4/6/16

Subiste a lo alto y tomaste dones para los hombres


Dios ha colocado en cada uno de nosotros un tremendo potencial para ser desarrollado en sus diseños divinos.

He visto estos días cosas que me han sorprendido gratamente, que son producto del desarrollo de ese potencial. Personas que tienen proyectos para la ciudad, para mejorar –por ejemplo- el tránsito por sus calles, otros que proyectan mejoras en la educación, personas que han llevado adelante ideas, que concretaron ideas, por ejemplo vi un  invernáculo construido con materiales de desecho, neumáticos usados, botellas descartables descartadas y dentro de ese invernáculo ubicado en la zona de la estepa pero dentro de Esquel, tomates cherry, plantas aromáticas, una enorme planta de alóe vera, etcétera.

Veo gente que Dios ha dotado de dones y talentos artísticos, para servirle con diversos instrumentos no sólo tocando sino también componiendo, a algunos de ellos también los ha dotado de una voz especial para cantar y de condiciones para entonar bien y para ayudar al pueblo de Dios en la adoración.

Veo mujeres a quienes el Señor les ha dado cualidades especiales para crear diseños para la ropa, para tejer, para hacer ropa, etc. Hay gente que tiene una gran facilidad para el dibujo, la pintura hoy también el diseño que se trabaja con programas de computación, y así encontramos también personas que tienen talentos para los negocios, y son exitosos en la compra y en la venta para prosperar.


Podríamos quizás estar todo el día enumerando y contando del poderoso potencial que Dios ha colocado en las personas, hayan reconocido a Cristo o no, Dios ha dotado a cada criatura de dones y talentos para ser desarrollados en beneficio de la comunidad y para la gloria de Dios.

Salmo 68.18 declara la Palabra de Dios:
Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad, tomaste dones para los hombres,  y también para los rebeldes, para que habite entre ellos JAH Dios.”

Así que el Señor Jesucristo cuando ascendió a los cielos luego de haber muerto y resucitado, tomó dones para los hombres, para darle a sus hijos y para dar también a los rebeldes.

Lo hizo con un propósito: QUE HABITE ENTRE NOSOTROS JEHOVA DIOS.
¿Te das cuenta querido hermano de lo que estamos declarando y de lo que Dios está revelándonos en este día?

DIOS QUIERE HABITAR ENTRE NOSOTROS. No se trata de venir un rato, no se trata de una visita, se trata de una permanencia, de una relación de amistad, de amor, de adoración, de estar habitando El entre nosotros.

Al ascender el Hijo de Dios antes de ser ocultado por las nubes, ante los ojos de sus discípulos, el mayor don para sus hijos prometió: la promesa o el don del bautismo del Espíritu Santo.

En ese plan divino, entre los mayores dones están los apóstoles, pastores, profetas, evangelistas, maestros, establecidos con el fin de edificar su Iglesia.

Y las habilidades y destrezas que cada persona tiene y  que ha podido descubrir y desarrollar y las que aún no ha podido descubrir y hacer producir.

No digas no puedo, no digas no sirvo, porque puedes, porque eres útil, porque Dios te ha dotado de dones, de talentos, de habilidades y destrezas que te hacen una persona única, especial e irrepetible.

Al estar Dios habitando en tu vida, al estar habitando en tu hogar en todo tiempo y circunstancia, al estar su Presencia, no se verá otra cosa que una persona diligente, dispuesta, proactiva, no perezosa, trabajadora, servicial, por lo tanto una persona alegre, que puede sonreír aún en medio de las más diversas y duras circunstancias que pueda transitar.

Los dones que Dios te ha dado son parte de ese potencial poderoso que tiene cada argentino para levantar este país y para producir en beneficio propio, en beneficio de tu familia, de la Iglesia y de toda la comunidad.

Porque al fin y al cabo el propósito de Dios es que te ha creado para que le adores.

Efesios 1. 5- 12
“En amor nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad, para alabanza de su gloriosa gracia, que nos concedió en su Amado. En él tenemos la redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados, conforme a las riquezas de la gracia que Dios nos dio en abundancia con toda sabiduría y entendimiento.  Él nos hizo conocer el misterio de su voluntad conforme al buen propósito que de antemano estableció en Cristo, para llevarlo a cabo cuando se cumpliera el tiempo: reunir en él todas las cosas, tanto las del cielo como las de la tierra.
En Cristo también fuimos hechos herederos, pues fuimos predestinados según el plan de aquel que hace todas las cosas conforme al designio de su voluntad,  a fin de que nosotros, que ya hemos puesto nuestra esperanza en Cristo, seamos para alabanza de su gloria.”

POR LO TANTO CONSAGREMOSNO A EL, APARTADOS DEL PECADO Y DE LA MUNDANALIDAD, DE LA FRIVOLIDAD Y LA LIVIANDAD, APARTADOS PARA SERVIR A DIOS CON LOS DONES QUE EL NOS HA OTORGADO, EN ADORACION PERMANENTE LAS 24 HORAS DEL DIA LOS 7 DIAS DE LA SEMANA.


No hay comentarios:

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com