30/11/08

El deseo del corazòn de Dios

Perdonar como Cristo nos perdonò

En la oraciòn que detalladamente podemos leer en el Evangelio de Juan en el capìtulo 17, Jesùs ruega al Padre por los discìpulos y por nosotros, que en este siglo 21 tambièn seguimos sus pisadas.

El mundo creerà cuando seamos uno. Cuando se manifieste esa unidad de corazòn, de mente y de espìritu que se hizo notable y tremendamente real en los primeros inicios de la Iglesia de Cristo allà por Hechos capìtulo 2 y adyacencias.

Es un ruego de Jesùs. Es el deseo del corazòn de Dios que seamos uno.Diferentes pero semejantes en Cristo. Conservando la individualidad de caràcter, personalidad, rasgos, cultura, pero unànimes en perseguir el objetivo que en el cumplimiento y desarrollo de la Gran comisiòn nos dejò Cristo.

En este contexto el mandamiento de Deuteronomio capìtulo 6 versìculo 5 que Jesùs citò como el màs importante y el otro, semejante a èste, siendo el primero "Amaràs al Señor tu Dios con todo tu corazòn, con toda tu alma y con toda tu mente..." "Y a tu pròjimo (pròximo) como a ti mismo", dijo nuestro Señor que en estos se resume la Ley y los profetas.

El Evangelio pierde valor si no amamos de corazòn a Dios. Si decimos que le amamos a El, entonces amamos a nuestros hermanos. Si no somos capaces de amarnos de verdad, perdonàndonos las ofensas unos a otros asì como Cristo nos perdonò a nosotros, nos convertimos en unos excelentes religiosos.

Manteniendo las costumbres, con la corbata bien planchada (no se ofendan los que usan corbatas que a mì tambièn me gustan, lo que no me gusta es el acartonamiento que a veces parecen transmitir) ignorando a los Abeles heridos...

Entonces el Evangelio se hace nulo. Los cristianos nos transformamos en una lata que produce ruido, de nada vale nada si no tengo amor.

Que bueno que hoy Dios està levantando una Iglesia que sabe amar, que sabe perdonar como Cristo y que cada vez màs mostrarà como en un espejo, reflejando, la imagen misma de Dios completo y trino. Glorioso y Misericordioso, Justo y Santo.

Entonces toda la tierra serà llena del conocimiento de Dios.

Esteban Blanco

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com