17/10/13

Los campos están blancos para la cosecha

Estamos en el último día de los 40 días de Oración, Ayuno y Renovación Personal 2013, un hermoso tiempo de Dios donde el Espíritu Santo ha avivado el fuego en nuestros corazones y cada hermano, cada hermana ha estado volcando su corazón en clamor e intercesión por los perdidos.

Cada cristiano ha estado ayunando y orando. Cada discípulo salió a buscar discípulos. Trabajo de preparar la tierra, arar, sembrar, regar, quitar las espinas de los argumentos que se levantan contra el conocimiento de Cristo.

El que siembra espera la cosecha y vela por el cuidado de la siembra. Lágrimas riegan la tierra en este andar;  mas el final es un final de gozo trayendo las gavillas.

El viernes 11 la violencia y la tragedia hizo foco en varios puntos de la geografía argentina. Anteriormente, la presidente fue internada y operada de urgencia. El gobernador de La Rioja sufrió un accidente y aún no superó  el trance.

Estas cosas han sucedido dentro de los 40 días en que la Iglesia de Cristo en Argentina ora y ayuna; no han sido casuales, el enemigo de nuestras vidas anda como león rugiente buscando a quien devorar. Lo resistimos en el Nombre sobre todo nombre y declaramos que Jesús, el Pan de Vida que descendió del cielo viene para dar VIDA, Y VIDA ABUNDANTE.

Los campos están listos para la cosecha. ¿Dónde están los cosechadores? ¿Quién irá? Mucho es el trabajo que hay y aún mayor el que se viene. Roguemos al Señor de la mies que envíe obreros. "Envíame a mí, aquí estoy dispuesto". ¿Quién irá? Yo iré Señor.

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com