23/7/11

Cómo actúa la fe

"Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo". (Romanos 10.17).

Fe significa confianza. Confianza en una persona. En este caso hablamos de la Fe en Dios, de la confianza en Dios.

Ninguna persona llega a esta Fe, al menos que lea la Biblia o alguien le transmita el mensaje de salvación, el mensaje de la Palabra de Dios. Creo que todos los que estamos aquí reunidos estamos en esta Fe porque alguien nos habló de Cristo o alguien nos predicó el Evangelio; Dios usó alguna persona para que oigamos la Palabra de Dios.

La Fe en Dios viene por el oír el mensaje de Dios.¿Cuál es ese mensaje? Es el Evangelio, o se puede decir también: "Buenas noticias". Dios tiene buenas noticias para cada persona.

Este es el mensaje que predicamos:
1) Cristo vino al mundo en carne (Isaías 9.6; Juan 3.16).
2) Murió cargando con los pecados de la humanidad. (1a. Corintios 15.3)
3) Resucitó. (1a. Corintios 15.4)
4) Ascendió al cielo. (Lucas 24.50-51)
5) Regresará nuevamente. (1a. Tesalonicenses 4.16-17)

Dios te llamó por medio de la Palabra y a través de ésta nació en tu corazón la Fe en Cristo. La Palabra de Dios que él envió hará su trabajo en tu vida, no volverá vacía, hará el trabajo que Dios determinó que haga.

La Palabra de Dios, inspirada por el Espíritu Santo, es el único medido verdadero para transformar el corazón humano. Tu corazón. La salvación por la fe que predicamos, es un acontecimiento único, mientras que la renovación de la mente por la Palabra, es un proceso continuo.

Aceptaste a Jesucristo como tu Señor y Salvador, ahí Dios anotó tu nombre en los registros celestiales. Ya eres salvo.

Ahí también comenzó un proceso de transformación del corazón, de la mente, Dios quiere cambiarte y hacerte otra persona, una persona que irradie a Cristo, transformada en santidad, radicalmente diferente de la gente del mundo que no conoce a Cristo.

¿Quieres colaborar en este proceso en el cual actúa la Fe?

Tienes que zambullirte en la Palabra, estudiarla, leerla, escucharla, meditar en ella cada día. Ahí está la clave para mantener una estrecha e íntima comunión con Dios, un contacto personal con el Espíritu Santo.

Tienes que ser constante en el estudio de la Palabra. Tu fe crecerá en la medida que te alimentes de la Palabra de Dios. Tienes que dejar que la Palabra de Dios y el Espíritu Santo transformen radicalmente tu manera de pensar.
Tienes que renovar tu mente con la Palabra.

Así también podrás levantar las manos caídas y las rodillas paralizadas y caminar en Fe por el camino recto, sin tropezar ni caerte. (Hebreos 12.12-13).

EB

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com