28/12/11

El tiempo es corto

El tiempo es corto... "los días son malos", las características de los hombres perversos de esta generación, descriptas en Romanos capítulo 1 están a la vista de todos.

El apóstol Pablo escribiendo a Timoteo, en la segunda carta, en el capítulo 3 también da algunas cualidades de estas personas que niegan a Cristo, los impíos.

Como en los días de Noé, viviendo un estilo de vida totalmente alejado de Dios, sin virtud alguna para destacar, pero con una lista larga de vicios que no sólo los practican sino que hay quienes se alegran en comentarlos y difundirlos, mientras que por otro lado, nosotros como hijos de Dios, ni siquiera los podemos comentar porque no edifican, "casándose y dándose en casamiento", pero en aquella oportunidad no entendieron hasta que llegó el diluvio y se los llevó a todos.

Embriagándose, de farra, de fiesta en fiesta, "todo está bien" dicen en el saludo pero por dentro las entrañas se les retuercen de dolor por el pecado, no para arrepentimiento, sino de los dolores de las aflicciones, depresiones, pensamientos suicidas, pensamientos violentos, dispuestos a hacer el mal en la primera oportunidad, lo que venga a mano...

Lo triste es que este espíritu inmundo ha penetrado en la Iglesia de Cristo, o mejor dicho, entre los que son de Cristo, trayendo apatía, iindiferencia, dureza de corazón, falta de búsqueda de la Presencia de Dios, falta de servicio, falta de amor y de compromiso y cuando no, apostasía.

Pero la Palabra de Dios declara que la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Dios así como las aguas cubren el mar, y que la gloria última en la Iglesia será mayor que la gloria primera, creemos eso.

Cristo no vendrá a buscar una novia imperfecta, desamorada, con sus vestiduras impresentables, sino una novia perfecta, pura, santa, enamorada del Señor.

Un Avivamiento Final que la prepare para esa hora...¿será lo que está por venir?

No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com