27/9/08

Lo que hay debajo de la capucha

Caminando por las calles de Montevideo, encontrè un pliego de "Còdigo V". Transcribo su editorial que me parece muy interesante:

"¿Què hay debajo de esa capucha?"

"¡...Què tiempos estamos viviendo! No cabe duda que la violencia en la familia es la base de tanto vandalismo en la sociedad. Lo que màs nos preocupa es la soledad de los màs vulnerables, la falta de afecto natural por parte de los padres, que hace que muchos niños, adolescentes y jòvenes, se coloquen una "capucha" y salgan a cometer actos inhumanos.
"No podemos dejar de considerar importantes las declaraciones de la Ministra del interior Daisy Tournè, tocante al tema.
"En una nota publicada en el diario El Paìs comentò: "...que las dificultades de convivencia social entre adultos y la falta de controles de los padres sobre sus hijos son algunas causas de la violencia en la sociedad."
"Por otra parte, Luis Bibbò, director del Instituto Nacional de Criminologìa, declarò tambièn al mismo diario que: "ni la pobreza ni la droga por sì solas, expllican el delito y la violencia". Haciendo alusiòn a un problema màs grave que hay de fondo: los lazos sociales estàn muy dèbiles y ha cambiado el valor de la instituciòn familiar.
"En la Ong ESALCU, tratamos a diario con el sufrimiento, la soledad y la falta de amor, recibiendo en nuestras comunidades a personas en situaciòn de calle, hombres y mujeres inmersos en la droga, el alcohol, la prostituciòn y otras indefensiones adquiridas. Todos tienen algo en comùn: cuando escarbamos en el corazòn, hay soledad, angustia y desesperanza.
"En la mayorìa de los casos, no han sido queridos, amados, aceptados y valorados.
"En otros, se les dio todo lo material y aùn el mejor colegio, sòlo les faltò lo màs importante: que sus padres les dijeran "te amo, hijo" y lo expresaran con un abrazo.
"En la ciudad de Tacuarembò, un chico que conociò a su papà despuès de mucho tiempo, nos contò: "Mi mamà recibìa muchos hombres, y tuvo hijos de varios. Yo era el màs chico, y uno màs en la casa."
"Este chico con 16 años de edad tenìa un papà de 82 y una mamà de 50. desde los 4 años andaba solo..."Yo no le importaba a mi mamà, le daba lo mismo que estè en la calle o en casa, nunca se preocupò por mì."
"Asì fue como desde los 14 años comenzò a alcoholizarse, despuès probò la marihuana, el cemento, la cocaìna y por ùltimo la pasta base.
"Cuando tenìa 17 años descubriò un centro de umbanda donde le daban alcohol y pensò: "Bueno... voy a ser umbandista porque acà me dan de tomar." El pai, le pagaba para tener relaciones sexuales con èl y este muchacho vio en eso una oportunidad para ganar dinero; lo que no sabìa es que tiempo despuès el pai le pagarìa, para que vaya al cementerio y robe huesos humanos, pidièndole especialmente los cràneos "para sus trabajos". Este jovencito salìa solo, con un serrucho de zapallo en las manos, rumbo a los nichos.
"Hace dos meses y medio que està en la comunidad de Tacuarembò, ya no se alcoholiza ni se droga. "Ahora tengo una familia y gente que me ama. Jorge Cardozo (el encargado) para mì, es mi papà y Vilma (su esposa) es mi mamá." Al escuchar esto, los encargados lloraban de emociòn...
"Toda esta problemàtica no la vamos a resolver con leyes ni escuela "laica, gratuita y obligatoria".
"Es en el nùcleo familiar bien constituido donde los niños deberìan aprender a convivir pacìficamente, siguiendo el ejemplo de sus padres, y anhelando en el futuro ser iguales o mejores que ellos.
"Nos estàn faltando polìticas de Estado para la defensa de la familia. abramos los ojos, a esta altura, "el discurso", el color y el partido es lo que menos importa, necesitamos polìticos que defiendan la familia y no que atenten contra ella."

Firmado por
Gustavo Silveyra
Director de Còdigo V, setiembre de 2008

En la Repùblica Oriental del Uruguay, por lo menos en Montevideo, 5000 adolescentes se embarazan por año. El 25% de ellas antes de los 18 años se embaraza nuevamente, una gran parte de estas chicas deja la escuela, por verguenza. La informaciòn no dice nada acerca de los miles de abortos que se hacen por año. Ademàs ha aumentado la cantidad de nacimientos de niños enfermos de sìfilis. Mientras tanto el gobierno (igual que en Argentina) sigue con la cantinela que lo màs seguro frente a las ETS son los preservativos, por lo tanto procuran que estèn accesibles en baños, lugares pùblicos, etc., para que nadie tenga impedimento alguno de tener estos adminìculos sin pasar verguenza.
¿Y por casa, còmo andamos?
¿Para reflexionar, no...?

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com