3/11/08

Los miembros del cuerpo


La Biblia dice que la Iglesia de Jesucristo, somos un cuerpo donde Cristo es la cabeza. Cada uno de los redimidos somos miembros de ese cuerpo. Cada miembro necesita de otro miembro para funcionar, para subsistir, y en esa armonìa y funcionalidad, es irònico pensar que alguno de los miembros del cuerpo quiera irse fuera de èl, porque afectarìa dolorosamente al resto del cuerpo al ser autoamputado y finalmente moriría.

Cristo dijo, cuando se manifestò como la vid verdadera: "Sin mì, nada pueden hacer..." Un miembro fuera del cuerpo no recibirà ni obedecerà las directivas del cerebro ni recibirà la sangre que le darà vida.

Los miembros nos necesitamos unos a otros...

Cada òrgano o miembro tiene alguna funciòn en la que se destacarà, y ningún miembro puede pretender, envidiar o querer los dones, ministerios o cualidades de otro miembro diferente del cuerpo.

Cada cosa en su lugar. Cada miembro donde corresponde y en su funcionalidad. La oreja aloja al oìdo, con él escuchamos todos los sonidos que se nos es permitido. Los ojos nos permiten ver el camino por donde debemos andar, los pies nos llevan por allì, nos trasladan y ellos no pueden hacer lo que le corresponde a la lengua.

Cristo està trabajando, edificando el Cuerpo, su Iglesia, se la presentarà a sí mismo sin mancha,ni arruga ni cosa semejante, una Iglesia gloriosa, santa y pura, lista para desposarse con su Amado.

Allì estamos,de allì no nos saldremos.

Nos necesitamos.

Nos cuidamos y nos queremos.


Gloria a Dios por esto.

Consulta bíblica: Primera Corintios capítulo 12, versículos 12 al 28; Romanos capìtulo 12 versìculos 4 al 8; Juan capítulo 15 versículos 1 al 8; Efesios capítulo 5 versículo 23 y 27; Colosenses capítulo 1, versículo 18.

Esteban Blanco

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com