Hemos escrito al respecto en http://jemimavictoria.blogspot.com

Es una prueba difìcil porque Jemima nos daba amor, dulzura, nos dio la oportunidad de amarla, conocerla, hablarle de Jesùs y demostrarle su amor en el dìa a dìa.
La casa està llena de muestras del paso de Jemi por nuestras vidas: fotos, làminas, carteles, muñecos de peluche, la cuna, el aspirador, el sillòn de ruedas, etc. etc.

Levantarnos por la mañana y sòlo quedarnos con el recuerdo. Ella no està.
Estar trabajando en el jardìn con mi esposa y mi mamà minutos antes de la llegada de otros dos hijos desde Mendoza, y tener de repente la sensaciòn de haber dejado a Jemima dentro de la casa...

El lunes a las 11 nos despedimos de Jemi. Nos acompañaron pastores, la iglesia cristiana de Esquel dijo presente, compañeros de trabajo de la Universidad Nacional de la Patagonia, compañeros maestros de la Escuela 112, vecinos y amigos.

Estamos pasando por esta separaciòn pero agradecidos a Dios por la vida de Jemima, por la contenciòn y el amor de toda una comunidad, la solidaridad, el respeto y la consideraciòn.

Una palabra que compartiò el pastor Walter Dell nos llegò mucho, basado en aquella mujer que rompiò el frasco de alabastro de perfume muy caro y lo derramò a los pies de Jesùs en adoraciòn.

Horas invertidas para la Eternidad, en la vida de Jemi. Un desperdicio dirìan los Judas, una obra hecha a uno de estos pequeñitos, que recibiò el Señor como un perfume muy agradable, de acuerdo a esta Palabra.

Jemima se nos adelantò quièn sabe cuànto tiempo, en irse primero que nosotros a la verdadera patria nuestra, la Patria Celestial.

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com